ENTREVISTA CON CRISTIAN SORIANO

Las visitas que recibe la Escuela de Platería y los proyectos para 2018


El establecimiento educativo ya es un emblema en la ciudad en materia de instituciones educativas. Según el director, “el 50 por ciento de Azul sabe que la escuela tiene siete talleres en funcionamiento”.
La Escuela de Platería y Artesanías Tradicionales de Azul que funciona en el estación del ex Ferrocarril cuenta con una vasta trayectoria en Azul formando gente en diferentes oficios. Marroquinería, soguería, talla en madera, cerámica, telar, platería y desde el año pasado cestería.
Y aunque en el verano el establecimiento estuvo cerrado, durante la temporada estival está recibiendo turistas de diferentes puntos de la Provincia de Buenos Aires, incluso un grabador de Suiza, la semana pasada que tiene familiares en Azul.
Con motivo de las visitas que se encuentra recibiendo la entidad y los proyectos con los que se cuenta para el 2018, EL TIEMPO dialogó con el director de la institución, Cristian Soriano, quien abordó distintos aspectos.
De esta manera es importante recordar que la escuela estuvo cerrada desde el 31 de diciembre, que fue cuando hicieron la muestra de fin de año el 16, 17 y 18. Continuó 10 días más porque quedaba una clase del taller de cestería y volvió a abrir el 21 de enero.
“Está circulando bastante gente de afuera”
En primer término Soriano especificó que “está circulando bastante gente de afuera. Vienen de Laprida, Olavarria, Tandil, Benito Juárez, Buenos Aires, incluso la semana pasada vino un grabador de Suiza y pasó por la escuela. De hecho estuvimos intercambiando un montón de cuestiones”.
Recordó esa visita “él es azuleño, estuvo radicado en Buenos Aires y hace 20 años que vive en Suiza”.
Además, acerca de la gente que viene a Azul, fue consultado cómo toman conocimiento de la escuela y puntualizó que “la gente de Juárez se enteró de esta escuela el año pasado por un encuentro de plateros que se hace en la ciudad, en el Centro Cultural ´Sombrerito`. Fui en representación de la escuela de Azul y al mismo tiempo de la Escuela Municipal de Orfebrería y Artesanías Tradicionales ´Armando Ferreira` de Olavarria de la cual también soy docente. Cuando fui llevé folletería y había gente de Gonzáles Chávez, Laprida, Tres Arroyos, entre otras ciudades”.
A la escuela según dijo se acercó gente de Tandil que estaba parando en el Camping Municipal y “hoy por hoy las redes sociales también permiten una comunicación fluida con muchísimas personas”. Ejemplificó “el Facebook de la escuela tiene 5.000 amigos así que de esa cantidad de gente le quedó registro y pasó”.
“ Además, más allá de propuesta educativa que tiene la escuela tiene proyectos asociados al turismo y es parte de la misma poder mostrar. Debemos ser uno de los únicos espacios que en el año genera ese tipo de actividades, o sea que se relaciona con la educación y el turismo”.
La inscripción y la reinscripción
Acerca de estas actividades Soriano informó que “la inscripción está dividida en dos partes. Se llama a reinscripción a los alumnos que finalizaron el ciclo lectivo 2017 de todos los talleres del espacio. La misma es de carácter obligatorio ya que permitirá organizar los cupos vacantes en la entidad para las incorporaciones de 2018”.
Ese es el parámetro para saber cuánta gente podemos incorporar. Está abierta desde el 29 de enero al 2 de febrero, de 10 a 13, en la sede de la Escuela. Durante esos días se informará a los alumnos regulares la fecha de inicio de cada una de las actividades”.
“La inscripción para los alumnos ingresantes es del 26 de febrero al 2 de marzo. A partir del 5 ya empiezan cinco talleres”. 
Aclaró que con esto “unos de los objetivos que hemos cumplido es el hecho de armar grupos de trabajo. Es decir hay gente que tiene desde dos a cinco años de escuela, entonces a ese grupo de gente, ese núcleo fijo, se lo mantiene. Por citar un ejemplo en platería tengo 18 alumnos. El otro que cuenta con una buena recepción es telar, ya hay 15 alumnas confirmadas y vamos a ver si podemos sumar 7 personas más”.
Sobre las inscripciones continuó haciendo un análisis “cuando se convoca a ingresantes se nota un montón de gente nueva. El año pasado fueron 135 nuevos, sin contar los grupos que ya venían. En estos últimos va disminuyendo la cantidad de alumnos porque el oficio les cuesta, los horarios se complican y juega un papel fundamental la cuestión económica. Por ejemplo el de platería es un taller costoso en relación a la materia prima porque no es costosa la cuota ya que es municipal, pero lo que se utiliza sí. Lo mismo pasa con el cuero”.
Proyectos
Soriano no dejó de mencionar a los profesores que están a cargo de los talleres: Claudia Pérez en marroquinería, Julián Genusso en soguería, Mariano Verón en talla en madera, Mariela Bevacqua en cerámica, Marisa Martins en telar y él en platería.  Alicia Frías es la docente de cestería que fue el último taller que se incorporó (el pasado año).
Sobre los proyectos para este 2018 especificó que “la idea es sumar más talleres, ocurre que no nos dan el espacio físico, por eso este año los mismos van a tener cupos”.
Añadió que “además de los talleres vamos a tener muestras, se está trabajando en un proyecto en el mes de abril con Verónica Cestac y de concretarse van a venir maestros de reconocida trayectoria que van a hacer un interesante intercambio de conocimientos con los alumnos que están empezando porque a veces esa deserción ocurre porque los alumnos no tienen incentivos. Aun no hay fecha definida, aunque la propuesta está, ella empezó a trabajar en ese sentido, y nosotros también; pero en principio hay que ver si logramos el compromiso de la gente que tiene que venir. Tenemos que ver cómo instrumentamos. Serán tres días, en el medio habrá charlas y propuestas musicales”. Para terminar el director de la escuela anunció que “este año vamos a aprovechar a abrir los domingos como lo hacíamos años anteriores. Pero en 2017 fue ´Estacionarte` y este año será directamente exposición de la escuela. Serán muestras que hacen los alumnos y si el tiempo acompaña hacer alguna clase pública. Pasa que durante mucho tiempo lo que son los maestros artesanales estuvieron encerrados en su talleres y la presencia de escuelas municipales ha permitido expandir un poco el oficio”.

Promoviendo la escuela

La cuestión, en definitiva es promover, desde todo punto de vista esta institución ha crecido muchísimo. Primero en la ciudad, la escuela está inserta en la vida social de Azul, “el 50 por ciento de Azul sabe que la escuela tiene siete talleres en funcionamiento”, aseguró Soriano.
“Cuando me hice cargo del espacio en 2013, nunca me voy a cansar de decirlo, la escuela no tenia ni sillas. Hoy tiene sillas, un montón de herramientas para cada alumno y los docentes”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *