REUNIÓN POR LA INSEGURIDAD EN AZUL

“La problemática es muy amplia, diversa y compleja”

Este concepto fue vertido en el marco de la charla que mantuvieron ayer con este medio los ediles Viviana Del Río y Claudio Molina. En la entrevista, los concejales brindaron detalles del encuentro mantenido por diferentes actores políticos y sociales con el fiscal General, Dr. Marcelo Sobrino. “Vemos con inquietud dos temas puntuales en esta situación: lo que sucede en los barrios y la nocturnidad”, expresaron. Asimismo, señalaron que todos los que participaron del encuentro “coincidimos en la necesidad de que este espacio multisectorial se consolide en el tiempo, generando una participación democrática y horizontal, donde estén representadas todas las partes intervinientes para comenzar a definir estrategias debidamente consensuadas con el objetivo de resolver estas problemáticas en el corto, mediano y largo plazo”.

Los ediles Viviana Del Río y Claudio Molina dieron detalles a EL TIEMPO sobre la reunión mantenida por diferentes actores políticos y sociales con el Fiscal General, Dr. Marcelo Sobrino.  JOSÉ BERGER
<
>
Los ediles Viviana Del Río y Claudio Molina dieron detalles a EL TIEMPO sobre la reunión mantenida por diferentes actores políticos y sociales con el Fiscal General, Dr. Marcelo Sobrino. JOSÉ BERGER

El martes, en la sede de la Fiscalía General del Departamento Judicial de Azul, se llevó a cabo una importante reunión multisectorial para abordar la problemática de la inseguridad en el Partido de Azul. Este primer encuentro, de acuerdo con lo dado a conocer, fue promovido por el Concejo Deliberante ante diversas situaciones que preocupan, especialmente con hechos graves que se reiteran en distintos barrios de la ciudad y temas vinculados a la nocturnidad.

Participaron de la reunión el fiscal General, Dr. Marcelo Sobrino; sus secretarios Dr. Sergio Hernández y Dr. Pablo Burick; el jefe de la Policía Departamental, Fabián Alvarado; los concejales Pedro Sottile, Florencia Goyeneche, Liliana Vera, Claudio Molina, Viviana Del Río, Guillermo Vieta, Omar Seoane y Ulises Urquiza; el secretario del Legislativo local, Hugo Herrera; los dirigentes del Plenario de Comisiones Vecinales  Marcelo Ibarra y Dora Villarreal (ver página 3 de esta misma edición); y el titular del CEDA, Dardo López.

Según se informó, con anterioridad la Sociedad Rural de Azul también abordó la problemática del sector con el Fiscal General. Igualmente se destacó que en el encuentro no hubo representantes del Gobierno Municipal a pesar de que se le cursó invitación al Ejecutivo “por la importante injerencia que tiene en la materia”.

El propósito de ésta primera reunión fue “promover y compartir una mesa de trabajo para aportar las distintas miradas sobre la problemática, conocer sobre la tarea que cada uno hace y fundamentalmente comenzar a diseñar de manera conjunta, estrategias que permitan comenzar a revertir los distintos y diversos componentes que la problemática contiene”, se refirió.

La inseguridad en los barrios y la nocturnidad

Para conocer más detalles respecto a lo ocurrido en esa reunión, EL TIEMPO dialogó ayer con los ediles Viviana Del Río y Claudio Molina.

En principio Molina señaló que el Legislativo local tuvo la iniciativa de desarrollar este encuentro en virtud de la preocupación que generan los hechos de inseguridad que “se reiteran en el tiempo  y que -a nuestro entender- lejos de revertirse continúan agravándose”.

“La problemática de la inseguridad es muy amplia, diversa y compleja. Nosotros vemos con inquietud dos temas puntuales en este aspecto: lo que sucede en los barrios es extremadamente preocupante y la nocturnidad”, dijo el edil, quien paso seguido destacó que “hay que sumarle que en distintos lugares hay bandas que se han apoderado de la calle, de los espacios públicos y que están permanentemente reunidos tomando alcohol y generando disturbios. Muchos vecinos no son dignos de salir a la calle a tomar un mate o sus hijos a andar en bicicleta; eso era algo muy común en los barrios y que se está perdiendo a partir de esta situación que se reitera y se agrava en el tiempo”.

A su vez Molina aludió a “la preocupante presencia en estas barras de chicos de 10, 11 o 12 años tomando alcohol junto a adolescentes”.

“Tierra de nadie” 

De igual forma Molina expresó que “la nocturnidad es otro problema grave que tiene Azul. Cuando uno habla con los padres -que son quienes vienen en búsqueda de alguna solución- ellos manifiestan que -primordialmente- cuando termina la actividad nocturna las calles son tierra de nadie. Nos dicen que hay poca presencia policial. Incluso muchos padres nos han transmitido que lo único que les queda es rezar para que a los hijos no les pase nada frente a una situación que ven que se está desmadrando”.

En ese mismo aspecto Del Río apuntó que “muchas veces se los culpa a los chicos de la Promoción, pero durante los festejos por el Día del Estudiante demostraron una conducta espectacular”.

La edil remarcó que “los chicos también tienen temor y entre ellos se protegen mucho. Nos han transmitido que cuando salen del boliche, como es tierra de nadie, no saben qué les puede suceder en el camino hasta llegar a una agencia de remis”.

Ante este escenario, Del Río consideró “de muy buen tino que el Dr. Marcelo Sobrino haya abierto la Fiscalía, convocado al Jefe de la Departamental de la Policía y que nos haya remarcado que él está preocupado, que quiere ocuparse y que quiere que trabajemos en conjunto”.

“Distintos niveles de responsabilidad”

Para Molina en esta temática “hay distintos niveles de responsabilidad”. “Está el Estado, el Municipio, la Policía, la Justicia, el Concejo Deliberante, las distintas entidades intermedias de la comunidad, los comerciantes, los propietarios de los boliches, los jóvenes y los padres”, opinó el edil e inmediatamente afirmó que “todos tenemos una cuota de responsabilidad. De lo que pasa en las previas tienen que hacerse cargo los padres; los jóvenes tienen que hacerse cargo de su comportamiento en las calles; la Policía tiene que tener presencia en la comunidad para prevenir situaciones que se puedan dar; el Municipio tiene que tener una política activa articulando con la Policía de la provincia de Buenos Aires para ir resolviendo estas cuestiones”.

“Es una problemática que tiene dos aristas marcadas. Por un lado la prevención, la acción sobre el territorio. Y por el otro lado la implementación de políticas sociales y educativas a corto, mediano y largo plazo”, explicó.

“Hay delitos cada vez más graves”

Por otro lado Del Río hizo hincapié en episodios que se vienen dando en el último tiempo y a los cuales los vecinos de la ciudad no estaban acostumbrados. “En Azul nunca había pasado que agarrasen  a un matrimonio de ancianos, entren en su casa, los aten, los amordacen. Que vacíen casas como lo están haciendo ahora, antes tampoco pasaba. Hay delitos cada vez más graves”, subrayó la concejal.

Sobre la ausencia de representantes del Departamento Ejecutivo, Molina refirió que “estaban invitados como parte fundamental en esta problemática. Carlos Caputo (Subsecretario de Protección Ciudadana y Habilitaciones de la Comuna)  no estuvo presente”.

En otro orden el edil comentó que en la reunión “todos coincidimos en la necesidad de que este espacio multisectorial se consolide en el tiempo, generando una participación democrática y horizontal, donde estén representadas todas las partes intervinientes para comenzar a definir estrategias debidamente consensuadas con el objetivo de resolver estas problemáticas en el corto, mediano y largo plazo”.

“EL EJECUTIVO DEBE LIDERAR ESTE PROCESO”

En otro tramo de la charla con este matutino, Molina señaló que la intención del Concejo Deliberante no es “entrometerse en la materia y decirle al Gobierno Municipal qué es lo que tiene que hacer”.

“A nuestro entender es el Departamento Ejecutivo quien debe liderar este proceso, razón por la cual le pedimos a Pedro Sottile -en su carácter de Presidente del cuerpo- que canalice esta inquietud ante el Gobierno Municipal en razón de que es el que debe convocar a este espacio participativo”, acotó Molina.

Sobre el final de la charla Del Río expuso que “también se da la situación de que no hay garantías para la gente que hace denuncias”. “Por ejemplo, una persona denuncia a su vecino y después le dicen al denunciado quién fue el que radicó la denuncia. Dicen que Azul no tiene delito y es porque la gente no se anima a denunciar”, sostuvo la concejal.

Asimismo resaltó que “también la burocracia que se da al momento de hacer una denuncia termina hartando a la gente”.

Por último Molina afirmó que “además mucha gente ha bajado los brazos porque cree que no se hace nada por la famosa ‘puerta giratoria’. Una persona es aprehendida por un hecho concreto,  en el cual se demostró que se cometió un delito y a los diez días esa persona está nuevamente en la calle. Eso también es negativo ante esta situación”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *