La radicación de mineras en Azul es una realidad; el resultado que de ellas se espera no es inmediato


Por Augusto Meyer – ameyer@diarioeltiempo.com.ar
EL TIEMPO estuvo en el predio donde se comenzaron a instalar firmas comerciales que formarán parte del Polo Minero y conversó con uno de los empresarios que apunta a operar de cara a lo que será la obra de construcción de la autovía. Es a unos 2.000 metros de la presa La Isidora. Marcelino Maggio relató que mantiene el compromiso con el Municipio para el uso de explosivos de FANAZUL y tomar mano de obra local, pero aclaró que ninguna de esas acciones es a corto plazo. Habló de un “proceso por etapas”. “Va a haber trabajo pero dentro de año o año y medio, y Azul quiere el trabajo mañana”, advirtió.
Azul vive una eterna contradicción. El dato, de cara a sus posibilidades de un crecimiento cada vez más necesario, no es menor. Cuando en el país cerraban frigoríficos en esta ciudad abría uno que en la actualidad es uno de los emprendimientos privados que más gente emplea, con perspectivas de seguir sumando personal.
La futura construcción de la autovía –en septiembre u octubre saldría el llamado a licitación-, hace que empresas mineras miren a nuestro distrito para venir a explotar yacimientos de piedra que sean abastecedores de esa mega obra. De hecho, hay un par de firmas que ya están asentadas a la vera del Enlace “Néstor Kirchner”, entre el acceso a la presa La Isidora y la Ruta Nacional N° 226. Y al menos una tercera está en la etapa de “cateos” para definir su instalación.
Estas empresas –sumada a otras canteras que ya operan en el distrito- saldrán a disputarle a Olavarría la condición de “capital minera” del centro de la provincia con vistas a quedarse con parte de la provisión de la piedra que demande la obra de construcción de la carretera de doble trocha. Desde el punto de vista geográfico la “guerra” parece estar ganada de antemano por Azul, ya que el polo minero está a pocos kilómetros de lo que será el nuevo trazado rutero.
El punto contradictorio se abre porque uno de los provechos que nuestro Partido le puede brindar a las canteras está en un cono de dudas: los explosivos que se fabrican en FANAZUL, la planta de Fabricaciones Militares que estaría por cerrarse por decisión del Gobierno de la Nación.
Por lo demás, al decir de uno de los empresarios del rubro, Azul carece de materiales y de mano de obra calificada en servicios esenciales para montar la infraestructura que requiere una cantera antes del inicio de operaciones propiamente dicho.
Condiciones acordadas
Marcelino Maggio, titular de una de las firmas que formará parte del Polo Minero, confió que desde hace varios meses acordó con el Municipio dos puntos básicos, más allá de cumplimentar los trámites de rigor para instalarse en el distrito de Azul: utilizar explosivos de la fábrica hoy en riesgo de cierre, y que dentro del plantel de obreros haya ciudadanos radicados en el Partido.
El emprendedor, en diálogo con EL TIEMPO en el mismo yacimiento donde se levanta la futura cantera, dentro del establecimiento rural La Chiquita de la familia Huarte, dijo que de su parte mantiene los términos del convenio con la comuna, pero advirtió que las contrataciones serán no antes de seis meses y que, cuando se produzcan, serán en forma paulatina, nunca de golpe, a medida que la producción de piedra vaya creciendo.
Maggio destacó el potencial minero que tiene Azul y la posibilidad laboral que surgirá para otros rubros a partir del intenso movimiento de trabajadores en torno del Polo Minero, por ejemplo en lo que respecta a la necesidad de movilidad, habida cuenta que el lugar de emplazamiento se sitúa a unos 40 kilómetros de este casco urbano de Azul y a unos 20 de Chillar.
“Azul fue un elefante dormido. Hoy, muchas empresas buscan venir a Azul porque en Olavarría no hay más yacimientos, o los que hay deben ser trabajados de otra manera y con otro costo”, expresó.
“En lo particular –explicó- hace dos años más o menos que me fijé en esta zona, pero esto no es que uno dice mañana lo veo y pasado mañana estoy produciendo. Esto lleva un tiempo y el tiempo a Azul le juega en contra porque va a haber trabajo pero dentro de año o año y medio, y Azul quiere el trabajo mañana. Hoy hay trabajo en la parte metalúrgica y desgraciadamente Azul no está preparada. Sin ir más lejos la última cantera que se instaló, La Ponderosa, ¿dónde hizo la compra?: en Olavarría ¿Por qué lo hace teniendo a Azul mucho más cerca? Independientemente del esfuerzo que haga la comuna para que nosotros abramos el yacimiento, si la gente de Azul no invierte para que nosotros les compramos, ¿qué culpa tiene el Municipio?”, se preguntó Maggio.
El empresario detalló que no sabe que existan en Azul metalúrgica ni bulonería industrial, y que rectificadora hay una sola.
“No tienen la mercadería o te dicen que te la traen dentro de tres días, y yo la necesito hoy. Llevo diez años radicado en la región y me llama la atención que todas las canteras de Azul, una ciudad tan importante, tengan los mismos proveedores que tenía yo cuando estaba en una cantera de Olavarría”, describió.
Maggio se dedicará a la extracción de granito que puede destinarse a la fabricación de asfalto, entre otros usos. En la charla con este diario sostuvo que otro de los aspectos del acuerdo que tuvo con la Municipalidad de Azul fue montar una especie de escuela para que los potenciales obreros aprendan sobre los distintos oficios en una minera.
“Hace falta capacitar retristas, paleros, soldadores y que sea gente de Azul. Pero eso es a largo plazo; no es mañana. La cantera recién la estoy armando y después empezaré a tomar la gente. Además no es que uno arranca y hace 100.000 toneladas. Es un proceso y, en ese proceso, a medida que uno va haciendo más cantidad de piedra va tomando más gente. Yo voy a necesitar cincuenta personas, sin contar los trabajadores que puedan tomar las demás canteras que formen parte de este polo minero”, indicó.
El empresario dijo que, en su caso, si bien lo alienta como proveedor la construcción de la autovía, su proyecto va mucho más allá.
“Yo me voy a quedar porque mi familia vive de la minería. Qué pasará con los demás, no lo sé. Muchas empresas abrirán por esta etapa de cinco o seis añitos que dure la realización de la ruta y después se irán; es algo lógico, pero eso no se tiene que tomar como algo negativo para Azul porque otros vamos a quedarnos”, amplió y detalló que otra cantera distante veinte o treinta kilómetros de la suya (en dirección a la Ruta 22, también dentro del Partido de Azul) planea extraer 100.000 toneladas mensuales.
Aprender y saber esperar
Maggio informó que, antes de obtener el permiso definitivo para la explotación de su cantera, debió realizar distintos estudios.
“Yo tardé un año en obtener todos los permisos. Por el hecho de estar acá cerca una presa (La Isidora), tuve que realizar todos los estudios para ver si algún momento dañaba la presa o al vecino con las explosiones”, dijo, para detallar que las detonaciones serán operativamente tercerizadas a una firma especializada.
“Hoy son empresas que vienen, perforan, vuelan y hacen solamente eso. Antes lo hacía uno mismo y ahora no es más así. Una de las cosas que el Municipio de Azul me pidió es que tenga como proveedor a FANAZUL y yo les dije que sí. Cuando me senté con la gente que va a venir acá para hacer perforación y voladura, los comprometí a que la compra de los explosivos la hagan con FANAZUL. Ahora quedó todo en stand bye…”, expresó.
Maggio destacó que de parte de la provincia de Buenos Aires contó con todo el acompañamiento para avanzar con la radicación de una cantera. “La necesidad que hay obliga a que los trámites se hagan mucho más rápido. Si se demoran tres o cuatro años, tal vez sea demasiado tarde”, señaló.
El empresario lamentó no poder ayudar en lo inmediato a los obreros que fueron dejados cesantes en FANAZUL.
“Para que se arme una cantera hace falta como mínimo un año y la gente necesita el trabajo hoy. Eso, al margen de que yo ponga toda mi buena voluntad e inyecte dinero. Hoy no necesito un palero ni un retrista porque el trabajo actual pasa por otro lado. Es un proceso que la gente lo tiene que saber esperar”, concluyó.

UNA OBRA NECESARIA

La instalación del Polo Minero en inmediaciones de la presa La Isidora refuerza la necesidad del arribo a esa zona de un potencial energético acorde con la demanda que tendrán las empresas que allí se sitúen. Esos emprendimientos se sumarán a otras plantas del rubro que ya funcionan en aquella parte del distrito, y que desde hace algún tiempo requerían de un aumento de la potencia por el incremento de la producción. Considerando la importancia de la obra de construcción de la autovía que se abastecería de piedra de esas canteras, es lógico suponer que las autoridades competentes tienen avanzadas las gestiones para satisfacer la demanda actual y futura.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *