LOS INDAGARON Y SE NEGARON A DECLARAR

Liberaron a los jóvenes que anteayer fueron aprehendidos en la Ruta 226


Los habían arrestado cuando circulaban en dos motos e intentaron evadir un control policial, en la rotonda que une a las rutas 51 y 226. A los dos varones que fueron aprehendidos los acusaron de “desobediencia”. A las dos mujeres, de “resistencia a la autoridad”. Durante lo sucedido, un policía que participó en la persecución para interceptarlos se cayó de la moto que conducía y se quebró una pierna.
 
Después de que ayer por la tarde habían sido trasladados a Tribunales para ser indagados y se negaran a declarar, fueron liberados los cuatro jóvenes que el pasado viernes resultaron aprehendidos, cuando circulaban en dos motocicletas e intentaron evadir un control que la Policía llevaba a cabo en la rotonda que une a las rutas 51 y 226, en jurisdicción del Partido de Azul.
De acuerdo con lo que fuentes policiales ligadas a la realización de ese procedimiento informaran, los dos varones y las dos mujeres que estuvieron implicados en ese hecho tienen domicilios en Azul.
El viernes que pasó, minutos después de la hora 19.30, regresaban a esta ciudad -al parecer desde Olavarría- en dos motocicletas.
Al observar el control policial montado en la rotonda de las rutas 226 y 51, intentaron evadir la presencia de los efectivos de seguridad que en ese lugar estaban.
Eso hizo que los jóvenes huyeran en las motos por la misma Ruta 226 por la que venían circulando, aunque luego de una persecución los cuatro pudieron ser aprehendidos.
En esa persecución participaron policías de diferentes dependencias con sede en Azul. Dos de esos efectivos, pertenecientes a la DDI, circulaban también en sendas motocicletas.
Según lo señalado ayer por voceros de seguridad del Destacamento Balneario, los conductores, al advertir la presencia policial, disminuyeron las velocidades de esas motos en las que circulaban para evadir el control, por lo que los policías de la DDI comenzaron a perseguirlos al ver que intentaban huir.
En esas circunstancias uno de los jóvenes -que llevaba como acompañante a una de las mujeres en su moto- “frenó bruscamente” el rodado en el que ambos iban, maniobra durante la cual uno de los policías, en su intento por evitar chocarlo, terminó siendo embestido por el efectivo de seguridad que iba en la otra moto y también estaba participando de esa persecución en la ruta.
El policía que resultó lesionado se cayó de la moto y sufrió un traumatismo en su pierna izquierda, lo que después -cuando fue llevado al Hospital Pintos- se tradujo en que resultara con una fractura por la que tuvo que ser enyesado.
La situación no impidió que instantes más tarde los cuatro jóvenes que circulaban en esas dos motocicletas resultaran aprehendidos.
Además, las dos motos -ambas marcas Zanella y de 110 cc- en las que los cuatro circulaban fueron incautadas y se labraron, junto con la ya referida causa penal, actuaciones por una infracción a la Ley de Tránsito, con intervención del Juzgado de Faltas Municipal.
Fuentes policiales identificaron ayer a los jóvenes aprehendidos como Romina Marcela Labour, de 31 años; Camila Bassano (19); Alexander Damián Cáceres Cuevas (19 años y oriundo de Olavarría) y Darío Ezequiel Ward (22).
El último de los jóvenes mencionados, en febrero pasado, había sido condenado a tres años de prisión en suspenso por robar una moto (ver cuadro).
El sumario penal que se inició por lo ocurrido anteayer en la Ruta 226 se tramita a través de la UFI 6 departamental que está a cargo de la fiscal Karina Gennuso.
Ayer por la tarde los jóvenes habían sido llevados a Tribunales para ser indagados. Y según voceros judiciales refirieron, todos se negaron a declarar.
Mientras que las mujeres quedaron acusadas del delito de resistencia a la autoridad, a los varones les imputaron una desobediencia.
Luego de cumplidas con esas indagatorias, los cuatro jóvenes fueron liberados.

El dato

Mario Ezequiel Díaz, un oficial Inspector de la Policía bonaerense que tiene 29 años y desempeña funciones en la DDI, había resultado con una fractura en una de sus piernas durante el hecho, según lo informado.

UNA CONDENA  

Darío Ezequiel Ward, uno de los cuatro jóvenes que fue acusado de “desobediencia” por evadir el pasado viernes por la tarde ese control policial en la rotonda de las rutas 51 y 226, había sido condenado durante el pasado mes de febrero en un juicio abreviado que se hizo en un Tribunal local.
En ese proceso el joven, oriundo de Laprida y con actual domicilio en Azul, fue hallado autor del delito de robo calificado de vehículo dejado en la vía pública, un ilícito por el que le había sido impuesta una pena de tres años de prisión en suspenso.
Un hecho ocurrido en Azul el 15 de agosto de 2015 fue el que derivó en la mencionada condena.
Según lo referido en el fallo de ese juicio -que se tramitó a través del TOC 2 y contó con la intervención del juez Gustavo Abudarham- en horas de la tarde del día ya referido Ward había robado un ciclomotor marca Honda Wave de 110 cc en el Barrio Empleados de Comercio, resultando damnificada por lo sucedido una mujer llamada Yanet Rolandi.
Instantes después de registrada la sustracción del vehículo, la Policía aprehendió al joven en Juan B. Justo y las vías, cuando llevaba la moto de tiro.
Además de esa pena de prisión en suspenso, en el mismo proceso le fueron impuestas a Ward diferentes pautas de conducta por el término de dos años: “Fijar residencia dentro del territorio de la Provincia de Buenos Aires; abstenerse de abusar de estupefacientes o bebidas alcohólicas y someterse al contralor del Patronato de Liberados”.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *