QUEDÓ INAUGURADA LA MUESTRA

  Las obras de Raquel Forner y Alfredo Bigatti ya están en el López Claro

Ante una buena concurrencia de público se pudo apreciar una selección de obras en papel en técnicas como litografías, dibujos y grabados de los trascendentes artistas. La muestra permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre. 

El acto de apertura que se realizó ayer por la noche en el López Claro de esta exposición tan relevante del arte argentino.
FOTOS NICOLÁS MURCIA
<
>
El acto de apertura que se realizó ayer por la noche en el López Claro de esta exposición tan relevante del arte argentino. FOTOS NICOLÁS MURCIA

Anoche quedó inaugurada la muestra de Raquel Forner y Alfredo Bigatti en el Museo de Arte López Claro. La actividad fue organizada por la Dirección de Cultura de Azul de la Municipalidad. Consta de una selección de obras en papel (litografías, dibujos y grabados) de estos trascendentes artistas de la plástica argentina.

Es importante señalar que esta muestra fue cedida al museo por la Fundación Forner Bigatti de la Ciudad de Buenos Aires.

Cabe recordar que tan importante artista, Raquel Forner, estuvo en nuestra ciudad en la década del 70, donando en esa oportunidad un magnífico óleo a la Escuela de Bellas Artes.

En la oportunidad se realizó un acto de apertura ante una buena concurrencia de público, a cargo de la directora de la entidad municipal, la arquitecta Claudia Bogliano.

“Es un logro haber podido traer a estos dos grandes de la plástica argentina”

En la inauguración Bogliano destacó la importancia de tener esta exposición en Azul.

“Es un logro haber podido traer a estos dos grandes de la plástica argentina. Por un lado Raquel Forner, una visionaria, una angustiada y digo esto último porque sufrió la guerra civil española. Es decir si bien ella no estuvo pero la sufrió como ser humano. Luego, con la segunda guerra mundial muy desesperanzada de la vida se focalizó en los óleos. Su obra  es muy expresionista y desgarradora. Sobre todo son mujeres que se las ven como el núcleo de la vida y la reproducción. Son cara de mujeres angustiadas, desfiguradas, con todo el sufrimiento encima”, explicó la arquitecta.

En cuanto a los premios de Forner, especificó que “tuvo todos, ya con 22 años ganó el Salón Nacional en Buenos Aires y después muchos en París”. Agregó que “se trasladó a la ciudad francesa donde formó parte de un grupo y conoció a su marido Alfredo Bigatti”.

Posteriormente continuó relatando “después de esa serie tan angustiante se quedó fascinada con la llegada del hombre a la luna y entonces comenzó una nueva serie y una nueva visión de la vida para ella más esperanzadora como que el hombre se reciclara y ve a un hombre nuevo. Esa era su esperanza. Por eso, en esta serie se ve reflejada a los alienígenas, a los mutantes y en cada título lo define”.

Con relación a Bigatti sostuvo que “fue un gran escultor y grabador que uno lo conoce muy bien por el monumento a la bandera. Estuve en su casa que recomiendo su visita, es preciosa frente a la Plaza Dorrego, están los muebles de su época y hay algunos óleos. Actualmente hay una fundación que ella creó y gestionando con el encargado de la misma pudimos mover la obra. Así que un agradecimiento importante a dicha fundación, a Mauricio (Brown), a Karina (Ruíz) y a la Asociación Amigos del Museo, a las escuelas que seguimos con las visitas guiadas y a ustedes que nada de estos se podría llevar a cabo sin su apoyo”.

La muestra permanecerá abierta hasta el 25 de septiembre.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *