“La salud es un derecho, no lo pueden negar”

Ese fue el cántico que se escuchó ayer durante el reclamo organizado por los profesionales del Hospital de Niños por la falta de anestesistas los fines de semana. El abrazo al que habían convocado tuvo un importante apoyo de la comunidad, que se movilizó una vez más por las calles azuleñas. Este fin de semana está en marcha un plan de contingencia para emergencias. A su vez, el martes tendrá lugar una reunión con gente del Ministerio de Salud de la provincia.

Escribe: María Vizcay de la Redacción de EL TIEMPO
Un fuerte respaldo de la comunidad recibió ayer el Hospital Zonal Materno Infantil “Argentina Diego”, ante el reclamo a las autoridades para que den solución a la falta de anestesistas durante los fines de semana, situación que puso a ese centro de salud en estado de real emergencia.
En ese marco, las calles azuleñas nuevamente fueron testigo del paso de una marcha en reclamo de derechos. Esta vez, por la salud pública.
Es que quienes deben dar respuestas no lo hacen, quienes podrían ayudar tampoco ayudan y en el medio queda la población indefensa.
Hay un plan de contingencia, es verdad. Pero no alcanza y no corresponde cuando hace más de un mes se viene advirtiendo la gravedad de la situación.
Hoy el Hospital de Niños apela a la buena voluntad de los anestesistas azuleños para que durante el fin de semana atiendan las emergencias, de acuerdo a lo informado por los propios médicos antes de que finalizara la movilización.
Párrafo aparte merece la intervención del municipio en esto. Al mediodía anunció que estaban haciendo tratativas con el Ministerio de Salud para solucionar la problemática. Por la tarde, mediante otro parte de prensa, informó que por gestiones conjuntas del Ejecutivo, el Ministerio y los anestesistas estaba asegurado el servicio de anestesistas para casos de emergencia.
En realidad, esa información era la que habían aportado los médicos al mediodía y en ningún momento hablaron de esas supuestas “gestiones conjuntas”.
La movilización
Poco antes de las 11 -hora en la que había sido convocado el abrazo al Hospital-, comenzaron los aplausos para hacer escuchar el reclamo. Con el paso de los minutos, más gente fue concentrándose sobre la calle Prat. La columna más numerosa llegó de la mano de los trabajadores de FANAZUL, que apoyaron el pedido de una urgente solución ante la grave situación que atraviesa el Materno, reclamo al que se sumaron vecinos, niños con sus padres, dirigentes sindicales, representantes barriales y de entidades intermedias.
Fueron más de 15 minutos de palmas frente al Hospital, hasta que comenzó la marcha encabezada por personal de ese centro de salud provincial. “Hospital Materno Infantil sin anestesistas” fue la bandera precedió la movilización, seguida por otra en la que se expresaba “No al plan de contingencia. Sí a la atención segura de la población. La salud es un derecho”.
El recorrido partió, entonces, de Prat hasta 25 de Mayo y de allí hasta Yrigoyen. El paso fue tranquilo. No hubo cánticos, ni tambores, la clásica liturgia de toda movilización. Sólo se hicieron escuchar los aplausos. Y la gente que en ese momento estaba en el centro, acompañó el reclamo también haciendo palmas, saliendo de los comercios o deteniéndose para, desde la vereda, apoyarlos.
Cuando la columna que a esa altura ya era de más de dos cuadras pasó frente al municipio, allí estaban los fabriqueros que desde el viernes a la noche acampan en el veredón municipal. Los aplausos fueron recíprocos entre unos y otros. Las luchas están dadas, ahora son urgentes las respuestas de los responsables.
Y la marcha siguió alrededor de la Plaza San Martín, para por Burgos volver al Hospital. Siempre haciendo palmas, con un andar tranquilo pero seguro.
Una vez que la movilización llegó nuevamente frente al centro de salud, se escuchó y replicó el cántico “la salud es un derecho, no lo pueden negar”.
“Apelamos a la buena voluntad”
Luego, la bioquímica Silvina Larre fue la primera en tomar la palabra y agradecer a todos los que acompañaron el reclamo. “Saber que contamos con ustedes nos hace sentir un poco más tranquilos”, señaló, para luego comentar que el convenio con los anestesistas aún no está firmado “por lo tanto el hospital va a seguir en contingencia”.
Informó que los pacientes que lleguen serán derivados y que para los que no puedan ser derivados “contamos con la buena voluntad de los anestesistas de Azul para que vengan a atenderlos”.
Indicó que más allá de que se está trabajando para encontrar una solución “no deberíamos permitirnos que se muera ningún chico ni ninguna embarazada. Apelamos a la buena voluntad de las personas que vengan a trabajar y a cumplir con lo que han jurado: que es defender a los pacientes”.
“Que la política escuche”
Por su parte, la doctora Ana Duclós -quien desde el principio ha llevado adelante el reclamo en el marco de la Asociación de Profesionales-, también agradeció a la población que acompaña la lucha.
Angustiada, remarcó que “no tenemos respuestas. El Ministerio de Salud nos impone el trabajo en una contingencia que se ha armado de la mejor manera, pero de ninguna manera resuelve el problema de la salud de nuestro Hospital y de la comunidad. No lo podemos permitir”.
Inmediatamente, advirtió que “la manera de que esto se resuelva a la brevedad es unirnos y luchar. Necesitamos que la política escuche al pueblo de Azul y que resuelvan. Esto es exclusiva responsabilidad del Ministerio de Salud, nosotros hacemos lo que podemos, pero no alcanza a garantizarles a todos la salud”.
Luego informó que en la mañana de ayer se comunicaron con los profesionales del Hospital, funcionarios del poder judicial que intervienen el tema para informarles que el martes próximo se desarrollará una audiencia a la que concurrirá gente del Ministerio de Salud de la provincia.
“Nos encantaría que esté el ministro, que hasta la fecha no se ha expedido sobre el tema”, indicó.
En ese encuentro estarán representantes de la Dirección de Hospitales, de la Asociación de Profesionales, la Dirección del Materno y “seguramente la Secretaría de Salud (municipal) porque este tema es de la ciudad de Azul también y la situación que estamos viviendo es gravísima”.
Por último, marcó que “esta lucha no es fácil porque hasta la fecha no ha habido respuesta. Pero aquí estaremos como corresponde”.
“El trabajo y la salud son derechos, no bienes”
El pediatra Carlos Herrera marcó luego que “esto no depende sólo del Ministerio de Salud. Vivimos en Azul, por lo que también corresponde al Intendente. Tiene que hacer las gestiones para que Azul no tenga que sufrir lo que está sufriendo”.
Victoria Rizzo, neonatóloga, se solidarizó con los trabajadores de FANAZUL y pidió unidad. “La salud y el trabajo son derechos, no bienes que se compran y se venden”, remarcó.
Le siguieron cánticos como “olelé, olalá, si este no es el pueblo, el pueblo dónde está”.
Augusto Carella, director del Hospital, reconoció que la ciudadanía siempre apoyó a la institución que cumplió 68 años en Azul.
“No hemos parado de trabajar en forma permanente. La Dirección está a puertas abiertas y trabajando mano a mano con todos los profesionales del Hospital”, dijo, para añadir que “esta dirección si se tiene que ir, lo va a hacer cuando esté solucionado el problema”.
También indicó que “quiero que se queden tranquilos que la gente va a venir y va tener garantizada la atención”, pese a que luego una médica le advirtió que en realidad, ante la situación que atraviesan, la atención no está garantizada.

“Un eterno agradecido al Hospital”
Manuel Rodríguez es un joven que participó de la movilización de ayer y quiso dar su testimonio. En ese sentido comentó categóricamente que “hace 25 años volví a nacer. Vine con una crisis asmática, prácticamente llegué muerto. Los doctores me salvaron, pelearon por mi vida. Hoy estoy acá y soy un eterno agradecido al Hospital de Niños”.
Unos minutos después llegó la desconcentración, con la promesa de muchos de seguir acompañando la lucha por la salud pública que los trabajadores del Materno están llevando adelante realmente contrarreloj.
¿GESTIONES CONJUNTAS? 
El intendente Hernán Bertellys una vez más, a destiempo. No por delante de las situaciones para evitar que lleguen a convertirse en problemas, sino detrás.
Cuando la movilización estaba recorriendo los últimos tramos, cerca del mediodía, el Ejecutivo mandó a los medios un parte de prensa informando que estaban realizando “tratativas” ante la falta de anestesistas en el Hospital Materno Infantil los fines de semana.
Si bien es cierto que la responsabilidad de resolver la situación es del Ministerio de Salud de la provincia, la intervención del jefe comunal fue requerida como intermediario ante las autoridades provinciales a las que supuestamente tiene llegada. Hay que tener en cuenta que hace más de un mes que los médicos vienen denunciando esta situación.
“Tratativas de la comuna por el Hospital de Niños” fue el título del parte en el que se informó que la Municipalidad estaba realizando gestiones con el Ministerio “para encontrar una solución”.
Allí se indicaba también que la cartera bonaerense estaba coordinando con la Sociedad Platense de Anestesiología la posibilidad de que dos anestesistas viajasen los fines de semana a esta ciudad para atender en el Hospital Materno.
Fue por la tarde cuando un nuevo parte de prensa se dio a conocer, en el que se aseguró que “por gestiones conjuntas, este fin de semana estará asegurado el servicio de anestesistas en el Hospital Materno Infantil para casos de emergencia”, recalcando que las tratativas fueron entre la comuna, el Ministerio de Salud bonaerense y los anestesistas de Azul, aunque no se puntualizó de qué manera se encontró esa “solución” momentánea.
Inmediatamente, este diario consultó a una fuente ligada al Hospital que señaló que esa información brindada por el Ejecutivo liderado por Hernán Bertellys “no es tan así”, ya que es la misma que al mediodía se había anunciado desde el Materno…
EL CONCEJO ADHERIRÁ AL RECLAMO DEL HOSPITAL 
Ayer por la tarde se generó una reunión entre un grupo de concejales y las autoridades del Hospital de Niños para ponerse a disposición y para escuchar el alcance de la situación que está atravesando el Materno.
En ese encuentro, los ediles se comprometieron a que en la sesión extraordinaria que se desarrollará hoy por la mañana para tratar la emergencia laboral en Azul ante la situación de FANAZUL, sacarán una resolución de adhesión, a través de la cual, además, pedirán al Intendente que se ponga al frente de las gestiones necesarias que haya que realizar para destrabar la situación que tiene en emergencia al centro de salud.
Los concejales que estuvieron presentes fueron Santiago Zaffora, Claudio Molina, Pedro Sottile, Marcos Turón, Paola Ficca, Néstor Álvarez y Paula Canevello.
 
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *