Locales

Locales

Aseguraron que en el frigorífico se cumple con todos los protocolos emanados desde el Ministerio de Salud

EL TIEMPO dialogó con Agustín de Hagen, jefe de Recursos Humanos de la empresa, quien hizo alusión a los controles que se realizan y a las medidas de seguridad adoptadas en la planta local en el marco de la Emergencia Sanitaria declarada por la pandemia de Covid-19. Entre otras cuestiones, aseguró que "se reactivaron muchísimos controles y protocolos sobre todo con el transporte y la gente que viene de afuera". También indicó que a todos los empleados se les toma la temperatura y que se licenció a los mayores de 60 años, a las embarazadas y al personal de riesgo.

25 de marzo de 2020

LO INDICARON DESDE LA FIRMA NATURAL BEEF DEVESA

En el sitio web de Diario EL TIEMPO se publicó un comunicado enviado desde el Frigorífico Azul Natural Beef Devesa en el cual se hace alusión a los controles que se realizan y a las medidas de seguridad que se toman en la empresa en el marco de la Emergencia Sanitaria declarada por la Pandemia de Covid-19. Además, este matutino pudo conocer más detalles acerca de esa situación al dialogar con Agustín de Hagen, jefe de Recursos Humanos de la empresa.

"Estamos trabajando dentro de los protocolos del Ministerio de Salud"

En principio, De Hagen desestimó los conceptos vertidos en una carta de lectores enviada a este diario en la que se manifestaba que en el frigorífico local no se está cumpliendo con los controles enmarcados en la emergencia sanitaria ni tampoco con las medidas de salubridad e higiene correspondientes. "Es una versión totalmente errónea de lo que está pasando en el frigorífico", dijo en ese contexto.

"Estamos haciendo un montón de cosas. Se reactivaron muchísimos controles y protocolos sobre todo con el transporte y la gente que viene de afuera. A todos los empleados se les toma la temperatura en la puerta y se deja constancia por escrito de ello. Todavía no hemos tenido un caso por encima de 37.5 que es lo que indica el protocolo del Ministerio de Salud. Pero llegado el caso, está la planilla en portería y la gente que está en vigilancia está al tanto de lo que tiene que hacer: decirle a la persona que se retire, que vaya a su casa, que llame al 107, darnos aviso a nosotros y enseguida nos ponemos a trabajar dentro de los protocolos que está usando el Ministerio", explicó.

De igual forma De Hagen indicó que "no estamos yendo por fuera de los protocolos ni hacemos nada de lo que no está indicado. Incluso, en algunas cosas hacemos algo más, porque en lo que es alimento y en lo que es para consumo humano se tienen cuidados que son los normales, que ya de por sí son elevados para otras industrias. Por ejemplo, había tres dispenser de jabón en los puntos de accesos a la planta y se duplicó la cantidad, se pusieron más dispenser de alcohol, se intensificó la comunicación, la cartelera, la capacitación a la gente".

"Habíamos tenido un malentendido el martes pasado y en base a eso, al otro día, hicimos una charla con el médico nuestro y otra con el Dr. Martín Maraschio, del Hospital Pintos, para explicarle a la gente cómo eran los procesos a seguir y cuáles son los recaudos que hay que tener. A la tarde se dio otra charla, destinada a la gente que trabaja en ese turno", agregó.

"Van a tener los controles que están establecidos"

Por otro lado, De Hagen contó que "los choferes de los camiones que ingresan a balanza tienen que completar una planilla de protocolo, se les toma la temperatura y si está todo bien sigue avanzando, pero se les pide que se queden en la cabina y que no estén caminando por todo el predio".

Al ser consultado respecto a qué sucede con el personal que se retira el fin de semana hacia otras ciudades y regresan cuando les corresponde trabajar, el jefe de Recursos Humanos de Natural Beef Devesa, respondió que ahora "hubo una parte que viajó, eso es así. Pero lo que es todo el turno mañana y el equipo de rabinos no se fue a ningún lado, se quedaron en Azul".

"La gente que viajó es porque tiene su familia en otro lugar y vuelven a trabajar dentro de una industria que es esencial, y hay que garantizarles su empleo. Obviamente que van a tener los controles que están establecidos para estos casos", subrayó.

A su vez, De Hagen refirió que a los mayores de 60 años, a las embarazadas y a las personas de riesgo "se las envió a sus casas". "Eso fue en lo primero que se trabajó. Hubo que explicarlo muy bien porque la gente a veces no lo quiere entender y quiere venir a trabajar", acotó.

Además, "en las áreas de trabajo estamos tratando de que la gente, cuando sale al descanso, no lo haga toda junta, haciéndoles saber el riesgo que eso provoca. El viernes ya pudimos ver cómo los empleados fueron tomando distancia entre ellos. También se cortó el tema del mate".

El uso de barbijos

En otro tramo de la charla con este matutino, De Hagen indicó que "hemos leído que la gente se queja porque no tiene barbijos. Ya lo dijo el Dr. Martín Maraschio, lo dicen los médicos y lo dicen por todos lados: el barbijo es específicamente para la persona que está enferma".

"La persona que no está enferma y se pone barbijo, constantemente se lleva la mano a la cara para acomodárselo. Y si esa persona tocó una superficie contaminada se puede contagiar. Eso no va a pasar adentro del frigorífico por la higiene y los tiempos de limpieza que hay, pero afuera puede suceder. Igualmente, para la gente que los solicita los tiene a disposición y si los quieren usar se los llevan", concluyó el jefe de Recursos Humanos del frigorífico local.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

VER TODOS LOS VEHÍCULOS

Datos extraidos de   Autos de Hoy

Encontrá tu Vehículo

Concesionarias Oficiales y Multimarcas