LA PAREJA ACUSADA DE UN “HURTO AGRAVADO” SE NEGÓ A DECLARAR

El dinero sustraído fue hallado en poder de la mujer que figura como coimputada junto a su pareja en este hurto ocurrido el pasado martes. Ambos fueron indagados ayer en Tribunales y se negaron a declarar.

NACHO CORREA
<
>
El dinero sustraído fue hallado en poder de la mujer que figura como coimputada junto a su pareja en este hurto ocurrido el pasado martes. Ambos fueron indagados ayer en Tribunales y se negaron a declarar. NACHO CORREA

El hombre y la mujer aprehendidos el pasado martes en esta ciudad, acusados de haber sustraído una cifra cercana a los 90.000 mil pesos y otros elementos del interior de un camión repartidor de artículos de limpieza, se negaron a declarar cuando ayer ambos fueron indagados en Tribunales.

Luego de cumplida con esa medida en la fiscalía desde donde se está instruyendo un sumario penal por el caso, se solicitó que la aprehensión del varón sea convertida en detención, teniendo en cuenta que actualmente se encontraba cumpliendo una condena de algunos meses por otros delitos, sanción mediante la cual iba a dormir todas las noches a la Unidad 7, la cárcel de varones del Servicio Penitenciario Bonaerense que tiene sede en Azul.

A diferencia del hombre, su pareja -una mujer que tiene 29 años y figura como coimputada en la causa penal- si bien también había sido aprehendida el pasado martes luego de que el hecho se produjo en Avenida Perón entre Colón y Burgos, posteriormente ese mismo día quedó en libertad.

Esa decisión obedeció, según explicaron fuentes judiciales, a que la joven está a cargo de tres hijas menores de edad, una de ellas de tan sólo seis meses de vida, por lo que se resolvió que recuperara la libertad, al tiempo que la causa donde figura como coimputada se continúa instruyendo.

El expediente judicial que por el hecho se inició se sustancia a través de la UFI 2 que está a cargo de la Dra. Laura Margaretic y ha sido caratulado en principio como hurto agravado por su comisión con llave verdadera, según lo estipulado en el inciso 3 del Artículo 163 del Código Penal.

Al respecto, los voceros judiciales consultados señalaron ayer que la sustracción del dinero y de otros elementos que estaban en el interior del camión se produjo luego de que fuera utilizada una llave que estaba en la cabina del rodado de carga para abrir la guantera donde la plata, repartida dentro de varios sobres, estaba.

Fuentes policiales y judiciales habían identificado a los imputados como Jorge Antonio Sánchez Díaz, de 44 años; e Irma Soledad Ponce.

El martes después de la hora 13 ambos fueron aprehendidos acusados de ser los mismos que instantes antes sustrajeron una cifra cercana a los 90.000 pesos y otros elementos que estaban en el interior de la cabina de un camión Mercedes Benz.

El rodado de carga estaba parado en la puerta del supermercado oriental que está en Avenida Perón entre Burgos y Colón, lugar donde el hombre que lo conducía y otros más estaban descargando artículos de limpieza.

Según lo que se ha podido determinar hasta el momento, mientras la mujer estaba en una heladería contigua al supermercado con sus tres hijas, su pareja aprovechó que durante unos instantes en el camión no había nadie para sustraer el dinero.

De acuerdo a lo que un empleado de la heladería refirió a este diario con relación a lo sucedido, posteriormente Sánchez Díaz se dirigió hasta el local a buscar a Ponce y ambos, con las tres nenas, se dieron a la fuga.

Minutos después en el local se hizo presente el transportista, para pedirle al empleado de la heladería que llamara a la Policía porque le había sido sustraída la plata del interior del camión.

Ese mismo hombre y dos más lograron rápidamente dar con Sánchez Dïaz y retenerlo hasta la llegada de personal policial al lugar.

Además, efectivos del Comando de Patrullas hicieron también efectiva ese día la aprehensión de la mujer, que fue localizada a pocas cuadras del lugar donde estaba parado el camión, en momentos que tenía la plata en su poder, según se había informado.

Sánchez Díaz continuaba ayer en carácter de aprehendido en la sede de la Seccional Primera local.

A la espera de lo que resuelva un juez de Garantías con relación a ese pedido formulado desde la fiscalía actuante en el caso para que su aprehensión sea convertida en detención, voceros de seguridad señalaron que el hombre iba a dormir todas las noches a la Unidad 7 en el marco del cumplimiento de una pena impuesta desde un Juzgado Correccional de Tandil, ya que tiempo atrás había sido condenado como autor de una tentativa de hurto y de un intento de robo.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *