LA SEMANA POLÍTICA

La tragedia, ese designio de la Argentina

La tragedia argentina tiene diversos rostros. Desde el desguace de la FF. AA. a la  corrupción que también provoca muertes.
<
>
La tragedia argentina tiene diversos rostros. Desde el desguace de la FF. AA. a la corrupción que también provoca muertes.

El submarino San Juan es una de las víctimas del desguace de las FF. AA. Los gobiernos democráticos nunca supieron o quisieron elaborar una política estratégica de defensa nacional. La muerte en Azul de un suboficial en ejercicios militares es otro ejemplo. Se aprobó aumento de tasas. La Urbana llega al 31,69% ¿Más el 8% que se pagará en diciembre? Un Municipio inviable.

 

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

¿Atravesamos otro capítulo de la tragedia argentina? ¿Hay un designio en un país estragado de los dramas tardíos pero anunciados? Incertidumbre, desesperanza, reproches y culpas se van enlazando para darle marco al infortunio. Hasta el momento de escribir estas líneas, el submarino ARA San Juan es un misterio en el indomable Atlántico Sur ocupado por barcos y aviones de diversos países entre ellos las potencias mundiales. Solidaridad y experimentación se conjugan al servicio de una maquinaria tecnológica infernal.

La tragedia del ARA San Juan, ya no quedan dudas, es una muestra del desguace a que se han visto sometidas las Fuerzas Armadas luego de la sangrienta dictadura que se extendió hasta 1983 con el agregado de la guerra de Malvinas en 1982. Esa locura política – militar determinó el castigo del Pentágono y la OTAN prohibiendo a nuestro país el acceso a material militar o recuperar lo perdido en ese conflicto. Pero esa circunstancia continuó con los sucesivos gobiernos en la era democrática (especialmente en el de Carlos Menem con el desmontaje del misil Cóndor). El lastre del desastre que se hizo con los derechos humanos no permitió redefinir, impregnado de culpa, una política de defensa nacional con un criterio de Estado.

La muerte en Azul   

La situación crítica en que se encuentran las FF.AA. queda evidenciada con la obsolescencia de su armamento. El trágico hecho ocurrido hace un par de semanas en las sierras de Azul, en ocasión de ejercitaciones militares, donde falleció un suboficial del Ejército cuando se arrojó de un Unimog ambulancia porque, según los peritajes, se le habían cortado los frenos y embistió un tanque, ¿no forma parte de esta cruda realidad?

¿FF.AA. para qué?   

¿Para qué queremos las Fuerzas Armadas sino hay un plan estratégico que determine las prioridades  geopolíticas de la defensa nacional desde una perspectiva democrática y acorde a los nuevos tiempos y, para ello, claro, tener una estructura coherente? Este abandono se paga caro, como dicen desde el dolor los familiares de los tripulantes del submarino San Juan. El gasto militar en Argentina es de los más bajos de América Latina: el 0,9 por ciento del PBI contra el 1,6 % del promedio regional y el 3 % a nivel mundial. Esto se traduce en que el 90 % del equipamiento tiene entre 30 y 50 años de antigüedad y prácticamente el 80 % se destina a sueldos. ¿Cuál es el sentido?

Este es sólo uno de los rostros de la decadencia argentina y de un Estado elefantiásico, en muchas ocasiones con una sociedad cómplice, que no ha sabido proyectar en el tiempo la idea de la continuidad del progreso, de cimentar las bases de una nueva sociedad. Por eso vamos como el péndulo de una punta a la otra. Si se recorre la lista de los ministros de Defesan en los distintos gobiernos democráticos queda en evidencia que dicha cartera era un premio consuelo, un lugar para pagar algún favor. Es la gran responsabilidad de los políticos que no son ajenos a una base de corrupción estructural que se alimenta en los planos más disimiles. Desde Cromagnon a los muertos y heridos del tren de Once. No son distintas muertes.

¿Siempre la cara de la tragedia tiene que estar presente para poner sobre la mesa los debates pendientes? En otro aspecto del tema, ¿la incertidumbre sobre el futuro de  Fabricaciones Militares que afectaría a FANAZUL, no entra dentro de esa misma lógica?

Aumento de tasas  

El Concejo Deliberante, en una sesión convocada en un día y horario inusual (ayer a las 9 de la mañana) aprobó por mayoría la Ordenanza Impositiva y Fiscal para el 2018. En una suerte de remake de lo que aconteció a principios de este año, contó con la mayoría de votos el despacho que elaboraron los ediles Juan Sáenz, Santiago Zaffora y Pablo Yannibelli contra el del GEN. Por encima del laberinto de los números, la tasa urbana se incrementará a partir de enero próximo un 31,69 %. Se presentó como una especie de picardía que el aumento sería del 29 % a lo que había que agregarle los fondos afectados que ya se venían pagando. La diferencia es que ahora no estarán discriminados e irán todos a una bolsa común de rentas generales. La otra cuestión es sobre qué monto se calcula ese porcentaje. ¿Sobre la cuota que se viene abonando el último trimestre o hay que agregarle el 8 %, adicional a raíz de la cláusula gatillo que ejecutó el Departamento Ejecutivo y se hará efectiva como extra en diciembre? Claramente, se le sumará por lo que terminará cambiando el número final. Las tasas Vial y la de Seguridad e Higiene se verán aumentadas un 29 % pese a que desde el GEN se calcula que será mayor.

¿Hay mejor servicio?    –

¿Estas modificaciones de los tributos, que registran sucesivos e importantes aumentos en los últimos tres años, le reditúan al vecino un mejor servicio (tomándolo como una   contraprestación) o expresa la crisis estructural de un Municipio que, como está planteado, es inviable? Ver el estado de diversas máquinas viales en el obrador municipal es patético.

Las discusiones que se repiten año tras año en el deliberativo, con los tradicionales  pases de factura, expresan este agotamiento. Llegó el momento de cambiar el eje porque también se está condicionando desde el gobierno provincial y esta administración tiene la oportunidad de iniciar ese proceso en momentos de reacomodamientos que provocan un nuevo mapa de los actores políticos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *