SE NEGÓ A DECLARAR

Le imputan cinco arrebatos al marplatense detenido el martes

Eso es lo que surge hasta el momento en la investigación judicial que se está llevando adelante. Voceros allegados a esa causa no descartan que haya cometido más hechos. Los robos y hurtos por los que ayer fue indagado ocurrieron entre los días 27 de enero y 2 de febrero pasados.

La moto que la Policía incautó la semana pasada sería la que utilizaba el ahora acusado de cometer estos robos y hurtos.
SECCIONAL PRIMERA/PBA


Un total de cinco arrebatos, cometidos entre los pasados días 27 de enero y 2 de febrero, le están imputando hasta ahora al joven que fue detenido durante la tarde de anteayer, es oriundo de Mar del Plata, figura con actual domicilio en esta ciudad, tiene 24 años y había sido identificado por voceros policiales y judiciales como Walter Nicolás Ortiz.
Por esos hechos había sido trasladado ayer a la mañana desde la comisaría primera, la dependencia policial donde por ahora se encuentra, a Tribunales para ser indagado.
Por esos cinco ilícitos, robos y hurtos, se está tramitando una causa penal a través de la UFI 2 departamental que está a cargo de Laura Margaretic.
La Fiscal fue quien indagó ayer en horas de la mañana a Ortiz en sede judicial, que se negó a declarar, de acuerdo a lo que voceros allegados a ese expediente penal señalaron a EL TIEMPO.
Un día antes, es decir, el martes que pasó, policías del Gabinete Externo de la Seccional Primera y de la Local, contando con una orden firmada por un juez de Garantías, habían detenido al ahora imputado. Y el miércoles de la semana pasada, en el marco de esa misma Investigación Penal Preparatoria que lleva adelante la fiscal titular de la UFI 2, la casa donde el joven estaba viviendo en esta ciudad desde hacía unos dos meses, ubicada en cercanías al Tiro Federal de Azul, había sido allanada.
En aquel procedimiento se hallaron e incautaron elementos considerados de suma importancia para la investigación. Según la Policía informara: una motocicleta, un casco, ropas y tres teléfonos celulares.
Para cuando se llevó a cabo ese allanamiento los investigadores contaban con filmaciones de cámaras de seguridad donde se veía a un motochorro llevando a cabo los arrebatos.
En todas esas filmaciones, la vestimenta, el casco y la moto eran coincidentes con los elementos secuestrados durante aquel allanamiento realizado la semana anterior a que Ortiz resultara detenido y quedara así formalmente acusado de ser el autor de todos esos robos y hurtos.
En detalle
Esos cinco hechos que se le atribuyen por ahora al joven marplatense que ayer se negó a declarar comenzaron a registrarse el 27 de enero pasado.
Aquel día, alrededor de la hora nueve, en Mitre y Alvear se produjo uno de los arrebatos. Lo cometió, al igual que en todos los demás casos, un sujeto que circulaba en una motocicleta, el mismo que en aquella ocasión le sustrajo a una mujer llamada Liliana Noemí Bugliese -según señalaron ayer fuentes allegadas a la instrucción- un teléfono celular.
Dos días después, es decir el 29 del mes pasado, una jubilada llamada Ofelia Rosa Masson y que tiene 82 años de edad se convirtió en otra víctima de este tipo de ilícitos.
La mujer -tal lo que ya ha sido informado desde EL TIEMPO- volvía caminando a su casa con su nieto de once años, después de que había ido al banco a cobrar su jubilación.
El dinero, unos seis mil pesos, lo llevaba junto a otras pertenencias en una cartera que un motochorro le arrebató de manera violenta en Mitre y Necochea.
El ladrón, que ahora se cree que es Ortiz, subió a la vereda con esa moto en la que circulaba para cometer el ilícito. Empujó a la jubilada y “mediante violencia le sustrajo su cartera”, para después darse rápidamente a la fuga en contramano por Necochea.
Si bien el 31 de enero hubo dos arrebatos con una diferencia de muy pocas horas, al marplatense que está detenido le imputan por el momento sólo uno de esos ilícitos ocurridos aquel día: el que tuvo como víctima a Patricia Adela Sánchez, una mujer de 57 años que fue brutalmente agredida durante aquel hecho, que se produjo en inmediaciones del Hospital Pintos.
El autor, que también se movilizaba en moto, poco antes del mediodía de ese miércoles se puso a la par de la mujer, que iba caminando y llevaba colgada de manera cruzada una cartera tipo “bandolera”, la cual le fue arrebatada.
El delincuente forcejeó con la víctima, que intentó resistirse al robo. En esas circunstancias, Sánchez fue arrastrada varios metros por el motochorro, ante la vista de varias personas que en principio no hicieron nada para auxiliarla.
La mujer resultó con lesiones leves por las que tuvo que ser atendida en el Hospital Pintos, el mismo lugar al que se dirigía en el horario matutino de visitas cuando se convirtió en víctima de este violento robo.
Al día siguiente, 1 de febrero, se produjo otro arrebato que también se le imputa a Ortiz.
De connotaciones menos violentas que el registrado un día antes, en este caso fue una mujer llamada María Rosa Castillo a quien un motochorro le robó su teléfono celular.
Ocurrió en horas del mediodía en Avenida 25 de Mayo y Belgrano, previo a que a la víctima el delincuente “la empujara contra la pared”, según se describe en la instrucción con relación a este hecho.
El quinto de los ilícitos por los que Ortiz ayer fue indagado en la sede de la UFI 2 ocurrió el 2 de febrero, poco antes de la hora 14, en San Martín entre Alvear y Rivadavia.
Una jubilada de 72 años llamada Norma Beatriz Borneo fue la víctima.
La mujer iba caminando por esa zona cuando un sujeto subió con la moto en la que iba a la vereda y le arrebató, “previo tirarla al piso” y hacerla golpear, una cartera en la que tenía diferentes pertenencias.

El dato
Los voceros allegados a la causa penal señalaron ayer que no se descarta que Ortiz sea también el autor de más arrebatos. Al respecto, se aguardaba la realización de diferentes diligencias tendientes a determinar si también fue quien le sustrajo la cartera a una empleada del Hospital Pintos que se llama Graciela Blanco Zabala. Ese hecho, poco antes de la hora 13, había ocurrido el pasado 31 de enero, cuando la mujer iba en bicicleta por la calle Colón, en cercanías al ex Colegio Nacional. Un motochorro se puso a la par de la víctima y le arrebató una cartera que llevaba en el canasto, haciéndola caer en esa maniobra.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *