DINERO PÚBLICO

Las cajas chicas de las distintas áreas municipales

En los dos primeros meses del año, la gestión de Hernán Bertellys autorizó la asignación de 39 cajas chicas a distintas dependencias de la comuna.
<
>
En los dos primeros meses del año, la gestión de Hernán Bertellys autorizó la asignación de 39 cajas chicas a distintas dependencias de la comuna.

Entre enero y febrero de este año la administración de Hernán Bertellys, en uso de sus atribuciones, autorizó 39 cajas chicas a diferentes áreas municipales. Los valores van de los 16.000 a los 3.000 pesos. En un análisis de los decretos, las diferencias entre unas áreas y otras son significativas y su asignación discrecional. Además, surgen cuestiones para advertir: por ejemplo, se otorgaron cajas chicas a dependencias que no figuran en el organigrama municipal, o el hecho de que un director que no existe solicite una caja y se la asignen.

Las cajas chicas que las distintas áreas de gobierno manejan, son fondos destinados a afrontar gastos menores para agilizar el proceso de compras o pagos pequeños.

Entre enero y febrero de este año, la administración de Hernán Bertellys autorizó 39 cajas chicas que van desde los 16.000 a los 3.000 pesos. La asignación de cada una de ellas es atribución del Ejecutivo y lo hace en forma discrecional, ya que no hay una escala que determine que las Secretarías deben tener el monto máximo y las Coordinaciones el mínimo -de acuerdo al organigrama municipal-. Los criterios con que se otorgan son libres.

A su vez, cada monto asignado debe ser rendido por quien haya sido designado responsable del manejo del dinero y puede renovarlo una vez haya presentado las facturas acreditando cada gasto debidamente. La renovación puede darse a los 15 días, como plazo mínimo.

En este punto, la Contaduría General del municipio tiene un rol importante en el control, ya que puede auditar todo lo que se rinde con notificación a los proveedores, teniendo en cuenta la significativa cantidad de cajas chicas y los valores involucrados.

En un análisis de los decretos de asignación de las cajas chicas que se otorgaron entre enero y febrero, surgen importantes diferencias en los montos de algunas áreas respecto a otras. También, que se han otorgado cajas chicas a dependencias que no figuran en el organigrama municipal, o el caso de un director que no existe que solicitó una caja y le fue otorgada, según consta en el decreto de asignación. Detalles… por llamarlos de alguna manera.

Los montos, las áreas y los responsables

En orden descendente, se detallan a continuación las áreas a las que entre enero y febrero de este año se le asignaron cajas chicas, con sus montos y los responsables de manejarlas.

Jefatura de Gabinete y Gobierno: se le asignaron 16.000 pesos y el responsable de su manejo es el jefe de Gabinete y Gobierno, Alejandro Vieyra.

Secretaría de Obras y Servicios Públicos: tiene una caja chica de 16.000 pesos y el responsable es su titular, Jorge Palmisano.

Dirección de Servicios Públicos: también se le asignaron 16.000 pesos y el responsable del manejo de esos fondos es José Luis De Urraza.

Concejo Deliberante: el legislativo tiene una caja chica de 16.000 pesos y el responsable es el secretario del cuerpo Hugo Herrera.

Subsecretaría de Legal y Técnica: también tiene 16.000 pesos y la responsable de su manejo es la agente Marcela Adriana Castro.

Subsecretaria de Obras y Servicios Públicos: el monto es de 16.000 pesos y su responsable es Guillermo Giordano, titular del área.

– Delegación Municipal de Chillar: se le otorgaron 16.000 pesos y el responsable del manejo es el delegado Horacio Chiarelli.

Delegación Municipal de Cacharí: también recibe 16.000 pesos y están a cargo del delegado Héctor Manuel Roldán.

Dirección de Vialidad Rural y Talleres: le asignaron 16.000 pesos y el responsable de su manejo es Luis Díaz, titular de área.

Dirección de Cultura: le asignaron 15.000 pesos y los maneja el titular del área Daniel Galizio.

Delegación Municipal de 16 de Julio: son 12.000 pesos los que recibe por caja chica y quien deberá dar cuenta de su utilización es el delegado Edberto Federico Vivarelli.

Dirección Administrativa del Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos de Azul: también tiene una caja chica de 12.000 pesos y su responsable es la doctora Andrea Añorga.

Secretaría Privada: el monto que le destinan es de 10.000 pesos y el responsable es Rodrigo Bertellys.

Subsecretaría de Protección Ciudadana y Habilitaciones: también la caja chica de esta área es de 10.000 pesos y el responsable es su titular Carlos Caputo.

Subsecretaría de Gabinete y Gobierno: son 10.000 pesos y el manejo está a cargo de Marcos Turón.

Secretaría de Salud y Desarrollo Social: tiene 10.000 pesos en concepto de caja chica y el manejo de los fondos está a cargo de la agente Marcela Marcos.

Dirección de Sistemas: recibe 10.000 pesos y el responsable es Mariano Gómez.

Dirección de Deportes: le asignaron 8.000 pesos y la responsable del manejo es su titular, Noelia Gallours Santillán.

Subsecretaria de Empleo y Producción: le otorgaron 8.000 pesos y el responsable es el subsecretario Juan José Arruti.

Dirección del Hospital Municipal “Dr. Casellas Solá” de Cacharí: recibe por caja chica 7.000 pesos que están a cargo del agente Pablo Florin.

Coordinación de Protocolo y Ceremonial: tiene asignados 7.000 pesos y se designó responsable del manejo de esos fondos a Eugenia Prat, titular del área.

Subsecretaría de Desarrollo Sostenible: le otorgan 6.000 pesos y el responsable es Gustavo Lorusso.

Coordinación de Comisiones Vecinales: son 6.000 pesos también los que tiene asignados y el responsable del manejo es Ernesto Diorio.

Subsecretaría de Desarrollo Social: también 6.000 pesos que están a cargo de Carlos Peralta, titular del área.

Coordinación de Intervenciones Urbanas: se le asignaron 5.000 pesos, cuyo responsable es Juan Diorio.

Dirección de Desarrollo Social: también 5.000 pesos por los que deberá responder Marisabel Romay.

Contaduría Municipal: recibe 5.000 pesos y la responsable del manejo es la contadora Adriana Guedes.

Coordinación de Parques Industriales: tiene asignada una caja chica de 5.000 pesos que maneja el titular del área Juan Ignacio Etchepare.

Subdirección de Prensa y Comunicación: son 5.000 pesos los asignados a esta área y la responsable es la licenciada María Angélica Gómez.

Dirección de Seguridad, Control Urbano y Monitoreo: también 5.000 pesos que están a cargo de su titular Agustín Rodríguez.

Dirección de Relaciones con la Comunidad y Mayordomía: tiene un monto de 5.000 pesos y su responsable es Silvina María Daulerio.

Dirección de Regularización Dominial: se le asignaron al área 4.000 pesos que están bajo la responsabilidad de Ángel Olaechea.

Dirección de Ingresos Públicos: también tiene 4.000 pesos en concepto de caja chica y el responsable del manejo es el titular del área, Juan Ignacio Rampoldi.

Coordinación de Juventud: el mismo monto, 4.000 pesos, que maneja Rodolfo Wagner.

Dirección de Políticas de Genero, Niñez y Adolescencia: se le asignaron 3.000 pesos y la responsable es la doctora Fernanda Ibarra, titular del área.

Tesorería Municipal: también tiene 3.000 pesos por caja chica y la responsable de su manejo es la contadora María Belén Duba.

 

Cajas chicas para áreas que no existen  

Por otra parte, a través del Decreto N° 93 del 20 de enero de este año -firmado por el intendente Bertellys, el jefe de Gabinete y Gobierno Alejandro Vieyra y el secretario de Hacienda y Administración Agustín Carús- se asignaron 10.000 pesos por Caja Chica a la Coordinación de Automotores y se designó responsable del manejo de esos fondos a Adrián Javier Cadoppi.

Pero sucede que la Coordinación de Automotores no existe más. Fue suprimida el 24 de agosto de 2016 por medio del Decreto N° 1273 firmado por Bertellys, Vieyra y Carús, los mismos que firmaron la partida de 10.000 pesos.

Por esto resulta, cuanto menos, extraño que en el Decreto de asignación de la caja chica de enero pasado se indique que “mediante actuaciones C-14/17 el señor Coordinador de Automotores solicita la asignación de una Caja Chica”, siendo que el cargo de coordinador y el área, al momento en que se hizo la solicitud, hacía cinco meses que ya no figuraban en el organigrama municipal. De hecho, en la nueva estructura orgánica de la comuna -elevada al Concejo y aprobada por éste en enero pasado- tampoco figura esa Coordinación. Sin embargo se le otorgan 10.000 pesos…

Otro caso es el de la Dirección de Planificación y Gestión. Esta área no aparece en el nuevo organigrama y sin embargo se le asignaron 8.000 pesos en concepto de Caja Chica y se designó responsable de su manejo a “la titular de área” Gisela Fernández. Sin embargo esa funcionaria ocupa el cargo de directora de Monitoreo de Gestión, tal como fue nombrada en julio pasado y de acuerdo a lo que figura “en parte” del organigrama que la administración Bertellys subió a la página oficial del municipio de Azul.

Y ese “en parte” se debe a que pese a que es obligación del Ejecutivo comunal dar a conocer todos los actos de gobierno, algunos decretos no fueron subidos para que la ciudadanía tenga realmente acceso a una información que es pública.

Entonces, tal vez sea otra área que ha sido creada recientemente… Todo puede ser. Pero lo concreto es que en el organigrama aprobado en enero pasado por el Concejo Deliberante, esta Dirección -al igual que la Coordinación de Automotores- no figura.

Y a propósito del legislativo local, ¿está al tanto de estas cuestiones?; como órgano de control, ¿cumple su función?.

FIANZAS PERSONALES Y MONTO MÁXIMO APROBADO

La Ley Orgánica de las Municipalidades establece en su artículo 218º que todo empleado o funcionario que tenga a su cargo tareas vinculadas con el manejo y la custodia de fondos, “estará obligado a constituir fianza personal o real por un monto que guarde proporción con el de los valores que habitualmente deba manejar o custodiar”.

Asimismo, en otro de los artículos determina que el importe de la fianza podrá constituirse en bienes inmuebles ubicados en la Provincia, títulos públicos, dinero efectivo o seguros de fidelidad contratados en compañías radicadas en el país.

Es decir, cada uno de los funcionarios y empleados responsables del manejo de los fondos de cada caja chica que se mencionan en esta nota, deben haber presentado la fianza personal correspondiente.

Por otra parte, el 2 de octubre de 2014, el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires dictó la Resolución 007/14 por la que estableció un nuevo monto máximo de 16.000 pesos para las cajas chicas y fijó que las que no excedan ese monto “deberán ser dispuestas mediante decreto del Departamento Ejecutivo, remitiendo copia a la Delegación Zonal del Tribunal de Cuentas, considerándose aprobadas en los términos del artículo 192 de la LOM”.

En cambio si por alguna razón justificada el monto otorgado supera los 16.000 pesos, deberán recurrir al Tribunal de Cuentas para que las autorice.

CURIOSIDADES 

Otro dato llamativo que surge de la lectura de los decretos dados a conocer, es el de la caja chica asignada a la Dirección de Recursos Humanos. Según consta en el Decreto N° 224 -firmado por el intendente Hernán Bertellys, el jefe de Gabinete y Gobierno Alejandro Vieyra, y el secretario de Hacienda y Administración Agustín Carús-, “mediante el expediente letra D- 232/2017 el señor Director de Recursos Humanos solicita la asignación de una Caja Chica”, dice textualmente.

Sin embargo, hasta el momento nadie ocupa ese cargo. Resulta extraño entonces que un Director que no existe solicite tal asignación.

No obstante, quien actúa habitualmente en ese carácter es el subsecretario de Planificación y Control de Gestión, Walter Surget, y es a él a quien se designa responsable del manejo de los fondos de la caja chica de la Dirección de Recursos Humanos.

 

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. pablo

    marzo 19, 2017 at 8:27 pm

    Jajajja,le dieron la navaja al monoooo……que ignorantes los Azuleños…a quien fueron a votar.Me rio,pero es para llorar…..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *