Legisladores de Unidad Ciudadana estuvieron en Azul y se sumaron al reclamo de los “fabriqueros”

 

Miguel Funes y Fernanda Díaz cuando ayer por la tarde visitaron la redacción de este diario. NICOLÁS MURCIA


Se trata de Miguel Funes y Fernanda Díaz, quienes además estuvieron en la redacción de EL TIEMPO para analizar la situación que generó todo tipo de manifestaciones populares y que está pendiente de resolverse. 
Legisladores de distintos espacios políticos, en todos los casos ubicados en la vereda opuesta al oficialismo, están viniendo a esta ciudad para expresar su solidaridad con los trabajadores de FANAZUL y ponerse a disposición de alguna diligencia que pudieran encaminar en las cámaras tanto de Nación como de la Provincia. El martes se acercó a uno de los cortes Nicolás Del Caño, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, y ayer fue el turno de dos referentes de Unidad Ciudadana, espacio que reúne distintas líneas internas derivadas de la desfragmentación del Frente para la Victoria y del Partido Justicialista.
Se trata de Miguel Funes y Fernanda Díaz, quienes además de estar junto con los “fabriqueros” visitaron la redacción de este diario para analizar el estado de situación de un anuncio que se presentó como irreversible, y que consistía en el paulatino desguace de la fábrica militar de pólvoras y explosivos de Azul.
“Cumplimos con el mandato del voto, no solamente de Unidad Ciudadana sino de todos aquellos que se consideran opositores a un Gobierno nacional y provincial que tanto daño le está haciendo a la clase trabajadora en su conjunto, ya sea en nuestros abuelos por la reforma previsional como a la clase trabajadora activa y en este caso particular en algo que nos preocupa tanto más allá de las secciones electorales, que es una situación muy seria que padecen hombres y mujeres trabajadores estatales de Fabricaciones Militares de Azul”, expresó Funes, y agregó: “Esa preocupación redunda en entender que los más de 200 puestos de trabajo que se pueden llegar a perder en esta ciudad va a afectar severamente a la economía de este distrito tan importante de la provincia”.
El legislador, que representa al distrito de Lomas de Zamora, dijo que “nuestra principal preocupación es que el recinto no puede estar cerrado cuando están sucediendo cosas tan serias a nivel cotidiano”. Mencionó que junto con otros diputados, entre ellos el olavarriense de la Séptima César Valicenti, presentaron dos declaraciones. “Una anterior a esto que aparentemente es una decisión tomada de despedir a los compañeros, y una reciente de la autoría de Valicenti que exhorta a la gobernadora María Eugenia Vidal a tomar cartas en el asunto. Consideramos que es importante discutir en nuestra casa de leyes lo que sucede en Fabricaciones Militares, organismo que depende del Gobierno nacional y del Ministro Aguad pero, en definitiva, están en territorio bonaerense. De ahí que entendemos que es la gobernadora quien debe tomar cartas en el asunto. Resulta llamativo que, como dijo el propio Intendente de Azul, en principio la gobernadora no conozca el conflicto”, cuestionó Funes.
Puntualizó que “nuestra preocupación como bloque es que no se realice un emprendimiento inmobiliario y se deje sin trabajo a hombres y mujeres que en algún caso hasta han dejado su vida, una trayectoria, formación y capacitación en defensa de la soberanía nacional y en algo tan estratégico como una planta de Fabricaciones Militares”.
Las canteras y la seguridad en la planta
A criterio de Funes, no es conveniente plantear que sean las canteras que puedan radicarse en el distrito de Azul, las que deban absorber la mano de obra que quedaría cesante en caso de confirmarse la no renovación de los 237 contratados.
“No se sabe qué durabilidad tendrán esas fuentes de trabajo. Por otro lado si la idea es mudar la planta a Córdoba, no puede dejarse de pensar qué opinión tienen al respecto los propios trabajadores, ya que en caso de una mudanza se incurriría en un desarraigo con todo lo que eso implica”, detalló.
Se consultó al legislador por la seguridad en la planta situada camino a la Boca de las Sierras, algo que ha sido puesto en duda hasta por la propia justicia federal de turno, que intimó a la Dirección General de Fabricaciones Militares para que refuerce las medidas de prevención en lo que hace a los controles para evitar todo tipo de siniestro.
“La reducción de personal capacitado afecta y hacemos de eso responsable a Fabricaciones Militares y al Intendente. Son cuestiones que hacen necesario que se tomen las medidas de rigor”, advirtió Funes.
A su turno Fernanda Díaz lamentó las consecuencias que tiene el hecho de la pérdida laboral para un trabajador.
“En nuestra sociedad el trabajo es el ordenador general. Estos trabajadores llevan muchos años en la fábrica y se ven en la obligación de adaptarse en un contexto en general preocupante en cuanto a la existencia de fuentes laborales”, indicó la legisladora de Unidad Ciudadana.
El hombre que “perdió” un submarino
En la charla con este diario, el diputado Funes cargó contra el ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, quien a priori debía retornar ayer de su período de licencia.
“Uno ve cómo se le perdió un submarino. Y no lo digo en forma soez ni burdamente sino al sólo efecto de señalar a quien es responsable de dar con lo que creemos pueden ser los restos del submarino como así también devolverle los 44 cuerpos a familias que están a la espera. Los que militamos entendemos de desapariciones y todas son dolorosas. Así como se perdió un submarino  por negligencia y porque se le recorta presupuesto, la comunidad de Azul no quiere que desaparezcan estos puestos de trabajo que representan el aporte del conocimiento a lo que es Fabricaciones Militares”, precisó.
Funes consideró que los tiempos que se avecinan no aventuran pocos conflictos, y reconoció la flaqueza de las condiciones laborales que desde hace décadas tienen trabajadores de FM.
“No solamente milito en La Cámpora sino que anteriormente milité en La Bancaria y soy comisión gremial en el Banco Provincia. Mi mirada radica en el respeto irrestricto de las condiciones de trabajo y no hablo solamente de cuestiones paritarias. Hemos discutido en su momento distintos compañeros del Frente para la Victoria con referentes de la gestión provincial en entender que los compañeros deben estar todos en relación de dependencia porque lo identitario redunda en mejoras. La diferencia central, que no es menor y duele cuando recordamos que nosotros decíamos que Scioli y Macri no son lo mismo, es que hoy no se está discutiendo pasar a planta permanente sino que se plantea la reincorporación de los trabajadores; y hoy, las paritarias van muy debajo del proceso inflacionario”, explicó y amplió: “La situación de la clase trabajadora es, a todas luces, más compleja. Los compañeros de ATE capital y provincia están discutiendo cosas muy distintas a las que se discutieron en 2013, con una Argentina que venía de estar prendida fuego, y en 2015, que entregamos un Gobierno nacional con índices de desocupación más bajos; con niveles de pobreza e indigencia muchísimos más bajos a los que nos habíamos encontrado en una Argentina muy deteriorada”.
RESPALDO AL BLOQUE DE UC EN EL CONCEJO
En otro orden, Miguel Funes dijo que no podía menos que “respaldar el desempeño de concejales de Unidad Ciudadana, que han tenido la mirada en contraposición con la miopía local que, del 10 de diciembre de 2015 para acá, está sucediendo en toda la Argentina y no era un secreto entender, que había que preparar a la sociedad para una emergencia”.
“Esa construcción en el Concejo Deliberante con la gente en la calle hizo efectivo lo que plantean los compañeros a nivel local y nosotros en el ámbito provincial, que es una emergencia laboral inmediata”, concluyó.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *