Locales

Locales

Se realizó la bendición de una nueva casa construida por Cáritas Vivienda Azul

1 de diciembre de 2019

El sábado cerca del mediodía y con la presencia de familiares, vecinos e integrantes de Cáritas Vivienda Azul se llevó adelante la bendición de la décimo séptima casa construida en esta ciudad con este programa solidario.



En esta oportunidad, este nuevo hogar para una familia azuleña se construyó en calle De las Carretas n°641 casi esquina San Martín, en Villa Piazza Centro. Y los beneficiarios son Gonzalo y Micaela y su pequeño hijo llamado Tobías.



Previo al acto de bendición, la integrante de Cáritas Vivienda Azul, Marisa Cabral, explicó: “Acá estamos una vez más inaugurando una nueva vivienda que es la número 17 que logra construir este grupo y la verdad que la obra que se lleva adelante es bastante importante y lo más destacable es el compromiso con la familia, porque lo fundamental es que ellos se sientan partícipes del proyecto”.



Según indicaron el proceso de construcción demoró entre dos y tres meses porque la obra “contó con la ayuda de Gonzalo que es el dueño de casa y por eso una de las cosas que más promocionamos de los proyectos es eso, que la familia forme parte de la construcción, que se sientan parte y no que sólo sea el proyecto y que luego la vengan a habitar”.



“La idea es que desde el primer momento ellos se comprometan y pongan su tiempo y su trabajo y por suerte en este caso los chicos comprendieron esto y con la ayuda de todos pudieron contribuir para la construcción de su hogar” agregó Cabral, quien sostuvo que el rol de Cáritas Vivienda Azul es ser “el puente” ya que lo más importante “es el aporte que hace cada voluntario mensualmente y siempre esperamos que lo puedan seguir haciendo, por eso mismo lo mostramos y hacemos esta bendición y se convoca a los medios y también a los que aportan se le hace la invitación, para que puedan ver que ese dinero que donan mensualmente se utiliza para hacer obras”.



La felicidad de la familia



Consultada por Diario El Tiempo sobre lo que se siente al poder disfrutar de la casa propia, Micaela expresó: “Se siente una felicidad que no se explica con nada y te da cierta tranquilidad para poder estar con nuestro hijo y con la familia y estamos muy agradecidos con toda esta gente, porque gracias a ellos somos felices y vamos a poder ser felices todos los días”.



Por su parte Gonzalo, se mostró orgulloso de haber podido colaborar y de haber trabajado todos los días en la construcción de su casa y agradeció particularmente a Cáritas Vivienda Azul.



“No nos esperábamos una casa así, la verdad es que es demasiado y por eso es que estamos tan agradecidos con esta gente hermosa que se nos cruzó en la vida” remarcó Micaela, quien a su vez agregó que en un futuro tienen la idea de ampliar la vivienda y agregarle una habitación para su hijo Tobías.



Luego de finalizada la ceremonia tradicional de bendición de la vivienda, el padre Marcos Ferreyra hizo referencia al ritmo de trabajo que tiene el grupo de Cáritas Vivienda Azul y resaltó: “El ritmo que vamos llevando tiene que ver con la generosidad de la gente que nos está ayudando y sobre todo también a los protagonistas de esta historia que son las familias que se construyen su casa, por eso mismo no podemos dejar de agradecer infinitamente a todas las personas que ayudan en este proyecto de Cáritas”



“Y sobre todo agradecer a la generosidad que transforma, que es lo que nos dice el Papa cada vez que nos habla de la caridad, porque es una realidad que los cristianos tenemos que estar marcados por la caridad, porque todo esto es posible gracias a que comprendemos ese concepto tan importante de poder desprendernos de un poquito para ayudar a otro que lo necesita más” agregó el padre.





Micaela, Gonzalo y Tobías en el interior de su casa ubicada en De las Carretas n°641.





El padre Marcos en el momento que comenzaba con la bendición de la casa construida por Cáritas Vivienda Azul en Villa Piazza Centro.


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.