EL MUNICIPIO PIDIÓ COLABORACIÓN A LA PROVINCIA

Llegarían maquinarias y personal idóneo para fumigar contra el mosquito “común”

 

 

Ayer, el secretario de Salud de la comuna, Rodolfo Juárez, admitió que Azul no cuenta con las herramientas necesarias para trabajar en ese sentido. El funcionario aclaró que no existen reportes sobre la presencia del Aedes Aegypti. “Cuando se trata del mosquito ‘común’ la indicación de fumigación es relativa; no surge por una cuestión de salud sino porque la familia no puede disfrutar de tener un esparcimiento al aire libre y los chicos no pueden practicar deportes o ir a la pista de atletismo”, aclaró. 

La proliferación de mosquitos en ciudades como Azul genera mucho malestar en la población. Sin embargo, el responsable de Salud de la Municipalidad aclaró que se trata del insector “común”, cuya fumigación es “condicional” ya que no transmite la enfermedad del dengue. NICOLÁS MURCIA La vecina comuna de Tandil cuenta con equipamiento propio para fumigar los espacios donde se encuentran las larvas de mosquito. En el caso de Azul, es imprescindible pedir colaboración a la provincia para que envíe móviles con personal idóneo.
<
>
La proliferación de mosquitos en ciudades como Azul genera mucho malestar en la población. Sin embargo, el responsable de Salud de la Municipalidad aclaró que se trata del insector “común”, cuya fumigación es “condicional” ya que no transmite la enfermedad del dengue. NICOLÁS MURCIA

La presencia de importantes cantidades de mosquitos en los espacios abiertos –públicos o privados- son el comentario obligado en la ciudad desde hace algunas semanas. La molestia que las picaduras de estos insectos generan poner nervioso a más de uno, y han hecho que muchas familias desistan de ir al Parque o al Balneario para no volver a sus hogares con una comezón insoportable y tener que “bañarse” en una loción para aliviar la picazón.

Esta situación, que no es diferente a otras ciudades y que tampoco es nueva, se produce como consecuencia de las últimas lluvias y el remanente del verano que hace que aún tengamos días con temperaturas por encima de los 25 grados y un porcentual alto de la humedad.

En contrapartida, la invasión de mosquitos le vino bien a más de un comerciante que está haciendo alguna diferencia económica como consecuencia de la escalada en el precio que tuvieron los repelentes corporales, sobre todo aquellos que se utilizan en el cuerpo tanto en crema como en aerosol.

De la misma manera es perceptible que escasean en las góndolas de algunos supermercados y autoservicios tanto ese como los demás productos que se comercializan para repeler a los mosquitos en el hogar. Los que consiguen se llevan repelentes en sus distintas presentaciones: aerosol, espiral, tabletas, antorchas, etc. Habrá quienes prueban con una receta casera y otros que sólo atinan a amontinarse debajo de la sábana y un cubrecamas para ponerse a resguardo de los “ataques aéreos” que se producen durante la noche y madrugada, cuando uno trata de conciliar el sueño. Los que pueden, se aseguran de haber colocado los dispositivos necesarios para no despertarse por el molesto zumbido del insecto en los oídos y así dormir “de corrido”.

Ante los rumores circulantes en la ciudad en cuanto a la necesidad o no de realizar una fumigación contra los insectos que pican, y de si en Azul se está a tiempo de repeler las comunidades de mosquitos que tomaron “por asalto” patios, plazas y terrenos baldíos, EL TIEMPO consultó al director de Salud de la Municipalidad, Dr. Rodolfo Juárez.

“Nosotros tenemos que pedir a la provincia un equipo especial que viene para hacer fumigaciones. Estamos haciendo esa gestión y lo que no nos han confirmado es la fecha todavía. Este tipo de equipamiento, de los que no hay muchos, se utilizan en los lugares donde está la problemática del mosquito Aedes que contagia la enfermedad que se llama dengue. La prioridad en ese sentido la tienen los distritos del conurbano, donde la población está conviviendo con la enfermedad. Nosotros no tenemos ese problema acá pero sí tenemos la presencia de un mosquito importante que hace que la población le genere molestia y no pueda disfrutar de los espacios verdes o al aire libre. En ese sentido pedimos la colaboración de la provincia y estamos a la espera de que nos den una fecha de cuándo pueden venir con los equipos”, precisó el funcionario.

Las fumigaciones son terrestres y, de acuerdo con la problemática, se va haciendo distinto tipo de operativos, explicó Juárez.

“Se puede hacer en los espacios abiertos, lo que hará que se mueran los mosquitos adultos, que son los que pican y los que molestan. En cambio cuando es Aedes Aegipty se hace otro tipo de fumigación que es para controlar y evitar la propagación de la enfermedad del dengue. Ahí sí está absolutamente indicado. Cuando se trata del mosquito ‘común’, la indicación es relativa; no surge no por una cuestión de salud sino a partir de que la familia no puede disfrutar de tener un esparcimiento al aire libre, los chicos no pueden practicar deportes o ir a la pista de atletismo”, amplió.

El responsable de Salud del Municipio diferenció que “si se detecta un paciente con dengue, se fumigan nueve manzanas alrededor del domicilio del damnificado a fin de controlar el foco infeccioso. Eso es imprescindible y urgente en cuestión del dengue, pero ese problema no lo tenemos en Azul porque de acuerdo a toda la vigilancia que se está haciendo, hasta ahora da negativo”.

Finalmente indicó que la comuna cuenta con “algún equipo que está en desuso, que habría que ver si se puede recuperar”. Mientras tanto, no queda más remedio que pedir la colaboración de la provincia.

Algunas especificaciones

En época de lluvia y de calor los mosquitos se reproducen y, con la fumigación, sólo se puede matar a los mosquitos adultos, que son los que están volando y los que a su vez pican. Contra lo que algunos creen, la información disponible señala que el frío, por más intenso que sea, no mata al mosquito.

Los mosquitos machos se alimentan de sabia, néctar y también jugos de frutas, a diferencia de las hembras que necesitan ingerir la sangre de los mamíferos. Estas últimas tienen piezas bucales preparadas para perforar la piel y así poder succionar la sangre; inmediatamente después, inyecta el veneno que es lo que produce la picazón e hinchazón.

El mosquito “común” se encuentra en casi todo el territorio del planeta, mayormente en lugares donde hay mayor concentración de agua, ya que es allí donde se desarrollan las larvas.

La hembra coloca los huevos que serán larvas, una vez que ingiera sangre, y serán puestos siempre en agua. Luego, dependiendo de la temperatura su tasa de crecimiento varía, ya que si tienen una temperatura baja, permanecerán inactivos hasta que aumente. Si la temperatura es de unos 20 grados centímetros las larvas pueden crecer en unos 14 días, mientras que sí la temperatura es más alta como de unos 25 grados, crecerán en menor tiempo, aproximadamente en unos 10 días.

El mosquito pampeano

Nicolás Schweigmann, Doctor en Ciencias Biológicas e investigador del CONICET abocado a estudio de mosquitos y similares, indicó que la masiva presencia de estos insectos se debe a las frecuentes lluvias que han tenido lugar desde febrero. De todas formas, la gran producción de mosquitos es una característica de la llanura pampeana, por lo que se trata de una situación normal.

El especialista dijo que el cuerpo más caliente atrae más mosquitos que un cuerpo fresco, así como también la presencia de ácido láctico que se produce con la transpiración y el dióxido de carbono que producimos cuando estamos respirando. Además, aclaró que son las hembras las que pican, porque son las que necesitan sangre.

Dijo que es típico que los mosquitos se hayan hecho resistentes a los productos químicos que se utilizan repelente o para la fumigación, aunque “con un buen manejo ambiental se puede resolver mucho”.

El brote de mosquitos tiene que ver con los encharcamientos, donde hay charcos, las hembras ponen los huevos en los bordes, donde hay barro. Luego, cuando se vuelven a llenar con lluvia, aumenta la población.

GUERRA A LOS MOSQUITOS

-Un total de 107 pesos insume la compra por Internet de dos envases 138g/165cm3 de una marca líder en el mercado de los repelentes.

-Una raqueta matamosquitos tiene un costo de 200 pesos.

-Dos antorchas citronella se comercializan por 220 pesos.

-Un envase de aerosol mata moscas y mosquitos de 360cm3. se vende a $ 59 en promedio.

-Una caja de tabletas por 24 unidades de una marca líder cuesta 60 pesos.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *