LO DIJO EL VICEPRESIDENTE DE LA CONVENCIÓN DE LA UCR

“La suerte del radicalismo está en el éxito del gobierno”

Además el autor de esa frase, Carlos Pérez Gresia, se refirió al “legado” que dejaron en el país y en la provincia de Buenos Aires las administraciones kirchneristas. El dirigente llegó a esta ciudad junto con el secretario Administrativo del Senado de la Nación y ex diputado nacional Juan Pedro Tunessi. 

Juan Pedro Tunessi y, a su derecha, Carlos Pérez Gresia. Pedro De Luca, Rodolfo Álvarez Prat y Manuela Arrarás fueron anfitriones de los visitantes. FOTOS NACHO CORREA
<
>
Pedro De Luca, Rodolfo Álvarez Prat y Manuela Arrarás fueron anfitriones de los visitantes. FOTOS NACHO CORREA

El Secretario Administrativo del Senado de la Nación y ex diputado nacional Juan Pedro Tunessi, y el vicepresidente de la Convención de la UCR Carlos Pérez Gresia, visitaron días pasados esta ciudad para participar de una reunión ampliada del comité local de esa fuerza política. Previamente ambos dirigentes recibieron a los medios de prensa locales en compañía del presidente de la UCR local, Rodolfo Álvarez Prat; de la concejal Manuela Arrarás y de Pedro Pompeyo De Luca.

En principio, Álvarez Prat le agradeció a los correligionarios y fundamentalmente a Gresia y Tunessi “por haberse llegado hasta Azul para conversar sobre política”.

“Caminando la provincia”

Juan Pedro Tunessi dijo inicialmente que “estamos caminando la provincia con el propósito de contarle a nuestros afiliados la necesidad que tenemos de levantar la autoestima del radicalismo, de definirnos claramente en el contexto de Cambiemos como una fuerza política importante y gravitante”. “El radicalismo –sostuvo– está ligado inexorablemente con este proceso del cual no tenemos ningún tipo de retorno ni pensamos en tenerlo”.

Tunessi aclaró que “ser oficialistas significa discutir el cómo y también acerca de las políticas. El país está en un proceso de cambio que nos necesita; no venimos a descalificar a nadie ni a hacer ninguna cuestión interna sino por el contrario; venimos a plantear la unidad y la necesidad de que tenga el radicalismo de reconfigurarse con el aporte de la gente joven, cosa que estamos tratando de estimular para que esta fuerza centenaria recobre vida”.

Como secretario Parlamentario del Senado advirtió que a diario es testigo de “cómo se deciden cosas importantes” y que es uno de sus objetivos, desde lo personal, “ser útil para gestionar y acercar posiciones”.

Salir del “populismo”

Más adelante el ex diputado nacional consideró que “creemos que la Argentina vive una segunda transición y esto es la necesidad de restablecer la institucionalidad”. Seguidamente habló de la necesidad de sacar al país del “populismo, del facilismo, de la demagogia y del empobrecimiento de la democracia” y resaltó que se está saliendo de esa etapa, aún cuando se puedan tener diferencias con el macrismo.

“Hay medidas inexorables que se deben tomar. Nosotros apoyamos la idea de un proceso de acomodamiento gradual de las variables económicas, como el déficit fiscal. La Argentina no crecía, tenía todas las economías regionales sumergidas”, señaló.

Tunessi dijo que no coincide con quienes hablan de una tasa preocupante de desempleo a partir del ingreso de la gestión de Cambiemos, pero que la Nación precisa financiamiento “para mitigar las consecuencias del ajuste”.

“Si el país no tiene financiamiento o sigue emitiendo, vamos hacia un ajuste drástico que nosotros no queremos”, advirtió.

El dirigente volvió a criticar distintos posicionamientos de la anterior administración nacional, que según él hace alusiones a un “pensamiento mágico” con la muletilla de “patria o buitre”.

“No haber arreglado con los holdouts le costó a la Argentina 9 mil millones de dólares más que vamos a tener que pagar. La Argentina tiene que volver a los mercados financieros, no para endeudarnos como en los ’90 sino para que haya obras de infraestructura o para que no haya tanto ajuste. Ya no hay plata de los jubilados para gastar. Nosotros tratamos de morigerar los impactos en Argentina y acompañamos un proceso que era inevitable”, culminó.

Recuperar vínculos con el mundo

A su turno, Pérez Gresia afirmó que “terminamos un período muy difícil para la Argentina con el gobierno de los K, de decadencia y de degradación institucional. En este camino estamos recuperando la Argentina desde a Constitución de la República y sentando las bases para las posibilidades de un desarrollo del país con vistas al futuro”. “En el debate que se ha dado sobre el tema de los holdouts de los fondos buitre se ve con claridad los dos caminos para la Argentina. (Alfonso) Prat Gay se lo dijo muy claramente a (Axel) Kiciloff en la Cámara de Diputados. Se abre la posibilidad de que la Argentina recupere vínculos con el mundo para que vuelvan las inversiones y el desarrollo, que es lo que la Argentina está necesitando después de cuatro años de estancamiento y de no generación de empleo”, agregó.

El vicepresidente de la Convención Nacional dijo, parafraseando a Juan Pedro Tunessi, que “acá había dos caminos: o bajar el gasto público y el déficit paso a paso e ir financiando el déficit con endeudamiento al mismo tiempo que, con endeudamiento, se hacen las obras de infraestructura que la Argentina no tiene. No hay caminos, no hay trenes, no hay energía; o, por el contrario, se le sigue dando a la ‘maquinita’”.

“El país está encontrando sus rieles atravesando un período que no es sencillo. Yo comparto que no hay costos bajos. Los costos son importantes pero los costos de la energía que teníamos hasta ahora eran insostenibles porque se financiaron con esta maquinaria que nos llevó al estancamiento y a la falta de inversiones en el campo energético”, explicó.

“ESTE NO ES UN RADICALISMO DE SILENCIO”

En la charla con los medios, Pérez Gresia recalcó que su partido “no sólo le ha marcado a Mauricio Macri hasta dónde es conveniente endeudarse, sino para qué”. “El gobierno, si se equivoca, corrige, y esa es una virtud. Ahora va a corregir el Impuesto a las Ganancias. Es cierto que no hay recursos pero también es cierto que las escalas, así como están, con un 35 por ciento casi para todo el mundo, es insostenible. Este no es un radicalismo de silencio sino que aprieta donde tiene que apretar. Tiene que ser y es un radicalismo con opinión propia, que sostenga al gobierno, que trabaje para el fortalecimiento de Cambiemos pero que al mismo tiempo crezca con la identidad propia del radicalismo formulando sus propuestas para cada uno de los temas nacionales y provinciales”.

El dirigente se refirió, en su paso por Azul, al resultado electoral del mes de octubre pasado.

“También en la provincia de Buenos Aires el gobierno tiene problemas que resolver pero ¿qué hubiera sucedido si en vez de María Eugenia Vidal la gobernadora, hubiera sido Aníbal Fernández?; un hombre profundamente vinculado al tráfico de efedrina, al narcotráfico y a las mafias en general; y yo conozco de lo que hablo”, fustigó.

“La Argentina tuvo en la década pasada varios temas de degradación. Uno de esos problemas ha sido el crecimiento del narcotráfico y del crimen organizado; de la trata de personas, del contrabando, y en estos días están llegando al Parlamento Nacional un paquete de leyes que tiene que ver con herramientas para enfrentar al narcotráfico y al crimen organizado; la ley del arrepentido, el de los procesos rápidos en situación de flagrancia, los precursores químicos. Eso es una decisión política de este gobierno. El anterior gobierno, por el contrario, fue silenciado por el dinero del tráfico de drogas. Nosotros estamos comprometidos con Cambiemos, con el gobierno para su éxito. La suerte del radicalismo está en el éxito del gobierno”, definió.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *