LA SITUACIÓN EN AZUL

Llamado de atención para la salud pública: crecen los casos de sífilis

La infectóloga María Paz Sánchez, trabaja en los dos hospitales públicos y en el sector privado, y aseguró que “día a día vamos comprobando que hay un aumento de la sífilis”. El año pasado hubo dos casos de fetos muertos por sífilis y “eso es algo gravísimo para la salud pública”, sostuvo. Lo que hay que saber sobre esta enfermedad.

“La única manera de no contagiarse enfermedades de transmisión sexual es usando  preservativo”, resaltó la especialista.

Los cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta agosto del año pasado reportaron que cada año 5,6 millones de personas contraen sífilis en el mundo.

A fines de mayo de 2017 la doctora Claudia Ochoteco, ginecóloga del Hospital Materno Infantil “Argentina Diego” de Azul y presidenta del Círculo Médico local, informó a este diario que en Azul se palpaba esa tendencia de las enfermedades de transmisión sexual en general, con una marcada proliferación de la sífilis en esta ciudad, que continúa en la actualidad y que no ha logrado revertirse.

La sífilis sigue su avance y no reconoce edades ni clases sociales, con la consecuencia lamentable que ha habido casos tanto en el ámbito público como en el privado de muertes neonatales por esta enfermedad.

La sífilis congénita es causada por una bacteria, la cual se transmite de la madre al niño durante el desarrollo fetal o al nacer.

Lo cierto es que se trata de una enfermedad que era considerada erradicada y contrariamente hay un recrudecimiento que tiene que ver con las conductas sexuales.

“Hay un aumento de la sífilis”    

María Paz Sánchez, infectóloga que se desempeña en el Hospital de Niños, en el Hospital Municipal local y tiene su consultorio privado, indicó que desde los meses de  agosto o septiembre del año pasado comenzó a notar la existencia en esta ciudad de cada vez más casos, como también la aparición de mujeres embarazadas con sífilis.

La especialista habló con este diario y relató que, frente a esta situación, “empezamos a ver qué podemos hacer para disminuir los casos porque es una ciudad relativamente chica y tenemos bastante conexión entre los centros de salud”.

Lo concreto es que no se ha podido definir una política sanitaria seria y acciones concretas en este sentido y “día a día vamos comprobando que hay un aumento de la sífilis”.

También afirmó que se trata de una problemática que abarca a toda la sociedad.

“Mayormente son los adolescentes, pero hay en todo tipo y rango social. Trabajo acá – por el Hospital de Niños, lugar donde recibió a este diario-, trabajo en el Pintos y tengo mi consultorio y veo sífilis en todos lados”, evaluó.

Las causas     

Ante la consulta de los motivos que hacen esta proliferación de la enfermedad, una tendencia local que se replica incluso a nivel mundial, opinó lisa y llanamente que “la  gente no se cuida”.

En tanto, sostuvo que la población “le perdió el miedo al HIV porque el tratamiento es cada vez más simple y tienen un alta sobrevida”.

También evaluó que “falta difusión de las enfermedades de transmisión sexual y entonces hay mucha gente que no tiene ni idea del tema”.

Como tercer factor, indicó que “no sé en qué condiciones la gente tiene relaciones sexuales, es decir, si están borrachos o drogados”.

Puntualizó que otra cuestión que tiene que ver con esto es que “la gente usa pastillas anticonceptivas, porque piensan que lo peor es el embarazo, y se olvida de los demás”.

También advirtió que “hay mucha promiscuidad. No está mal, cada persona puede elegir tener sexo con uno, con dos o cinco personas diferentes, con una mujer, con un hombre, lo que sea, pero que sea sexo seguro”.

“La gente no se cuida y tiene más de una pareja y eso favorece el contagio”, destacó.

La doctora manifestó que se da en todas las edades y clases sociales, pero “se ven picos con los separados del rango de los 40 años que arrancan una vida sexual diferente, y los chicos jóvenes que cambian mucho de pareja y se juntan con más de uno en el momento”.

De difícil detección

La situación se agrava porque no es una enfermedad de fácil detección y por ende de difícil diagnóstico.

“Salvo en el primer estadio donde generalmente el hombre tiene una lesión en el pene que es muy significativa, las mujeres, al tenerlas dentro del cuello del útero, no las ven. Es decir, es una infección que no da muchos síntomas”, explicó.

“No duele y para la persona pasa desapercibida, pero mientras contagia”, cuando lo ideal es que “todos los años haya un control de salud y las mujeres con la ginecóloga”.

Aclaró en este sentido que los profesionales deben pedir este análisis en particular, porque la sífilis no se diagnostica con un análisis de laboratorio común.

A esto se suma que “los pacientes tienen poca noción de qué es la enfermedad, cómo se contagia y cuáles son sus riesgos”.

El mayor riesgo: los bebés   

La alarma y el mayor peligro son las embarazadas porque hay riesgo de muerte del bebé.

“El año pasado tuvimos dos casos de fetos muertos, bebés que llegaron a pocas semanas de vida y fue por una sífilis y eso es algo gravísimo para la salud pública”, remarcó.

Es un dato gravísimo para la salud pública porque se trata de una enfermedad prevenible y que se evita con el uso del preservativo “en toda la relación y en todo tipo de relación”.

Sánchez recordó en este marco que “la única manera de no contagiarse enfermedades de transmisión sexual es usando preservativo”.

Una enfermedad prevenible    

La sífilis es una infección prevenible y curable. La especialista que habló con EL TIEMPO dijo al respecto que “es una enfermedad que se trata con un antibiótico, que se cura si uno hace el tratamiento y que no tiene grandes secuelas, excepto en los bebés”.

No obstante, aclaró que “es la puerta de entrada a otras enfermedades de transmisión sexual que no tienen cura”.

Según lo apuntó la doctora Sánchez, “tenemos un aumento de la sífilis, pero seguramente esto traerá aparejado un aumento del HIV, de la Hepatitis B o C, y del HPV”.

Las principales recomendaciones son el uso del preservativo, controles de salud anuales y si está la infección, tratarla a tiempo. Finalmente, la doctora enfatizó que en la Región Sanitaria, los hospitales locales y en las unidades sanitarias hay preservativos disponibles. Es decir, hay acceso desde el sistema público a la profilaxis.

“LOS HOMBRES NO ACOMPAÑAN A LA MUJER EN EL CONTROL”

Un problema vinculado a la transmisión de sífilis es controlar a la pareja de la paciente al que se le detectó la enfermedad.
En el caso del Hospital de Niños, la infectóloga explicó como ejemplo que “a todas las embarazadas le pedimos el análisis en el primer trimestre e invitamos a la pareja también y en eso tenemos el cero por ciento de eficacia”.

“Los hombres no acompañan a la mujer en el control y no se testean. No cuesta muchísimo, es obviamente voluntario y no vienen”, comentó.

Es voluntario, pero si a la mujer se da positivo, es obligatorio y deben cumplir el tratamiento.

Consideró que “cuesta mucho que tomen conciencia de la gravedad de la enfermedad”.

“Son muy pocos los casos de las parejas que vienen a la consulta”, agregó.

SE PREVIENE CON EL USO DE PRESERVATIVO

La única solución es el sexo seguro con el uso del preservativo.

La relación sexual segura es la única manera de prevenir las enfermedades de transmisión sexual. La sífilis se puede contraer mediante el contacto directo con una llaga durante las relaciones sexuales anales, vaginales u orales.

Las llagas se pueden encontrar en el pene, la vagina, el ano, el recto o los labios y la boca. La única manera de evitar las ETS, como la sífilis, es utilizar condones de látex de manera correcta cada vez que se tengan relaciones sexuales. El análisis para la detección de las ETS es accesible, lo hacen en los establecimientos públicos en forma gratuita y lo cubren las obras sociales.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *