RUGBY DE PRIMERA

La tarea borraja, “mantener intactas estas ilusiones” 

El clásico ganado aún se festeja en el seno de Azul Rugby Club, celebración que no llega a distracción ante una muy buena oportunidad para llegar a octavos. La mirada, hacia atrás y hacia lo que comienza hoy, de Scalcini, Garat y Goicolea.

La primera línea en tercer tiempo de clásico. Goicolea, Garat y Scalcini, tres jugadores de la Primera de ARC.
<
>
La primera línea en tercer tiempo de clásico. Goicolea, Garat y Scalcini, tres jugadores de la Primera de ARC.

Los últimos quince días han sido para la Primera División de Azul Rugby Club, un río con diferentes estados o circunstancias que fueron abordando, los integrantes del plantel, es una imaginaria barcaza: sobre ella festejaron con excepcional exaltación el triunfo ante Remo, el primero en años; sobre ella también atravesaron las mansas horas del fin de semana pasado, cuando la 9º fecha del certamen de la UROBA fue postergada; y ahora –también embarcados– derivan en el partido que puede permitirles a los blaugranas instalarse en octavos de final.

El sábado que siguió a la victoria en el clásico ante Remo, fue utilizado por el cuerpo técnico de ARC para revisar parte de las estadísticas y el rendimiento del máximo elenco, envalentonado no sólo haber podido celebrar un clásico luego de años, sino también porque la puerta a octavos se abrió un poquito más.

Hoy, en el Molteni, Azul Rugby recibirá a El Fortín de Olavarría por la fecha 10 (última de toda la fase clasificatoria). Un triunfo en su estadio le abriría al equipo sureño una estupenda ocasión para llegar a la próxima fase. De todas maneras, resta disputarse la referida fecha postergada, que en principio se concretaría el sábado 26 (ARC enfrentará a Los Toros).

“Este tiempo sin ganarlo se sentía raro”   

Uno de los jugadores referentes del plantel azulgrana es Luciano Scalcini, además de sostener un gran rendimiento, maneja muy bien las estadísticas. El pilar izquierdo destacó la chance de arribar a octavos como mejor cuarto. “Obviamente debemos ganar los partidos que nos queden; de ser así jugaríamos con el primero de nuestra zona, Onas, aunque Remo podría pasarlo. Esto sería anímicamente muy positivo, son partidos de ida y vuelta y tenemos las mismas chances que todos”.

“En caso de perder esto –agregó Scalcini–, de todas maneras nos quedaría un ‘Premio Consuelo’, los cuartos de final con los situados en menores posiciones de las zonas (quintos y sextos), digamos los no clasificados”.

Otro integrante de la primera línea que charló animadamente sobre la presente circunstancia de la Primera es Jorge Garat, el capitán. Sus primeras referencias abordaron las sensaciones post clásico ganado: “Sinceramente encontrar una palabra para explicar lo que se siente es difícil, es un momento que se me pasan mil palabras y sensaciones para explicar. Me quedaría con la palabra desahogo, así lo sentimos todos. Este tiempo sin ganarlo se sentía raro, uno mismo se sentía anulado ante el rival”.

Respecto a la posibilidad de alargar la estadía en el certamen de UROBA, el hooker sureño opinaba que “no nos sobra nada para poder clasificar, venimos como mejor cuarto. Lograr clasificar a octavos contra Onas o Remo sería espectacular. Y si pasamos esa ronda, salir de esta zona nos catapultaría a un desafío muy importante al enfrentar a los demás equipos duros de las otras Zonas. No dejamos de soñar, de delirar un poco, quizás. Pero no hay nada más lindo que mantener intactas estas ilusiones”.

Federico Goicolea es pilar derecho en la Primera de Azul Rugby. Fue otro de los que tuvo que cavar bastante en sí mismo para hallar palabras atinadas que describiesen las alegrías que deparó vencer a Remo. “La verdad no tengo palabras. Los chicos, los pibes se merecían esto, dejamos todo, fue un partido duro, de mucho rose, mucho contacto físico, pero que pudimos sacarlo adelante. Estamos muy contentos”.

El subcapitán del conjunto del sur destacó la plantilla de juveniles que nutre al equipo. “La mayoría somos pibes que bebemos esto de ser parte del club, de esta humildad, del sacrificio que hacen todos para poder venir siempre a entrenar. Es un club que está lejos, que es difícil llegar cuando el clima es adverso, y acá estamos, todos abrazados, emocionados, disfrutando de este clásico”.

El futuro más inmediato, ese futuro que ya es presente en este sábado, según Goicolea, “se concentra en ganar lo que queda, apuntamos a octavos, queremos ir por más”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *