Las mujeres azuleñas pararon y reclamaron por sus derechos

Cientos de mujeres se manifestaron en Azul para hacer visible su reclamo. Aborto Legal, los femicidios, violaciones, brecha salarial, acoso callejero y trabajo no remunerado fueron las consignas de esta marcha. Se escucharon diversos discursos de referentes de extracciones políticas y sociales de nuestra ciudad.

Ayer se llevó a cabo la marcha por el Día Internacional de la Mujer.
FOTOS NACHO CORREA


 
Ayer se llevó a cabo una jornada de lucha. El 8 de marzo dejó de ser aquél día en que las mujeres esperaban que les lleven flores o bombones y que les envíen una tarjeta diciendo lo buenas y valiosas que son.
Este año fue una jornada de inflexión en donde ya no se espera que los hombres la homenajeen sino en pensar qué derechos son avasallados por una sociedad que justifica distintos actos de desigualdad y que, llevado a un extremo, hace que las mujeres pierdan la vida. Pero este extremo no es algo aislado, es algo de todos los días: mujeres mueren en manos de hombres sólo por su condición de mujer, mujeres mueren porque no tienen las condiciones de sanidad suficientes para hacerse un aborto, mujeres que mueren en manos de sus violadores y muchas mujeres más que son víctimas del patriarcado. Oprimidas completamente.
Con estas consignas y muchas otras más un grupo de personas comenzó a concentrarse cerca de las 17 horas en el veredón municipal. Allí distintas agrupaciones feministas y fracciones femeninas de partidos políticos, sindicatos y grupos comunitarios comenzaron a desplegar sus banderas dando a conocer su postura sobre diferentes temáticas.

“Libres nos queremos” fue una de las inscripciones que pintó sobre su cuerpo una de las mujeres.


De a poco llegaron otras y otras y ya cerca de la hora pactada para el micrófono abierto para dar su postura y hacer visible el reclamo. En la escalinata al palacio comunal estaba el centro de la marcha pero al mismo tiempo en los alrededores había una serie de expresiones artísticas con estampados feministas y maquillaje artístico.
Una vez dicho lo necesario, comenzó la marcha. Cientos de mujeres comenzaron a marchar desde Colón e Yrigoyen para hacer un recorrido por el centro para ir hasta tribunales y pedir justicia por todas las mujeres que fueron víctima de violencia de género y que hoy se encuentran en estado de vulnerabilidad. Luego volvieron por Av. 25 de Mayo hasta llegar a Yrigoyen nuevamente y regresar al lugar donde habían estado.
Documento de Mujeres Organizadas
Previo a la marcha, hubo una serie de discursos para hablar sobre las problemáticas que aquejan a las mujeres pero que al mismo tiempo enciende la lucha para reivindicar esos derechos. En este día en el que también fue le Paro Internacional de Mujeres, muchas de ellas hicieron alzar su voz en el micrófono.
La primera en hacer uso de la palabra fue Tania Abelenda  leyó parte del manifiesto resultado de la serie de asambleas abiertas que se realizaron en nuestra ciudad. En un principio destacó que paran en este día porque “porque estamos cansadas de que nos respeten nuestras vidas ni nuestros derechos, estamos harta de la intervención de la Iglesia tenga decisiones sobre nuestro cuerpo”.
Además destacó que “paramos porque las instituciones no dan respuesta a las demandas de las mujeres ni a las identidades feminizadas cuando piden ayuda ni tampoco garantizan los mecanismos de acceso a la justicia. También porque los medios de comunicación son negligentes en su responsabilidad de proporcionar información confiable y cobertura confiable sobre nuestra situación”.
También destacó que “las mujeres que padecen violencia de género no reciben asistencia necesaria de parte de los diferentes organismos estatales para superar los contextos de opresión en los que están y además son culpabilizadas”.

Gran cantidad de jóvenes se sumaron a la movida en contra del patriarcado.


Por eso paran por “un Estado laico, aborto legal, seguro y gratuito, para que ninguna  niña sea obligada a la maternidad, para que la pobreza deje de tener cara de mujer y para eso necesitamos igual salario por igual trabajo, reconocimiento del trabajo reproductivo y de cuidado, ese que hacemos las mujeres y no es reconocido, trabajo doméstico compartido”.
“Contra la violencia institucional que amenaza y persigue a las que ejercen la prostitución y a las trabajadoras sexuales. Por Cristina Santillán y Sofía Santillán, víctimas de género. Para visibilizar la incomprensión, incapacidad y complicidad de la mesa local de violencia de género”, remarcó y finalizó diciendo que en este día “a los varones les pedimos que no nos digan feliz día, se acompaña, sino somos cómplices de un genocidio”.
Mujeres trabajadoras
Una vez abierto el micrófono, Laura Aloisi militante del Peronismo 26 de Julio y representa a la secretaría de la Mujer del Partido Justicialista de Azul. En un principio remarcó que desde ese espacio político “queremos reivindicar la lucha de las mujeres trabajadoras. Este gobierno neoliberal de Macri, Vidal y Bertellys ha arremetido contra los derechos de los trabajadores totalmente y en nuestro caso reivindicamos la lucha de las mujeres fabriqueras de Azul”.
Por eso hicieron un documento brindando su apoyo a la lucha obrera de estas mujeres. “Mujeres de Azul, mujeres de lucha. En nuestra ciudad también recibimos los embates de este gobierno para ricos en donde la clase trabajadora es quien sufre cada una de las medidas que se toman”.
A Fanazul “la cerraron y ha sido la punta de lanza para que nuestro pueblo salga a la calle a defender los puestos de trabajo y los de cada uno de nosotros. Más de 10 millones de pesos por mes  dejaron de circular en la economía de Azul y de la Provincia, son 220 familias que se quedan sin trabajo, 220 historias de trabajadores y trabajadoras que se quedan truncas, sueños inconclusos, proyectos arrebatados de las manos”.
Además explicó que “vienen por todos y por todo, por nuestros derechos. Y ahí estamos las mujeres que día tras día hacían 40 kilómetros para llegar a su trabajo. Estuvieron organizadas y firmes por su causa”.
Las mujeres peronistas “entendemos que las mujeres de Fanazul son la vanguardia de esta lucha y que hemos estado acompañando las acciones que se han llevado adelante tratando de visibilizar este conflicto”.
Por último destacó “somos mujeres a las que nos une la esperanza y la lucha por la Justicia Social. Adherimos al Aborto seguro, legal y gratuito y pedimos que se abra Fanazul con todos los trabajadores adentro”.

Mujer y economía
Luego Sandra Garay, representante de la comisión de género de SUTEBA, dijo que “queremos estar presente en este día tan especial. El 8 de marzo se estableció como el Día de la Mujer trabajadora para conmemorar a las 146 trabajadoras textiles en Nueva York que murieron calcinadas luego de una toma para mejorar su trabajo”.
Esta lucha fue creciendo con el correr de los años “y la organización fue tomando fuerza para la doble jornada laboral y la responsabilidad de las tareas domésticas que es de una matriz cultural machista se menosprecia y es dejada a cargo de las mujeres”.
En este sentido, agregó que “esta división sexual del trabajo tiene lugar a expensas del aprendizaje de las niñas y sus posibilidades de tener un trabajo bien remunerado, hacer deporte o disfrutar de tiempo libre”. Por eso explica que “esto determina los patrones de ventaja y desventaja relativa, la posición de las mujeres en relación a los hombres en la economía”.
Por eso en este día “debemos comprometernos en hacer todo lo posible para superar los prejuicios arraigados, apoyar la participación y promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer”.
Luego Agustina y Clara de La Cámpora Azul quienes leyeron un escrito en donde se resalta que “es tiempo de profundizar la justicia social en un contexto de ajuste y represión orquestado por el Gobierno Nacional. Somos las mujeres las primeras en sufrir las consecuencias del Estado que nos muestra su peor cara: feminización de la pobreza, vaciamiento de las políticas públicas, aumento de la desocupación femenina y la brecha salarial”. También dijeron que “este es un Estado misógino, violento y que agrava por acción y omisión las desigualdades estructurales que presta el sistema de patriarcado”.
También Natalia Lhermann de Mala Junta – Patria Grande quien culpó al Estado y al Gobierno Nacional del Presidente Macri de oprimir a los trabajadores y, sobre todo, a las mujeres. En este sentido, ejemplificó “que las más perjudicadas somos las mujeres porque amas de casa, empleadas domésticas o trabajadoras precarizadas tendrán sólo una pensión de 5.700 pesos lo cual las coloca bajo la línea de pobreza”.
Este gobierno “no evidencia una perspectiva de género, deja afuera a las que hacen la comida, cortan el pasto, limpian la casa y ponen la mesa”.
Patriarcado y machismo
En representación de El Chancho Feminista se dirigió a los presentes Agustina de Arzave quien en un primer momento reflexionó sobre el rol de los hombres en la marcha diciendo que “no alcanza con no ser un golpeador de hecho, un femicida o no estar de acuerdo con quien lo hace. Si seguís celando o manipulando a tu pareja, meterle los cuernos o tratándola de loca, o cubrís a tus amigos cuando lo hacen o sos parte de charlas por Whatsapp cuando pasan fotos de culos y tetas, o cuando hablan de lo puta que esa mina, si seguís compartiendo con tu amigo abusador y hacés la vista gorda, si seguís refiriéndote a las chicas trans como él en vez de ella, si pensás que somos unas exageradas o ninguneas nuestra lucha diciendo que está antes la lucha de clase y no te tomás el tiempo para interpelarte a vos mismo, sos cómplice”.
Además reflexionó diciendo “en nuestra lucha estamos cansadas de escuchar que somos violentas, que mantengamos la forma. Qué hacemos entonces con la violencia que nos genera saber que todos los días hay un femicidio, una violación, abuso y agresiones”.
También dijo que “no podemos seguir comiéndonos nuestra bronca y transformarla en respuesta. El mundo no va a cambiar solo, tenemos que aprender a nuestro cuerpo, aprender para zafar el violento. El respeto no se pide, se exige”.
Problemáticas Trans
Por su parte, la referente de Asociación Travestis, Transgénero y Transexuales y la Asociación Diversidad Azul, Silvina Lucero, quien dijo que desde su lugar “todos los días emprendemos una lucha doblemente difícil por ser mujeres trans. Queremos decir que queremos que se haga justicia para que no haya más transfemicidios como el caso de Sofía Santillán que años después no tenemos respuesta por su crimen de odio que fue realizado en Mercedes”. Además pidió que “todos se sumen a la lucha que son comunitarias y colectivas y sobre todo a las de LGBT”.

FEMINISMO Y LUCHA DE CLASE
En el marco del Paro Internacional de Mujeres, la agrupación 1° de Octubre dio la nota. Llegaron minutos más tarde de la finalización del acto central para dar su parecer sobre esta marcha y la “postura burguesa en la lucha de las mujeres”.
Su principal referente, Griselda Altamirano dijo con vehemencia que “intentan ocultarnos a los pobres las clases dominantes”. No sólo el origen del 8 de Marzo “quieren desvirtuarlo sino que además desviar su carácter de clase. Hay que seguir luchando para conmemorar a 146 mujeres decididas en medio de crecientes acciones de organización contra la explotación del sistema estaba luchando dentro de una fábrica textil hace más de 100 años”.
Estas mujeres reclamaban mejores salarios y mejores condiciones de trabajo y, que al negarse a abandonar la lucha las prendieron fuego dentro de la fábrica asesinándolas a todas  por eso “nuestra organización pone en alto las banderas de la lucha de clase y la lucha de las mujeres como parte de la liberación de la doble opresión entendiendo que sufrimos por ser mujeres pobres”.
Además dijo que padecen “la explotación y la miseria junto a nuestros compañeros. Este gobierno pretende desviar nuestra lucha marcadas con consignas y necesidades del feminismo burgués para que nuestro blanco sea el hombre y no la oligarquía que nos oprime”.
Además dijo que “las mujeres sufrimos la falta de trabajo, la explotación, los bajos salarios, los despidos, la miseria y el hambre; la persecución política y jurídica de igual a igual con los varones, mientras como clase las burguesas tienen a los varones como rival porque quieren tener la misma jerarquía en la empresa o dentro del Estado para seguir oprimiendo a la clase trabajadora”.
En esta fecha “es necesario que las mujeres que luchamos estemos en la calle gritando que no necesitamos ser gerentes o tener espacios en el parlamento para liberarnos, primero necesitamos liberarnos como clase”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *