LA SEMANA POLÍTICA

La trama política y el espejo

Frente a un cuadro de dispersión, se apuran los tiempos para el rearmado de las distintas expresiones políticas en esta ciudad.
<
>
Frente a un cuadro de dispersión, se apuran los tiempos para el rearmado de las distintas expresiones políticas en esta ciudad.

Con una economía que sigue creando desempleo cada sector elabora su estrategia mirando al 2017. Reuniones en La Plata donde se discutió el papel de Cambiemos en Azul a partir de la incorporación de Bertellys. El futuro del Concejo. El oscuro pasado de Perechodnik y una foto inoportuna.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

Las lecturas políticas que desmenuzan este presente sufren las tentaciones de la  simplificación o del camino sinuoso sin certeza sobre adónde lleva. Esa tensión se refleja en un espejo en el que cada uno elige que ver. Si nos paramos frente al país todavía seguimos en un entuerto que mezcla herencia con una versión de la economía que, hasta ahora, ha provocado caída en el empleo y cierre de miles de empresas, según datos oficiales.

El páramo que enfrente tiene el presidente Mauricio Macri le permite ciertos juegos en su estrategia de meter cuñas. Lo hace con la CGT o en el armado del PRO en la provincia de Buenos Aires de la mano de la gobernadora María Eugenia Vidal con la ayuda de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner paseando con los colgajos del kirchnerismo y cada vez más lejos del peronismo.

La ensayista Beatriz Sarlo tuvo dos definiciones muy mordaces: “Cristina era una neopopulista de la igualdad. Después hay que ver qué hizo con eso. En cambio Macri es un neopopulista de derecha, es un neopopulista de la felicidad”.

Hoy, se necesitan los dos en este espejo de la política.

¿Cómo juega el derrame hacia las instancias inferiores? Vidal, como se dijo, es la clave para el armado político en la provincia de Buenos Aires, un territorio indomable cargado de desigualdades sociales y mafias al que tiene que enfrentar. Pasarán por su lapicera los nombres o las tachaduras de las candidaturas legislativas para el año próximo. Eso se lo habría hecho saber ya a Macri junto al reposicionamiento del PRO dentro de esa sociedad de responsabilidad limitada que es el Frente Cambiemos.

 

Encuentros platenses  

Las distintas reuniones que tuvieron lugar, la semana pasada, en La Plata entre dirigentes macristas, radicales y el propio intendente Hernán Bertellys con funcionarios provinciales, entre otros fueron en esa dirección. Hay un tema central: cómo sigue la trama política en Azul con un Jefe Comunal que se pasó a Cambiemos y pateó un hormiguero, que no tiene armado político propio y se sustenta en la obra pública pero que tiene a un Concejo Deliberante en contra.

Pero, y ¿sus flamante socios? El PRO se dividió en dos y el radicalismo está frente a una interna, sin alinearse y con preguntas sobre cómo seguir esta sociedad en la que está metido sin terminar diluido. Uno de los encuentros tuvo carácter institucional y fue impulsado desde la secretaría legislativa del Senado bonaerense con la participación de su responsable Mariano Mugnolo y el concejal y dirigente radical Sebastián Salvador, hijo del vicegobernador. La idea es el fortalecimiento del papel de los Concejos Deliberantes.

La representación azuleña incluyó a los macristas Ramiro Ortiz, director del PAMI, y Néstor Alvarez, responsable de la oficina local de ANSES junto al edil Guillermo Vieta, los radicales Juan Sáenz y Manuela Arraras y el concejal Pablo Yannibelli, impulsor de la reunión. Lo que llamó la atención es la foto que circuló en las redes sociales y en la televisión y es la que aparecen los nombrados junto al secretario general de la gobernación, el ex radical, ex sciolista y varios ex más Fabián Perechodnik.

Una pregunta ingenua es a quién se le ocurrió sacarse la misma y hacerla circular.

 

El pasado de Perechodnik   

Perechodnik tiene un pasado turbio en la política, pese a verlo en los últimos años como un gran consultor en los distintos canales de TV por integrar la consultora Poliarquía, de la que luego se alejó. Militante juvenil de la alfonsinista Renovación y Cambio supo tener las artes suficientes para que, una vez en La Plata, se codeara con las dirigencia de peso de la UCR de esa época, década de los 90, y ocupara el cargo de secretario administrativo del bloque de senadores de ese partido.

Era el fulgor de la “cajita feliz” en la Legislatura entre radicales y peronistas cuando se manejaba mucho dinero siendo una de las vías los subsidios y la creación de fundaciones para vehiculizarlos. Una de ellas se llamó Azul Marino. Perechodnik era un experto en esas lides y se vio envuelto en un escándalo. Varios legisladores terminaron procesados en el 2002. Entre ellos Juan Carlos Stavale (ya fallecido), Juan Carlos Plana,  Gustavo Marelli, Héctor Monasterio y empleados administrativos del Senado en el marco de una estafa millonaria. Según el expediente judicial Plana avaló el 15 de abril de 2.000 un subsidio por 40 mil pesos a Azul Marino. Ese mismo día, los senadores Marelli y Stavale aprobaron entregar 20 mil y 15 mil pesos, respectivamente, a la misma Fundación. Hace poco, la justicia consideró que todos estos delitos habían prescripto.

Perechodnik, por astucia o por vaya a saber porqué, zafó pero cuando se desató el escándalo, su madre, Alicia Moroni, una ex docente y excelente persona, renunció como concejal de la UCR en esta ciudad y su familia se fue de la ciudad. A esta altura uno se pregunta qué hace Perechodnik como secretario general de la Gobernación, si bien le sacaron el manejo de la caja. ¿Vidal y el establishment político de este país no están al tanto o forma parte de la lógica con que se manejó y se maneja la política de este país? Volvemos para atrás: ¿era necesaria la foto?

 

Mirando al 2017  

De la otra reunión participaron el intendente Bertellys, el secretario de Gobierno Alejandro Vieyra, el secretario de hacienda Agustín Carus, los dirigentes Ortiz y Alvarez y los ediles Vieta y Yannibelli, entre otros. Hay un tema de fondo, que se abordó en ambos encuentros, y es la reconfiguración de la política en Azul a las puertas de un año electoral. ¿Cuál es el futuro de Cambiemos, que hará el radicalismo, que pasará con el escenario de dispersión que presenta el peronismo y en el medio de todo esto el GEN?

El Concejo Deliberante forma parte de esa urgencia. ¿Se viene, finalmente, el armado de un interbloque? ¿Con quién podrá contar el jefe Comunal para impulsar sus proyectos o le aprueben el presupuesto?

Cada uno mira en el espejo la imagen que mejor le conviene.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *