Lago Güemes y otras obras

 

El estado en que se encuentra la ciudad es lastimoso. Ello es debido al abandono existente durante años; agregado a esto parecería que hubiera existido negligencia o falta de interés de los funcionarios públicos. Calles de tierra intransitables, el Parque Municipal abandonado, las calles asfaltadas llenas de pozos y el Lago Güemes que tenía una bomba para abastecerlo de agua fue quemada. Según los actuales funcionarios municipales fue vandalizada, por lo tanto no aportaba el agua necesaria para compensar la evaporación que existe por la radiación solar.

Hace siete meses que asumieron las nuevas autoridades municipales, cuya primera preocupación fue prolijar las cuentas, luego comenzar a recuperar las maquinarias que tiene la Municipalidad para ponerlas a trabajar, establecer un plan de trabajos distribuyendo los recursos humanos.

Para el actual secretario de Obras Públicas Municipal la puesta en funcionamiento de la bomba permitirá elevar paulatinamente el nivel del agua. También una cuadrilla realiza el corte de pasto y una limpieza del lecho del lago y sus alrededores.

Según este funcionario era un viejo reclamo de la comisión de Aterinicultura que se había constituido para proteger el paseo, mencionando al Dr. Ramón Noseda, integrante de Laboratorio Azul y encargado de la evaluación del agua recreacional en los distintos espacios verdes de la ciudad.

Este vecino en reiteradas oportunidades hizo pública su desazón ante la desprotección en la que estaba ese sector de la ciudad, siendo que se trata de un atractivo turístico y una reserva ecológica y de agua dulce que la comunidad no podía dejar de tener a disposición por cualquier eventualidad.

Ante el abandono el sitio se fue llenando de basura que tiran los mismos vecinos.

Como proyecto se quiere que el lago mantenga su nivel con el agua del arroyo y no con agua potable, agua de napa como esta sucediendo en la actualidad.

Otro lugar turístico de la ciudad es el Parque Municipal Domingo Faustino Sarmiento, que fue arrasado debido al abandono y dejadez. Pero en la actualidad la CEAL estuvo trabajando con respecto a la instalación de luz existente, una cuadrilla está levantando las hojas tiradas en el suelo, se cerraron las compuertas y el agua ingresó a los canales que existen en el Parque Andaluz y en la Isla de los Poetas, que antes no daban un aspecto agradable. Y una máquina arregló la entrada. Si bien el Parque Municipal deja mucho por desear, algo se está haciendo.

Con respecto a las calles de tierra, según el director de Hidráulica, Pavimentación y Vialidad Urbana se han podido recuperar algunas máquinas y tienen un equipo chico completo para poder reparar las calles. Se decidió hacer un trabajo de fondo, no ir solamente a tapar un pozo, sino remover las calles, agregar tosca, etcétera con un plan preestablecido.

Según este funcionario se están haciendo 10 cuadras diarias y lleva tiempo hacer las 2.000 que existen en la ciudad.

Han pasado siete meses, los azuleños queremos las cosas ya, pero la realidad, ante la falta de maquinaria, la falta de dinero y la falta de planificación de los recursos humanos es imposible hacer las cosas ya. Hay signos positivos porque se ve gente en la calle trabajando. Si las tareas se hacen correctamente y bien es posible que día a día se puedan ver avances en la reparación de las cosas que se fueron deteriorando por el tiempo y la negligencia de los funcionarios públicos.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *