Le sustrajeron 17.000 pesos a un jubilado azuleño por medio de un “cuento del tío”

Lo que en formato de una causa penal ahora se investiga como una “estafa” fue cometida por un sujeto que se hizo pasar por empleado de la ANSES y logró que el damnificado le transfiriera a una cuenta bancaria esa suma de dinero, para que supuestamente cobrara la llamada “reparación histórica”. Desde ANSES UDAI Azul advirtieron a los beneficiarios sobre esta maniobra defraudatoria y aclararon que ese tipo de trámites no se hace por teléfono.
Un azuleño fue estafado por medio de un “cuento del tío”, después de que un sujeto que se hizo pasar por un empleado de la ANSES lo engañara vía telefónica y lograra que el ahora damnificado por este caso le depositara 17.000 pesos en una cuenta bancaria.
Esa plata, según le decía el autor de la maniobra defraudatoria, era para que el hombre -que después denunció lo sucedido en sede policial- cobrara “la reparación histórica” que actualmente se está ofreciendo a jubilados y pensionados del país desde ese ente descentralizado perteneciente a la administración pública nacional.
Teniendo en cuenta lo sucedido y ante el conocimiento de que se habían recibido varios llamados en Azul, desde la delegación local de ANSES ayer fue emitido un comunicado alertando a la población sobre este “cuento del tío”.
A través de esa nota, ANSES UDAI Azul señaló que ese organismo “no está solicitando ninguna información en forma telefónica” a jubilados y pensionados.
Además, se pidió que cualquier persona que reciba un llamado telefónico de estas características inmediatamente haga la denuncia en sede policial y concurra a la sede local de ANSES para dar cuenta de la situación. Del mismo modo, se pidió a los beneficiarios que no brinden ningún tipo de información por teléfono a desconocidos que puedan convertirlos en víctimas de este tipo de estafa.
“No deben dar entidad a dichos llamados, no deben brindar ningún tipo de información, como tampoco concurrir al banco, atento a que estos hechos los realizan personas inescrupulosas, con el fin de estafar a los jubilados”, se mencionó en ese comunicado.
El “cuento del tío”
Un jubilado que tiene 66 años de edad y fue identificado por la Policía como Héctor Adolfo Fontana se convirtió en damnificado por ese “cuento del tío” que ayer denunció en sede policial, ocasión en la que el hombre estuvo acompañado por autoridades de la ANSES UDAI Azul que actualmente está a cargo de Néstor “Pacha” Álvarez.
Según el relato del denunciante, el pasado martes en horas de la tarde había recibido un llamado al teléfono fijo de su casa.
La persona que se comunicó con él, un varón, se hizo pasar por un empleado de la ANSES y le dijo al jubilado que era uno de los beneficiarios “del programa de Reparación Histórica”.
También, que para acogerse a ese beneficio tenía que transferirle a una cuenta bancaria “un cierto monto de dinero”.
Lejos de sospechar que estaba siendo engañado, el jubilado le dio su teléfono celular a ese sujeto que se hacía pasar por empleado de la ANSES.
Después, siguiendo las indicaciones del estafador, concurrió a un banco de esta ciudad, desde donde le transfirió al sujeto que lo había llamado -a través de una operación financiera por medio del cajero automático- 17.000 pesos.
Una vez en el banco, ubicado en una de las esquinas de Avenida 25 de Mayo e Yrigoyen, el estafador se comunicó nuevamente con el jubilado.
En esa segunda ocasión, lo hizo por medio de un llamado a su teléfono celular y para darle más indicaciones, con el fin de apoderarse ilegítimamente de esos ya mencionados 17.000 pesos que el vecino azuleño le transfirió a otra cuenta bancaria.
Después de transferida esa plata, ayer nuevamente el damnificado volvió a recibir otro llamado del empleado trucho de la ANSES, ocasión en la cual el sujeto le preguntó si tenía “otra cuenta personal con dinero”, otro de los supuestos requisitos necesarios para culminar con ese trámite tendiente a que pudiera percibir la reparación histórica.
Recién en ese entonces el vecino azuleño se dio cuenta de que había sido estafado, por lo que rápidamente cortó la comunicación y lo primero que hizo fue concurrir a la delegación de la ANSES, donde terminó de comprobar que había sido víctima de un “cuento del tío”, ya que desde la oficina local le indicaron que ese tipo de trámites no se realiza de manera telefónica.

El dato
Tras la denuncia radicada por lo sucedido en la comisaría primera, ahora se está instruyendo una causa penal caratulada como “estafa”, en la que interviene Marcelo Fernández, el fiscal titular de la UFI 1 departamental.

“UNA ESTAFA”

Néstor “Pacha” Álvarez habló de la estafa sufrida por el jubilado. NACHO CORREA/ARCHIVO/EL TIEMPO


Néstor Álvarez, actual titular de la ANSES UDAI Azul, en diálogo con EL TIEMPO se refirió a la situación y mencionó que había estado presente en la comisaría primera local cuando ayer el jubilado concurrió a hacer esta denuncia, en carácter de víctima de ese “cuento del tío” ocurrido un día antes,  cuando recibió un llamado al teléfono en su casa.
“Una copia de la denuncia que fuera formulada por el jubilado en la comisaría después la remití a las oficinas centrales de la ANSES en Buenos Aires para advertir sobre la situación, de la misma manera que me comuniqué con otras delegaciones de ciudades de la zona para que estén atentos con relación a esta estafa”, contó el también concejal.
El máximo responsable de la delegación local de la Administración Nacional de la Seguridad Social comentó también que se habían acercado varias personas a las oficinas con sede en la Avenida Perón de este medio contando de llamadas telefónicas similares que habían recibido.
“Muchos se dieron cuenta de que era una estafa. Pero en el caso de este hombre no y fue engañado”, agregó el funcionario estatal.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *