CENTROS DE ATENCIÓN PRIMARIA DE LA SALUD

“Las unidades sanitarias están ‘pachorrientas’, sin hacer nada”, expresó el responsable del área

 

El autor de la frase, José Alberto Hourcade, trazó algunos parámetros de su función al frente de los CAPS, rescató el compromiso del personal que lo secunda y admitió que carecen de recursos para poder realizar una labor más eficiente. “Hoy no tenemos ni para hojas”, expresó. Por otro lado “Beto” se refirió al viaje que el viernes y sábado próximos realizará a Necochea junto con asistentes al Comedor “Magalí” que irán a conocer el mar.

“Si uno no sale a la calle a encontrarse con el vecino y ver sus necesidades y su problemática, nunca te enterás de lo que pasa”, expresó José Alberto Hourcade, director de los Centros de Atención Primaria de la Salud. MARCIAL GARCÍA
<
>
“Si uno no sale a la calle a encontrarse con el vecino y ver sus necesidades y su problemática, nunca te enterás de lo que pasa”, expresó José Alberto Hourcade, director de los Centros de Atención Primaria de la Salud. MARCIAL GARCÍA

El director de Atención Primaria de la Salud, José Alberto Hourcade, asumió la difícil tarea de recuperar las unidades sanitarias de Azul, Cacharí y Chillar que según el propio funcionario en los últimos cuatro años estuvieron “quietitas, ‘pachorrientas’, sin hacer nada”, cumpliendo con un servicio mínimo y alejado de la gente.

“La atención primaria de la salud la misma palabra te lo dice: la primera atención es la calle, la clásica ronda. Si uno no sale a la calle a encontrarse con el vecino y ver sus necesidades y su problemática, nunca te enterás de lo que pasa. Eso estuvo funcionando cuatro años atrás. En la época de Adriana (Scalcini, secretaria de Salud durante la gestión del ex intendente Omar Duclós); eso estaba muy aceitado y cuesta volver a aquellos tiempos. Reconstruir el espíritu de la calle y del servicio a la gente, no es fácil. Por ahí no vamos a darle soluciones mágicas porque éstas no existen, pero el hecho de escucharlo hace que el vecino se sienta más comodo, que no se enferme. Nuestro fin es evitar que la gente vaya al hospital”, agregó.

Hourcade explicó que en cambio, por la forma en la que se estuvo trabajando durante el mandato de José Inza, “no se sabía qué pasaba con el niño que no iba a vacunarse a la unidad sanitaria”. “Ahora los referentes de la unidad sanitaria los van conocimiento, se está tendiendo un buen vínculo; se le pide a los padres la libreta sanitaria para certificar si el chico está o no vacunado. Eventualmente lo citamos y le buscamos todas las ventajas para que la gente vaya a la unidad sanitaria, y la respuesta es positiva. Lo que pasa es que tienen que ir los referentes de barrio. Si es alguien que no conocen mucho no le dan entrada. Gracias a Dios en cada unidad sanitaria tenemos gente muy capacitada y bien entrenada, que está volviendo a trabajar muy bien. De esta manera la pretensión es evitar que tenga que ir al hospital, pudiendo recibir la atención que necesita en la unidad sanitaria, donde tienen muy buenos servicios”, agregó.

Desvío de recursos

En la nota con este diario, Hourcade advirtió que a medida que se vayan poniendo en caja determinadas cuestiones administrativas que tenían un proceso anómalo en la anterior gestión municipal, se podrá recuperar la capacidad de invertir en las unidades sanitarias.

“Nosotros dependemos de programas que dejan un dinero en atención primaria y, con eso, hacemos cosas. Eso tenemos que recuperarlo porque desde el 2011 no se rinde nada. Hoy estamos abocándonos a rendirlo para que se restituya eso. Calculá que la Unidad Sanitaria N° 8 se hizo con el dinero de un programa, sin afectar recurso municipal. Estamos hablando de muy buen dinero. Hoy no tenemos ni para hojas. Con ese dinero nosotros nos administramos en atención primaria sobradamente muy bien”, precisó.

En tanto admitió que las falencias que tiene en materia de recursos humanos pasan sólo por el área de Enfermería. “Tenemos tres o cuatro que se me están jubilando y el cambio que me hacen en otras áreas es de enfermera por enfermera. Hasta que se pueda organizar eso, estamos tapando agujeros. Hacemos lo que podemos con lo que tenemos. Tampoco voy a prometer algo que no se puede”, indicó.

Le respondió a Marisa Rojas

Consultado Hourcade sobre las declaraciones que realizó a este diario la presidenta del Barrio Villa Fidelidad, Marisa Rojas, respecto de supuestas irregularidades que se dan en la Unidad Sanitaria Nº 2 (ver aparte), el director de los CAPS expresó que “esta chica tiene un problema personal con algunos funcionarios”. “A Marisa Rojas la conozco desde muy chiquita, tenemos trato; de hecho, cuando quiere ir a mi oficina tiene las puertas abiertas, no hace falta que me pida algo por expediente. Ella tiene un problema personal con algunos funcionarios; entonces, pega donde ella quiere. En vez de hacerse eco del reclamo justo, necesario y consensuado y en equipo, está haciendo esto en forma personal, como privada, y repercute en la gente”, agregó.

Rojas, en la nota con EL TIEMPO, sostuvo que “en la Unidad Sanitaria, en un momento conseguimos que se ilumine la parte trasera, donde está el tanque de agua, para evitar juntas ‘raras’, pero la sacaron y por eso estamos reclamando nuevamente por la luz en el lugar, porque nosotros -los vecinos- somos los que estamos las 24 horas en el barrio y vemos como hay gente que va al periférico y ve como sus hijos rompen todo y no dicen nada, también pedimos un cerco de alambre. Hay un médico comunitario que no está yendo desde diciembre; no tengo nada contra los funcionarios de ningún área, pero si yo digo que hace un mes que el médico comunitario no viene al barrio, o va una vez, o no está yendo todos los días, hay que reemplazarlo”, y “lo mismo ocurre con la asistente social. Si yo te digo que no tenemos asistente social y vos la mandás dos veces por semana porque atiende distintas Unidades Sanitarias, eso no sirve” porque “nuestra Unidad Sanitaria es programática, es abarcativa y comprende distintos barrios cercanos”.

El entrevistado aclaró que, con los Centros de Atención Primaria de la Salud, “no está todo mal”. “En atención primaria necesitamos recursos pero no en cantidad. Sí lo humano, que es importantísimo, pero la única falencia en cuanto a recursos humanos que tenemos hoy es enfermería. No tenemos enfermeros suficientes pero tampoco los hay a nivel país”, afirmó.

Tras aclarar que está en proceso de regularización el pago a los médicos comunitarios, señaló que “la anterior gestión utilizaba los recursos que venían de Nación para otros fines, cosa que no tendrían que haber hecho”. “A partir de esta nueva administración, la decisión del Intendente es no tocar esos recursos. Estamos haciendo todo el papelerío para que puedan cobrar regularmente. Próximamente se hará una reunión con el Secretario de Salud a fin de delinear cuestiones de metodología de trabajo para cumplir con la función que tienen asignada”, amplió.

Levantar la puntería

Hourcade detalló que se está armando un equipo con Maio Zaizar, Adriana Scalcini y Adriana Espósito “más otros componentes de atención primaria” con el objetivo de “tratar de reconstruir el vínculo entre los agentes sanitarios, entre la parte médica, entre los centros de salud; todos juntos, unidos, tratando de levantar esto, que para eso estamos”.

“Nuestro objetivo, desde los centros de atención primaria de la salud, es evitar que la gente se enferme. ¿Cómo lo hacemos?: visitándolos, aconsejándolos, dándole charlas muy informales a los jóvenes sobre educación sexual, aconsejando a una mamá a que se ponga DIU o que se cuide con algún anticonceptivo. Hacer cosas simples, básicas, para que la gente esté bien”, enfatizó.

Hourcade indicó que una de las problemáticas centrales a abordar es la del embarazo adolescente. “Ese es todo un tema. Estamos tratando de organizar charlas en las escuelas, principalmente las secundarias. Hay un sinfín de cosas para hacer que nos competen a nosotros desde la rama de atención primaria y hay que ir pausadamente y con los recursos que tenemos y con las ganas que han quedado. Principalmente hay que recomponer el estado anímico de todos los agentes de salud, recomponer el vínculo con otras instituciones y encarar lo que hay que hacer”, manifestó.

“Yo me juego todo”

El director de los CAPS afirmó que, en la función que asumió, “yo me juego todo”.

“Cuando el intendente Hernán Bertellys vino a elegirme y me propuso esta misión yo me juego todo. Es mi espíritu, mi garra de salir adelante y que las cosas salgan bien. Yo no tengo intereses privados en esto. Si mañana viene el Intendente y me dice ‘Hourcade, hasta acá llegó su misión’, yo me voy a mi unidad sanitaria y no hay historia. El principal interés mío es que Atención Primaria resurja ayudando a la gente, haciendo prevención de la salud, aconsejando, promocionando”, detalló.

Agregó: “A la función pública le meto garra, horas, dedicación. Eso seguro. De mí no van a esperar otra cosa. Y de la solidaridad es lo mismo. Ahora vengo de buscar los jugos, golosinas para llevar al mar. El jueves estaremos haciendo los sándwiches para llevar el viernes. Estamos a full con esto pero es nuestra forma de ser”.

“NO SOY UN PARACAIDISTA”

Hourcade confió que “muchas cosas, en atención primaria, se habían perdido”. “El hecho de desfilar (en ocasión de los festejos por el aniversario de la fundación de Azul), de identificar y reconocer a los abanderados y demás por su dedicación, su historia y demás en atención primaria, reflejó la buena elección y hubo buen acompañamiento del personal. Eso mismo pasó en Chillar el pasado domingo (cuando se realizó un evento con fines solidarios). Cuando llegué había caras de susto porque nunca habían hecho nada. Le explicaba a las chicas que el fin del evento es que ellas interactúen con otras instituciones. Están encerradas, detrás de un escritorio, y no las conoce nadie. ¿Cómo van a saber las especialidades que tienen y el trabajo que hacen y el servicio de vacunación que tienen?. Les pedí que interactuaran con los otros, se juntó un pilón de cosas que las van a distribuir entre ellos mismos”, señaló.

Consultado sobre el presente del CPS de Cacharí, respondió: “Tenemos muy buen personal. Nos faltaría acondicionar algunas cositas de temas muy puntuales. Vamos a organizar algo similar pero primero será en Azul, cuando juntemos a todas las unidades sanitarias en una movida solidaria sin manejar dinero, solamente recursos materiales y para volcarlos en la población”.

Hourcade reconoció que la situación salarial para el personal de base que trabaja en los CAPS dista mucho de ser la ideal. “No le prometí nada a ninguno de los agentes a mi cargo pero les dije que cuando esto se regularice económicamente, yo voy a ser el primero en ir a pelear por ellos. No lo duden. Así como peleé por la gente que me estaban por sacar y que estaban dentro de aquellos famosos ‘95’, voy a pelear porque son recursos muy importantes. Me tendrían que haber preguntado porque yo sé quién labura y quién no, o los pongo a todos. Vengo de las unidades sanitarias; no soy un paracaidista”, dijo.

“La parte de salud tiene que ser una vocación muy bien remunerada. Hoy no es así. Hay agentes de salud que están cobrando 5.000 o 6.000 pesos y le meten horas y garra. Es por amor prácticamente. Yo creo que lo vamos a lograr pero todas las cosas de la vida tienen su tiempo. No puedo ir a pelear ahora por aumentarle el sueldo a todo el mundo de mi área. Sería irrisorio e ilógico cuando sabemos que todavía no hay un peso en el municipio”, concluyó.

RUMBO AL MAR

El 26 y 27, asistentes al Comedor Magalí viajarán por primera vez al mar. Será a las playas de Necochea. “La municipalidad nos consiguió una de las unidades para llevar a los chicos y otra la contratamos nosotros. Ya estamos preparando los bolsitos; los chicos llenando su ficha médica y presentando la autorización de sus padres. Todo por la vía legal, como corresponde, esperando que sean días de alegría, de placer para que la pasen bien. Llevamos tres mamás que no conocen el mar. Una de ellas va todos los días al comedor y me pregunta ‘¿cuándo nos vamos, Beto?’. Están ansiosos. Algunos chiquitos del comedor ya fueron el año pasado, pero tenemos diez o doce nuevos que no conocen el mar. Para ellos es toda una experiencia salir de la ciudad, dormir en otro lado, jugar en el mar, sentarse en un lugar a comer un sándwich o tomar un helado. Para uno que ha pasado por necesidades, no te olvidás nunca más”, expresó Hourcade, creador del comedor.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *