COLUMNA DE OPINIÓN

Lago Güemes: desidia y descontrol

<
>

Por Ramón Noseda (*)

Uno de los atractivos urbanos de Azul, el Lago Güemes, está nuevamente en peligro de colapsar por causa de la desidia burocrática de los responsables de su mantenimiento y resguardo.

Hace más de 70 días que la bomba sumergible dejó de aportar el agua necesaria para compensar la evaporación que el lago pierde por la irradiación solar.

La cantidad de basuras y ramas de poda esparcida por sus costas está en aumento.

La colonia de Gallaretas y otras aves fueron diezmadas a tiros y hondazos.

La quema de las raíces de los álamos, como así también la rotura del talud del lago por personas no reconocidas de la zona, son evidentes.

Los pocos ex integrantes de la Comisión Municipal de Aterinicultura miran con asombro sin poder hacer nada, como la Estación de Piscicultura, Acuario y Museo (propiedad Municipal), que fue USURPADA y DESTRUIDA por la negligente desidia.

Este lago artificial es estratégico como reserva de agua dulce, en caso de una potencial catástrofe para la ciudad.

A pesar de su mal trato, los indicadores de contaminación bacteriana, evaluadas 30 muestras durante el transcurso del año 2017, marcaron un promedio de 20 NMP de Escherichia coli fecal durante los meses de enero a abril y de 7 NMP de la misma bacteria en los meses de mayo a julio por cada 100ml. de agua recreacional evaluada.

Recordemos que el valor aceptado para agua recreacional es de hasta 500NMP de dicha bacteria entérica, evidenciando una vez más mantener su calidad de agua recreativa.

Este lago es una herramienta para la enseñanza práctica de la ecología y preservación del medio ambiente para las escuelas urbanas actuales y de futuras generaciones.

Es necesario que la Autoridad Municipal responsable del resguardo y mantenimiento de dicho lago y su infraestructura, tomen urgentes medidas para su preservación, compartiendo esfuerzos con entidades intermedias reconocidas y confiables.

Es inevitable un programa superador de ecología y turismo que integre: Costanera– Lago Güemes, el Museo Gauchesco y las instalaciones Universitarias de la Facultad de Agronomía- Instituto de Hidrología de Llanura- Facultad de Derecho/Barrio Universitario y zona aledaña.

Del otro lado del Arroyo…Azul también existe.

(*) Evaluación agua recreacional–Arroyo Azul–Lago Güemes. Acuerdo Laboratorio Azul–Diario El Tiempo- 1995-2017.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *