OLA POLAR

La situación de las familias más vulnerables y el frío

Las bajas temperaturas hicieron que un grupo de la Subsecretaría de Desarrollo Social y Defensa Civil hagan recorridas por casas en donde la situación social y económica es de extrema vulnerabilidad. Marisabel Romay explicó que recorrieron las viviendas con más urgencias pero que el trabajo en el área es constante.

Marisabel Romay, directora de Desarrollo Social, explicó que se encuentran trabajando para que familias en situación de vulnerabilidad puedan paliar esta situación climática. 
ARCHIVO
<
>
Marisabel Romay, directora de Desarrollo Social, explicó que se encuentran trabajando para que familias en situación de vulnerabilidad puedan paliar esta situación climática. ARCHIVO

El frío asecha y hay un gran número de familias que necesitan de ayuda oficial para poder sobrellevar las inclemencias del clima de una manera digna. En este sentido, la Municipalidad de Azul, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Social, están ayudando a quienes más lo necesita.

Sumada a la gran crisis social que existe en nuestro país, de la cual Azul no está exento, se necesita paliar esta situación y las necesidades tienen un grado de urgencia de la cual no es posible postergar.

Por esta razón este medio dialogó con la directora de Desarrollo Social, Marisabel Romay quien explicó en un primer momento que están trabajando en conjunto con distintas áreas para ir a los casos más urgentes y luego desde los Centros de Atención Primaria de la Salud.

En este marco, explicó que “como nosotros tenemos una ciudad de frío extremo hicimos diferentes operativos en donde en las noches, con Defensa Civil y distintas áreas, brindando ayuda inmediata a diferentes familias por circunstancias”.

Las problemáticas van desde ayudas en los hogares, calefacción o resolver de manera inmediata algún padecimiento en la salud como son las enfermedades respiratorias en esta etapa del año.

“A nosotros nos interesa saber es cómo pasan la noche en ese aquí y ahora. Vemos la forma de subsanar esa situación dependiendo de lo que la familia necesita: leña, nebulizadores, frazadas y algún tipo de alimento”, explica.

En algunos lugares también “acondicionamos las habitaciones donde hay menores que tienen algún tipo de dificultad respiratoria y su familia no tiene acceso. Hemos puesto vidrios y arreglado algunos espacios”.

El trabajo es en conjunto con todos los CAPs y el día lunes “visitamos doce familias que están en una situación complicada. La situación es menos complicada que el año pasado en la gravedad de chicos con este tipo de complicaciones pulmonares porque tratamos de trabajar con la prevención”.

No obstante estas situaciones existen emergentes constantes que “nosotros resolvemos junto con el equipo. Les brindamos frazadas, leña y tratar de resolver la emergencia habitacional que es una de las cosas más importante para las familias”.

Lo que “nosotros tratamos de generar un vínculo directo con ellos para ver qué es lo que necesitan con más urgencia. Una vez resuelto eso comenzamos con las otras cuestiones que son más de fondo para ayudarlos en este momento”.

Por último destacó que “la ola de frío fue un emergente y pudimos resolverlo con este tipo de ayuda que le brindamos a la gente; pero ya veníamos trabajando con ellos durante el año a través de los CAPs”.

COMPLICAR LO SIMPLE

Según los datos del Servicio Meteorológico Nacional las bajas temperaturas van a continuar hasta el fin de semana pero no con la intensidad que tuvo durante los primeros días de esta semana. Esta ola polar, sumada a las vacaciones de invierno, hizo que muchos se queden puertas adentro de sus casas para poder soportar la furia del clima.

Pero no todos corren con esa misma suerte. Afrontar la helada matutina es la realidad de muchos que necesitan seguir saliendo a diario para trabajar. Los chicos, que no tienen clases, se quedan en sus casas que no siempre es el lugar más calefaccionado y la situación real es que una porción muy grande de la comunidad azuleña padece el frío ya que no cuentan con los medios suficientes para calefaccionarse de la manera que sea posible.

Según información brindada por el Municipio, la Subsecretaría de Desarrollo Social iba a entregar alrededor de 200 frazadas y además contó que en lo que va desde el mes de junio hasta la fecha llevaron a familias azuleñas 30.000 kilos de leña.

Según pudo saber este medio, a raíz de hablar con trabajadores de distintos Centros de Atención Primarias de la Salud que estaban informados de esta situación pero que hasta el momento que este diario hizo las averiguaciones no tenían las frazadas para entregar.

Según el director de Atención Primaria de la Salud, Alberto Hourcade, explicó que en algunos centros estaban entregando y cuando fue consultado en cuál para tener registro fotográfico quedó en confirmar.

Inclusive en sucesivos llamados a algunos de estos centros no se podía brindar información. Lo único que dijeron, por buena voluntad, que nos avisarían de la llegada de las frazadas. Ya terminando la jornada de los CAPs, ya pasado el mediodía, llegaron las frazadas a destino.

En cuanto a la entrega de leña, referentes barriales informaron que se ha hecho una entrega de leña pero que no fue suficiente debido a que la situación económica en este invierno de los vecinos es distinta. La necesidad creció y comprar leña o pagar el gas (en el caso que lo tengan) se complica porque no tienen dinero ya que calefaccionarse es cada vez más caro y tienen que priorizar otros casos que hacen la supervivencia.

Desde la municipalidad hubo un alto grado de desiformación en estos casos porque ninguna de las áreas tenía certeza de las acciones que se estaban desarrollando… algo tan simple como una foto entregando una frazada fue una odisea.

Finalmente la situación se destrabó y se pudo acceder a la información, pero lo que en apariencia era simple fue complicado.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *