Las Carmelitas Descalzas

Carmelo, orden regular de religiosas mendicantes, fundada por Simón Stock en el siglo XIII. El hábito y escapulario son de color negro o pardo, y la capa o manto, blancos. Las hay calzados y descalzos. También hay conventos de monjas de esta orden, calzadas y descalzas.

La regla definitiva fue aprobada en 1245 por Inocencio IV bajo el generalato de San Simón Stock convirtiéndose de ermitaña en orden mendicante.

También se las define a las carmelitas descalzas como las personas religiosas de la Orden del Carmen, acogidas a la reforma emprendida por Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz, aprobada por Pío VI en 1562.

En esta ciudad desde hace más de 70 años las carmelitas descalzas estaban viviendo en el edificio de clausura, nunca salían a la calle y nadie podía entrar al convento, ubicado en las calles Industria y avenida Piazza, donde está la capilla de Santa Teresita.

Pero por la falta de vocación de gente nueva y porque las que estaban pertenecían a la tercera edad y no se encontraban en condiciones de mantener el lugar, se decidió que se trasladaran a distintos puntos del país. Es así que la propiedad quedó bajo la responsabilidad de la Diócesis de Azul.

Por ese motivo el Obispo Diocesano dispuso que el cuidado de dicho espacio estuviera a cargo de las Hermanas Parroquiales, donde la Madre Superiora Covadonga, tres monjas más y tres aspirantes a religiosas están residiendo allí.

Lo único del lugar que permanecía abierto, solamente cuando se celebraba misa y pudieron asistir los fieles, era la capilla. Lo demás, ahora fueron abiertas las puertas al público después de casi un siglo.

Por ahora una parte continuará siendo de clausura, por privacidad y todo el claustro central, el patio y la capilla y otras dependencias van a quedar para que el público las pueda visitar.-

La comunidad puede ir porque abrir el convento es como abrir un misterio de muchos años en Azul, hay mucha gente que lo quiere conocer. Ya que ha quedado mucho rastro de las carmelitas.

Además de vivir en ese lugar, las residentes actuales están desarrollando una labor social en la barriada. Se piensa organizar retiros espirituales, seguramente para mujeres, y también actividades para contención de niños y adolescentes y para el público en general.

De hecho ya hay una parte de la comunidad de la Capilla de Lourdes que se está movilizando para este nuevo espacio. Ello quiere decir que las actividades sociales que se están desarrollando en Lourdes, también pueden llevarse a cabo en la capilla Santa Teresita. Como ser conseguir aportes económicos de la comunidad para adquirir materiales destinados a la construcción de una casa, cuyo terreno fue donado por la Municipalidad, para una madre con sus tres hijos.

La idea es que en este año de la misericordia movilizar para una obra de misericordia.

Si bien las Carmelitas Descalzas formaban parte de la historia de la ciudad, ahora las hermanas parroquiales tienen que continuar con su tarea de ser las líderes y ejecutoras del mensaje que el Papa Francisco pidió a todos los católicos. Salir a la calle para transmitir la virtud que inclina el ánimo a compadecerse del dolor y del infortunio ajeno.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *