La obra de saneamiento del basural tiene un grado de avance del 80%


Así lo aseguró a este diario Lucas Rey, gerente general de Transportes Malvinas, empresa a cargo de los trabajos que se están ejecutando en el predio. Informó asimismo que “ya se completó la parte de remediación, eso anda en el orden del 95 por ciento de conclusión”. EL TIEMPO recorrió el lugar y la diferencia es notoria frente a lo que hace un tiempo era un basural a cielo abierto. 
EL DATO:
Es la cuarta obra de saneamiento ambiental de un basural de estas características, después de Junín, Balcarce y San Vicente, en la provincia. Además, la empresa Transportes Malvinas no sólo generó el relleno sanitario en Olavarría, sino que actualmente lo gestiona.
A fines de octubre del año pasado se inició el cierre técnico y clausura del basural de Azul, un predio de disposición final de residuos sólidos urbanos que fue creado como relleno sanitario y nunca funcionó como tal.
EL TIEMPO estuvo en el lugar y la diferencia es notoria desde que uno se va acercando. Ya no están las bolsas diseminadas por los alrededores y el olor nauseabundo ya no es tal.
Desde el ingreso al lugar se ve una mayor prolijidad e incluso los caminos para recorrer el lugar están marcados y visibles, y no llenos de basura que era tirada en forma anárquica.
El cambio es radical y en lo que va de este verano no hubo incendios, tan habituales en esta época del año en otras temporadas.
Ni hablar de lo que esto ha significado para los operarios municipales que se desempeñan en el lugar.
Hasta los perros que siempre hubo en el lugar, y siguen estando porque siempre hay algún vecino desaprensivo que los abandona, parecen “más saludables”.
Los vecinos del predio, que se cansaron de padecer el “incorrecto funcionamiento”, por decirlo de alguna, y vivir con humo, olores nauseabundos y resistir al foco de contaminación en que se convirtió este proyecto de relleno sanitario, ahora fueron prudentes y van a esperar a que termine este proceso como para brindar un testimonio de lo que este saneamiento en proceso significó para ellos.
—-
Remediación completada    
Para conocer cómo va el proceso que se inició a fines de octubre de 2017, este medio consultó a Lucas Rey, gerente general de Transportes Malvinas, la empresa que se adjudicó la licitación, que hizo la provincia a través del OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible), con un costo aproximado de 46 millones de pesos.
Aseguró que la obra tiene un grado de avance de entre el 75 y 80 por ciento, estimando que hacia finales de abril podría estar concluida, si el clima acompaña.
Precisó que “ya se completó la parte de remediación, eso anda en el orden del 95 por ciento de conclusión”.
“Eso fue –fundamentalmente- juntar toda la basura que estaba dispersa anárquicamente en todo el predio, y se volvieron a conformar los macizos en cada una las celdas que estaban originalmente proyectadas en el relleno, con compactación y con capas de tierra, tal como las normas de ingeniería ambiental establecen”, explicó el responsable de la empresa a cargo de estos trabajos.
Ahora se encuentran en lo que sería la última etapa de este proceso que contempla además agregar tierra negra como para que empiece a crecer el césped como para completar el saneamiento.
—-
Se están cumpliendo los plazos estimados   
Por otro lado, la celda nueva ya está totalmente conformada y construida y “lo que  estaría faltando, que sería parte del 15 por ciento que resta para finalizar la obra, es la impermeabilización y los caños de conexión con los líquidos lixiviados”.
Rey también aclaró que “los caminos internos ya están en un grado del 80, 90 por ciento de finalización”.
El empresario señaló que “quedarían las obras menores de reparación del alambrado perimetral y algunos otros trabajos”.
De esta manera, el proyecto de saneamiento que comenzó a fines de octubre con un plazo estimado de obra de entre 4 y 6 meses, está prácticamente terminado, habiéndose cumplido con los plazos estipulados.
“Estamos perfectamente dentro de los plazos contractuales”, remarcó el gerente General de Transportes Malvinas.
—-
La OPS controla permanentemente 
Hay que mencionar además que durante el proceso de esta obra de saneamiento, tal como lo estableció el pliego de la licitación, Transporte Malvinas debía hacerse cargo  en forma paralela de recibir y dar un adecuado tratamiento a los residuos que se producen diariamente.
“Nosotros durante la ejecución de la obra nos hacemos cargo inclusive de la gestión diaria de recepción de los residuos”, contó Rey.
Es importante destacar también que mientras se estuvieron haciendo estos trabajos, la OPDS estuvo controlando.
“Se han hecho muestreos, monitoreos y toda una serie de análisis que se van haciendo y se van entregando a la OPDS a medida que va avanzando la obra”, informó el empresario, y precisó que hay inspectores en forma permanente que controlan la obra.
—-
El futuro del predio   
Una vez finalizada la obra, será una decisión política del municipio cómo sigue el  tratamiento de los residuos en Azul.
“Nosotros estamos a disposición de lo que requiera el municipio, pero ya es una decisión que tiene que tomar el municipio, no nos corresponde a nosotros”, señaló respecto al destino de la gestión del predio una vez que concluya el saneamiento.
Al respecto, dijo también que el municipio tiene en agenda ver cómo seguir una vez que concluya esta obra como para poder mantener el lugar en condiciones.
“Sabe que tiene que darle una solución y continuidad una vez terminada la obra”, apuntó.
Anticipándose a lo que será la reacción de los vecinos del lugar y de la población en general, manifestó que “actualmente, y eso que la obra no está terminada, se puede ver y es mejor que contarlo”.
—-
“Una obra trascendental”  
Opinó en este sentido que “es una de las obras trascendentales de Azul. Nosotros tenemos presencia en esta ciudad hace 40 años y creo, desde el punto de vista ambiental, es una de las obras más importantes en estos años”.
“Lamentablemente, el tema de la disposición de los residuos muchas veces pasa desapercibido porque los basurales están alejados de la ciudad y nadie los ve, y por eso terminan sucediendo estas cosas y el abandono se convierte en un problema ambiental”, resaltó.
El predio desde su creación no logró nunca manejarse adecuadamente y no nunca fue un relleno sanitario, cuestión que atravesó a las últimas gestiones municipales.
“Alguna gestión pudo darle un tinte marketinero, pero nunca se logró tener el estándar de relleno sanitario”, puntualizó por último.    .
DEMORA EN LOS PAGOS
Este contrato lo firmó Transportes Malvinas, empresa que a su vez se ocupa del barrido y la recolección de residuos en esta ciudad, con la OPDS que depende de la provincia, a partir de una gestión realizada por el municipio.
Consultado sobre cómo van con los pagos, Rey expresó que “no tan bien como quisiéramos, la obra tiene un retraso en los cobros, pero desde la empresa hicimos todo el esfuerzo posible para seguir avanzando, especialmente durante el período estival que es cuando tenemos mejor clima para poder hacer este tipo de obras”, especificó.
“No quisimos desaprovechar esa ventaja y avanzamos un montón, el verano fue muy seco y eso nos ayudó mucho, y por eso es que queda un 15 por ciento por terminar y, hoy por hoy, estamos dentro de los plazos contractuales perfectamente”, destacó el empresario al hablar con este diario.
DETALLES DE LA OBRA QUE SE ESTÁ EJECUTANDO
La obra incluyó la confinación de 55 mil metros cúbicos de basura que estaban distribuidos anárquicamente en todo el predio, la colocación en las celdas originales de esos residuos con una capa de basura, una de tierra y así sucesivamente. Esa parte está concluida en un 95 por ciento.
Se juntó la basura con máquinas retroexcavadoras, topadoras y camiones, y se las fue compactando en las celdas originales. A la vista, actualmente son montículos de residuos compactados.
En la actualidad se encuentran en lo que sería la última etapa de este proceso que contempla agregar tierra negra sobre estos montículos para empezar la etapa de parquización.
El proyecto incluye también la construcción de una nueva celda que está prácticamente lista y lo que resta es la impermeabilización y los caños para los líquidos lixiviados.
La nueva celda que se construyó en el último lugar disponible, tiene una capacidad estimada de 3 años, con lo cual Rey consideró por otra parte que “las autoridades ya deberían empezar a prever la ubicación de un relleno sanitario nuevo”.
La construcción de los caminos internos está prácticamente terminada.
Queda un 15 por ciento de la obra prevista en la licitación. Restan obras menores como la reparación del alambrado perimetral.
¿QUÉ PASÓ CON LOS RECICLADORES?

Un tema importante y que no fue contemplado en los alcances de esta licitación fue la labor que realizan en el predio de disposición final de los residuos los recicladores.
Sobre esto, Lucas Rey informó, en el diálogo que mantuvo con este diario, que “nosotros tratamos de llegar a algún acuerdo en cuanto a que ellos pueden seguir desarrollando su tarea de modo informal, pero con el compromiso de que no obstaculicen al desarrollo de la obra, y la verdad que hemos logrado un entendimiento, y tuvimos acompañamiento del gobierno municipal que activamente trabajó desde el área Social, Medio Ambiente y Obras Públicas”.
En la recorrida realizada por este diario se pudo observar que el galpón donde desarrollan su labor luce más higiénico dentro de lo posible al tratarse de basura.
“Los camiones descargan en ese galpón durante el turno noche, los recuperadores hacen su trabajo y luego se vuelve a cargar y se dispone en la celda correspondiente durante el turno de la mañana”, describió al referirse a cómo están trabajando.
No obstante, el gerente de la empresa Malvinas indicó que “lo hemos hablado con el municipio para buscar una solución y analizar si se puede reflotar el reciclado, y otras alternativas para darle una solución a este tema”.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *