DÍA DEL ESCRIBANO

“Lo que busca cualquier escribano es evitar el conflicto”

Desde el 21 de noviembre de 2008, Mariana Ronchetti desempeña su profesión en esta ciudad. Fue en su estudio donde contó su historia y cómo es el oficio de un notario.

Mariana Ronchetti ejerce una profesión que se transmitió de generación en generación. JOSÉ BERGERDecálogo del Escribano
<
>
Mariana Ronchetti ejerce una profesión que se transmitió de generación en generación. JOSÉ BERGER

La escribana Mariana Ronchetti lleva más de 8 años en esta profesión que mamó desde chica, pues su padre Néstor Juvenal Ronchetti y su mamá Susana Capolupo, también llevaron adelante este oficio, al igual que su tío Néstor Manuel Ronchetti y su abuelo Néstor Fidel Napoleón Ronchetti, quien fue uno de los fundadores del Diario EL TIEMPO.

Me crié adentro de una escribanía, por eso me apasiona ejercer este oficio porque me gusta atender a la gente y ver la cara de felicidad de ellos cuando se resuelven sus problemas”, destacó en dialogo con este medio.

Para continuar con el legado de sus seres queridos, se inscribió para estudiar derecho en la Universidad Católica Argentina (UCA), cuya sede central se encuentra ubicada en la Ciudad de Buenos Aires.

En marzo de 2002 se recibió de abogada, aunque no era su idea trabajar de esta profesión por lo que buscó especializarse en escribanía. Para acceder a esa profesión implica tener un título habilitante (en este caso el de abogacía) y luego a un Registro de Escrituras Públicas que está limitado por el Gobierno de la Provincia que es el estamento donde se decide, por ejemplo, cuántos escribanos tiene que haber en Azul y esa es la cantidad de registros que otorga. Sin embargo, antes de cumplir con este objetivo, contó que “durante la carrera lo analicé muy profundamente; tenía que estar segura de lo que yo quería”, porque es un oficio “muy exigente y con mucha responsabilidad civil”.

Tras un largo camino, Mariana pudo definir tempranamente su vocación y el 21 de noviembre de 2008 pasó a ser titular de un registro (cada tanto se producen vacantes en este ámbito que salen a concurso, entonces ahí se rinde examen para acceder). De esta manera se convirtió en escribana titular, actividad que ejerce en la actualidad en su escribanía que está ubicada en 9 de Julio 561, donde también llevaban la misma labor su padre, conocido como “Bocho” y su tío, conocido como “Ñato”.

Un escribano, ante todo, es un especialista de Derecho”

Su primer deber ocurrió antes que finalice el 2008 y lo recuerda con mucho afecto ya que firmó una escritura de “un protocolo de poder a un amigo”, dijo y agregó que “al año siguiente, abrí el protocolo con la compra-venta de unos amigos muy cercanos” y desde entonces no ha dejado de trabajar.

El notario tiene un marco de actividad muy extenso ya que en líneas generales, tiene mucha especialización en leyes. Por eso, Mariana manifestó que “un escribano ante todo es un especialista de Derecho, entonces, lo que hace es asesorar” a los clientes para que no se equivoquen y que todo salga bien. En ese sentido, dijo que “lo que busca cualquier escribano es evitar el conflicto”, por ejemplo, en la compra de una casa, donde el profesional interviene para garantizar la transparencia de este acto, “entregando un título de propiedad y un papel que realmente le acredite que él es el dueño”.

Las tareas, como cualquier escribano, es la de dar fe de todo los actos que pasan ante este profesional, quien cumple el rol de formalizar un boleto de compra venta, una escritura de propiedad, donaciones, divisiones de condominios, reglamentos de propiedad horizontal, poderes a favor de otra persona y autorizaciones para menores para salir del país, entre otros deberes. Y para cumplir con esto último, Mariana trabaja capacitándose en forma constante porque el notario cumple una función social muy importante.

Siente que uno de los principales desafíos que se le imponen a futuro es “el perfeccionamiento y estudio del Derecho en forma constante; más ahora que cambió el Código (en referencia al Nuevo Código Civil y Comercial) y que a partir de agosto de 2015 el derecho es completamente distinto al que yo estudié (por el Código de Vélez Sarsfield)”, señaló.

Hay que estudiar mucho”

Ante la consulta de cuáles serían los consejos que le daría a un joven que quiere transitar esta profesión, indicó que “para ser escribano hay que estudiar mucho y constantemente, porque todo el tiempo aparecen cosas nuevas y nosotros, como manifesté anteriormente, que prevenimos el conflicto, estamos antes de que los jueces”. Asimismo, destacó que la última reforma tiene varios artículos que son confusos, y considera que en varios aspectos lleva mucho tiempo de estudio para poder encontrar más soluciones.

Con este tema del código nuevo, nosotros estamos resolviendo situaciones que a la justicia no llegaron nunca; no tenemos jurisprudencia; no tenemos nada más que nuestro conocimiento para nuestros colegas y las asesorías, más un montón de cosas para ver cómo resolver situaciones dudosas” en referencia a artículos que aparecen en el Código Nuevo que “hace que nosotros estemos en constante estudio”, por eso, si no gusta leer y capacitarse, entre otras tareas, será “muy difícil seguir adelante en esta profesión, porque es una profesión muy sacrificada”, describió, con lo cual el joven que se quiere meter en la escribanía debe tener fundamentalmente en cuenta estos detalles ya que tienen que conocer bien el derecho para ejercer la profesión y brindar a la sociedad una respuesta inmediata.

Sobre final de la nota, brindó un mensaje para sus colegas, a quienes saluda con afecto en su día, recordando a que “continuemos luchando por los ideales del notariado”.

EL DATO

Los interesados pueden hacer su consulta de lunes a viernes de 8.30 a 17 en la escribanía (9 de Julio 561), por teléfono al 424158-426639 o por e-mail: escribaniaronchetti@speedy.com.ar

¿POR QUÉ SE CELEBRA?

El Día del Escribano se celebra cada 2 de octubre en nuestro país, juntamente con el “Día del Notariado Latino”. En esta fecha, los colegios notariales de argentina rememoran la figura de José Adrián Negri, hombre de acción internacional con cualidades ponderadas de autenticidad y moral, quien fue el que concibió la Unión Internacional del Notariado Latino (un encuentro que se desarrolló en Buenos Aires) en 1948. Hoy este sistema rige la prestación de servicios notariales en 71 países del mundo, entre ellos Alemania, Italia, Uruguay, Francia, España, etc.

“MI PAPÁ ERA UNA ENCICLOPEDIA ABIERTA”

La elección de su vocación tiene que ver mucho con su infancia ya que veía la pasión de sus padres por el derecho. Además, fue la única de sus tres hermanas Inés, Victoria y Úrsula, que continúo con el legado familiar. Ellas optaron por otros caminos profesionales.

Desde que Mariana comenzó su carrera, Néstor ‘Bocho’ Ronchetti fue su consejero.

“Tuve la ventaja de tenerlo a mi papá, que era una enciclopedia abierta; ante cualquier duda de que yo tuviera, él estaba acá y hoy es una de las cosas que más extraño”, recordó con emoción a su padre, quien falleció el 11 de febrero de este año.

“Entre papá y mamá, al ser ambos escribanos, aprendí todo; mi forma de actuar en la escribanía se la debo a ellos”, terminó diciendo sobre una enseñanza que le permitió hacer un aprendizaje muy importante y rápido ya que aceptaba sus consejos y opiniones. Ellos fueron testigos de su crecimiento y por eso, se mostró feliz de hacer un trabajo que la apasiona, tal como lo disfrutaban sus padres, quienes mantuvieron una conducta de vida intachable.

ROL SOCIAL

Mariana, también es integrante del Colegio de Escribanos de Azul. Ocupa el cargo de Secretaria, desde fines de 2016, tras una propuesta del actual Presidente (hoy en licencia) Nicolás Duba, quien la invitó a que formara parte de su equipo.

Me gusta bastante participar en la vida interna del Colegio. Aparte hacemos mucha actividad solidaria; algunas de estas son organizadas por la Delegación y en otras acompañamos”, comentó y agregó que hace dos fines de semanas realizaron un festival de rock e iban a hacer un festival infantil, pero por el clima se suspendió.

También expresó que la Delegación de Azul patrocina a la escuela de Ariel, un establecimiento que fue donado por el Colegio hace más de 50 años. Además, es una de las siete escuela que la provincia tiene donada y apadrinada tiene 13, siendo la entidad local una de ellas. Por eso todos los años colaboran con la escuela. En este año le entregaron estufas eléctricas y el anterior llevaron una heladera.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *