COMERCIO MINORISTA

“La situación es preocupante, más en una ciudad como Azul donde no hay trabajo”

 

Lo aseguró el presidente del Centro de Almaceneros, Hernán Seminara, al informar que las ventas están en disminución, principalmente en el rubro alimenticio, y los precios incrementándose todos los días. Este es el resultado que arrojó un relevamiento que realizó entre los comerciantes chicos y medianos de los distintos barrios de la ciudad. “Algunos comerciantes están muy preocupados por la venta diaria y principalmente los que alquilan locales y tienen empleados”, explicó a este diario.

 

 “Los artículos de primera necesidad son los que más aumentan”, indicó. MARCIAL GARCÍA Hernán Seminara habló con este diario sobre la situación local del comercio minorista. MARCIAL GARCÍA
<
>
Hernán Seminara habló con este diario sobre la situación local del comercio minorista. MARCIAL GARCÍA

De acuerdo a un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las ventas minoristas registraron un crecimiento de 3,1 por ciento en el mes de diciembre de 2015 respecto a igual mes de 2014.

Según lo consignado por esta entidad, en general, el año pasado estuvo marcado por una demanda en recuperación, que se mantuvo siempre en crecimiento frente al año anterior, aunque con niveles que no terminaron de alcanzar para mejorar la situación de rentabilidad del pequeño y mediano comercio.

La CAME ubicó entre los rubros más dinámicos en el último mes del año a “Alimentos y bebidas” con un crecimiento de más del 13 por ciento.

Sin embargo, este crecimiento del rubro alimentos no se registró en la ciudad de Azul de acuerdo lo informó a este diario el titular del Centro de Almaceneros local, Hernán Seminara, quien manifestó incluso que hay preocupación en el sector por la disminución en las ventas y la existencia de un decaimiento generalizado.

Aseguró que, contrariamente a lo que dice este informe, en Azul las ventas minoristas no han aumentado e informó que esta semana realizó un relevamiento entre los comerciantes chicos y medianos de los distintos barrios de la ciudad que arrojó este dato.

“Las ventas bajaron un montón. Por ejemplo un comerciante de los que trabajan relativamente bien me comentó que para las fiestas de 2014 había comprado 50 cajas de sidra para Navidad y 50 más para Fin de Año, y las vendió; mientras que el año que pasó compró 40 en total y le quedaron”, describió como para dar cuenta de la realidad local.

Seminara aclaró justamente que las ventas deben medirse por cantidad y no por ganancias debido al constante aumento de precios y por eso es bien gráfico el ejemplo de las cajas de sidra.

Aumento de precios     

Analizó además que los precios de los productos alimenticios no sólo han venido  aumentando, sino que “siguen haciéndolo”.

El presidente del Centro de Almaceneros indicó que “estos últimos días vengo recibiendo listas de precios nuevas. Hoy vino el del pan y me aumentó el 10 por ciento, como también un proveedor de galletitas un 18 por ciento y todos los días estamos recibimiento incrementos”.

Seminara consideró que no sólo hubo bajas en las ventas de fin de año, época del año donde generalmente la población consume más, sino que en el futuro la situación se complicará aún más.

Indicó incluso que “los artículos de primera necesidad son los que más aumentan, los que consumimos todos los días. Eso es lo que le interesa a la gente y hay aumentos

constantes”.

“La gente consume menos”   

Aseguró que el rubro almacén y autoservicios fue generalizada la disminución de las ventas en esta ciudad en el centro y en los comercios de los barrios.

“La gente consumió menos los últimos meses del año y está ahora consumiendo menos”, afirmó.

Frente a este panorama reinante en Azul que está lejos de lo informado por la CAME, expresó que “algunos comerciantes me han dicho que están muy preocupados por la venta diaria y principalmente los que alquilan locales y tienen empleados”.

“La situación es muy preocupante, más en una ciudad como Azul donde no hay trabajo y hay despidos por todos lados: en San Lorenzo y el Molino San Martín. Lamentablemente estamos en peores condiciones que las ciudades que se encuentran alrededor”, opinó.

Sin plata    

Respecto a cómo se las ingenian los comerciantes para atraer las ventas, sostuvo que el  tema es complicado debido a que se puede, por ejemplo, poner alguna oferta, pero aún así la gente “no tiene plata”.

En este sentido, dijo que “el que no puede lo que hace es comprar mercadería de segunda calidad para subsistir”.

Además entendió que si las ventas disminuyeron a fin de año, “lo que puede esperar para enero y febrero es aún peor”

Un factor que perjudica también a los comercios en esta época es el calor porque hace que la gente salga más tarde a hacer las compras y el horario de actividad comercial se reduce.

“Situación caótica”   

Según la CAME en 2015 los rubros electrodomésticos e indumentaria se vieron muy favorecidos con programas como el Ahora 12 para otorgar hasta 12 cuotas sin interés, pero se trata de medidas que no afectaron al comercio minorista de alimentos.

“Es una medida de la que se ha hablado mucho, pero lo nuestro es otra cosa, es el consumo diario y hay que comprarlo en el momento”, detalló.

Advirtió asimismo que “los márgenes de ganancias en nuestro rubro son muy chicos como para poder competir y no es como la ropa o los electrodomésticos”.

“La situación está muy caótica y con los aumentos de precios se agravó”, subrayó.

No obstante el panorama existente en esta ciudad, Seminara informó que no se han registrado cierres de comercios del rubro ni despidos de personal.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *