NO DEJAR PASAR LAS OPORTUNIDADES

La obligación de crecer en el rubro inmobiliario

En el Día del Martillero y Corredor Público, este diario dialogó con Diego Zirilli, quien analizó la situación del mercado inmobiliario local. También, habló sobre su evolución profesional.

Diego Zirilli, joven emprendedor, que nos cuentan sus experiencias en este rubro inmobiliario. JOSÉ BERGER Los Zirilli, desde este local forjan gran parte de su vida laboral y social. JOSÉ BERGER Entre los servicios que brinda “Diego Zirilli Inmobiliaria” se  incluyen administraciones, tasaciones, alquileres, ventas y compras de propiedades, desde departamentos, casas, terrenos y campos. JOSÉ BERGER
<
>
Entre los servicios que brinda “Diego Zirilli Inmobiliaria” se incluyen administraciones, tasaciones, alquileres, ventas y compras de propiedades, desde departamentos, casas, terrenos y campos. JOSÉ BERGER

EL DATO:

Atiende de lunes a viernes de 9 a 12.30 y 16 a 19.30; sábados de 9 a 13. Sus teléfonos: 02281-429965/15591326. Email: diegozirilli@hotmail.com.

El sector inmobiliario es un espacio creciente que ofrece múltiples posibilidades de desarrollo. En una de estas ramas están los Martilleros, quienes están capacitados en el aspecto administrativo sobre la venta y subasta de bienes, así como sobre procedimientos de tasación, entre otras operaciones.

En el Día del Martillero y Corredor Público, este diario dialogó con Diego Zirilli, quien se recibió en 2009 y al año emprendió su emprendimiento comercial “Diego Zirilli Inmobiliaria” en la Avenida 25 de Mayo 265, donde atiende todos los asuntos de bienes.

Este joven eligió estudiar esta carrera por la salida laboral. “Como estaba el rubro en ese momento, lo vi como una oportunidad de trabajo”, contó para luego manifestar que se fue a Tandil a estudiar, donde se recibió y aprendió todas las responsabilidades que le corresponden a este tipo de profesionales ya que deben conocer la parte legal, contractual, la venta de bienes públicos, conocer de quiebras y concursos, entre otras.

Sin embargo, costó iniciar su camino ya que en su primer año como agente inmobiliario, el país no pasaba un buen momento y le entraban la duda de lanzarse de forma independiente. “Hablando con algunos colegas, me alentaron a que lo haga porque es una carrera que lleva su tiempo y hay que hacerse conocer”, comentó y agregó que en la actualidad sus servicios incluyen “administraciones, tasaciones, alquileres, ventas y compras de propiedades, desde departamentos, casas, terrenos, campos, entre otros espacios”. También “contamos con remates que lo lleva a cabo mi papá, Jesús, quien está más involucrado al tema de consignaciones”, sostuvo.

En otro orden, Diego se refirió al trabajo en conjunto que desarrolla con su papá Jesús Zirilli desde hace años. A respecto señaló que “él hace bastante tiempo que está en el rubro. Recibe los muebles a consignación para revenderlos” y ganar por ellos ahorrándole el tiempo y el trabajo relacionado con la venta a cambio de una comisión.

“La gente trae cualquier tipo de mueble: antigüedades, aberturas, entre otras, que se deja a consignación y cuando se vende, se avisa y se cobra”, aportó.

Un rubro que “se intenta normalizarse”

Consultado sobre la actualidad de su rubro, Zirilli manifestó que “se intenta normalizarse. Por lo menos a eso apuntan las medidas que está tomando este gobierno, cuyo objetivo es que se reactive el sector”. En ese sentido, “los créditos hipotecarios se están empezando a dar, aunque, hay bancos que son muy exigentes con el tema de los requisitos” y en cuanto al Plan Procrear, todavía no hay muchas novedades, pero probablemente se otorgarán nuevos créditos de los distintos bancos privados, que “estarán subsidiario por el gobierno”.

“Los alquileres siempre están en movimiento”

Más allá de lo que pueda pasar con estos créditos, el primer inconveniente que se presentan son los fondos que se otorgan ya que no alcanzan por los altos valores que tienen en la actualidad los inmuebles. Como consecuencia de esto las ventas no son muchas actualmente en el ámbito local.

“Generalmente, para el tema compra, lo que más se busca es la vivienda típica con dos habitaciones, patio y garaje”, aportó y agregó que estas operaciones se hacen por necesidad ya que “si nos referimos a inversiones están estables y según los índices del gobierno, la construcción mermó en obras por hacer”. Igualmente, la compra de un bien, sigue siendo la mejor oportunidad que se presenta en la actualidad.

A pesar que la compra-venta está atravesando por un panorama inmóvil, “los alquileres siempre están en movimiento porque está difícil la adjudicación de una vivienda propia. Hay familias que necesitan casas o departamentos, como los estudiantes, que eligen la ciudad para estudiar”, describió.

Cualquier problemática que acarrea el rubro son consensuadas en una o dos veces al mes en el Colegio de Martilleros, donde funciona la Comisión del Centro de Martilleros y Corredores Públicos. Allí, “junto con los colegas, nos actualizamos sobre los temas de normas a lo que exige la legislación y lo que dicta el Colegio, como también actualizaciones acerca al mercado inmobiliario”, dijo sobre un rubro que va cambiando las modalidades de operar, exigiendo la capacitación permanente. Además, “en esas reuniones charlamos sobre la actualidad del mercado y vamos viendo que podemos hacer para mejorar nuestra actividad”, expresó.

Sobre el final de la charla, el entrevistado saludó a todos los colegas, clientes, amigos y familia. “A través de esta nota quiero aprovechar la ocasión para agradecer a los clientes por su confianza, que me permite desempeñarme en la actividad y a mí familia -que se incrementó ya que fue papá hace poco-, que siempre están cuando los necesito. Tampoco quiero olvidarme de mis colegas, a quienes les deseo que tengan un feliz día”, concluyó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *