Locales

Locales

Una vecina está juntando firmas para pedir que otra vez haya custodia policial en el cementerio

11 de febrero de 2020

Una vecina inició una campaña para solicitar ante la comuna que nuevamente en el Cementerio Municipal de Azul se instale una custodia policial, tal como sucedía hasta meses atrás.



La iniciativa, según explicó la mujer en una entrevista realizada ayer con EL TIEMPO, obedece a que actualmente la necrópolis local se ha convertido “en tierra de nadie” a causa de diferentes episodios delictivos, los cuales en su mayoría consisten en daños y en las sustracciones de diferentes elementos de metal -entre ellos, placas, floreros y cruces- de los nichos, bóvedas y sepulturas.



Victoria Timpanaro, una docente que actualmente tiene 38 años de edad, es quien está llevando adelante esa iniciativa. Según dijo, tiene previsto presentar una nota ante la Municipalidad de Azul, lo cual hará una vez que junte varias firmas de vecinos damnificados por la misma situación.



La iniciativa surgió después de lo que a ella le ocurrió el sábado que pasó, día en que -repitiendo un ritual que suelen hacer miles de vecinos de Azul- fue al Cementerio Municipal a llevar flores para sus familiares fallecidos.



“En una clásica recorrida por el cementerio, ese día fui a visitar a unos cuantos familiares”, recordó sobre aquella ocasión a través de la cual “encontré destrozos” en varios sectores de la necrópolis.



Los daños los constató “tanto en los nichos como en las sepulturas y en las bóvedas. A raíz de eso empecé a recorrer las tumbas de mis familiares y allegados y encontré faltantes, ya sean de placas, floreros o cruces. O sea, de todo lo que es de bronce y plata”, recordó la mujer en la charla mantenida ayer con EL TIEMPO.



Según dijo, la situación le generó tanto “angustia como impotencia”, teniendo en cuenta que “había llevado flores y en algunos lugares ni siquiera las pude dejar porque faltaban hasta los floreros”.



Ambas sensaciones experimentadas por Timpanaro se vieron potenciadas cuando, luego de mantener una charla con una vecina que encontró en el Panteón de SASMA, “al contarle decidimos hacer una recorrida”.



En ese panteón -agregó la docente, quien también tomó varias fotos- “es impresionante la cantidad de cosas que vimos que faltaban. Hay nichos que no tienen nada”.



Denunció la situación



“No puede ser que se metan con los muertos. Esto es el colmo”, agregó en la entrevista que mantuvo ayer con EL TIEMPO, ocasión durante la cual estuvo acompañada por su hermana Valeria.



Ese mismo sábado en que estuvo en el cementerio, la docente concurrió posteriormente a la Seccional Primera local de Policía, con el fin de denunciar esta situación relacionada con robos y daños que constató en la necrópolis local.



“En la comisaría primera me atendieron muy bien y no dudaron en tomarme la denuncia. También me explicaron que ha habido muchas denuncias de este tipo, algo que yo desconocía. Ellos me dijeron que antes hacían custodia en el cementerio; pero que eso se lo pagaba la Municipalidad y que como ya no lo hace más, ellos dejaron de ir”, relató.



En ese sentido, EL TIEMPO consultó ayer a la tarde a diferentes funcionarios policiales de distintas dependencias de seguridad, quienes confirmaron que en la actualidad no se está realizando ningún tipo de servicio en el Cementerio Municipal de Azul.



Los voceros de seguridad precisaron que esos servicios se llevaban a cabo meses atrás como tareas adicionales de los uniformados, las cuales eran pagadas desde la Municipalidad de Azul. Pero ese servicio se interrumpió una vez que los pagos dejaron de hacerse.



“Son robos y esto que está pasando es general en el cementerio”, agregó Timpanaro, quien hasta ayer, después de hacer pública esta situación, contó que aún no había podido mantener contacto con autoridades de la comuna para dar cuenta de la problemática.



De todas maneras, afirmó que comenzó a recibir varios llamados telefónicos de vecinos damnificados por esta misma situación.



En ese contexto, recordó que “una señora me dijo que le habían robado hasta la tapa del nicho, el mármol que tapa el cajón”.



En la recorrida que realizó por el cementerio Victoria Timpanaro se encontró con un trabajador, quien le refirió que a él también suelen sustraerle elementos.



“Ése hombre me explicaba que generalmente estos robos ocurren durante los días sábado y domingo. Y me contó que había encontrado una bolsa llena de floreros y otras cosas, que se ve que en alguna oportunidad han intentado llevarse. A esa bolsa la halló en los techos, por lo que se supone que han querido sacarla por ahí y después no han podido”, afirmó.



Finalmente, la docente sostuvo: “Quiero que todo esto se difunda para que podamos ser muchos. Una vez que confeccione esta nota, con la mayor cantidad de firmas posible, voy a presentarla en la Municipalidad para que haya mayor seguridad y control en el cementerio”.





Imágenes que se reiteran en el Cementerio Municipal de Azul. En este caso, de nichos donde faltan floreros, cruces y placas de metal. Elementos que, ante la falta de seguridad en la necrópolis, son robados. FOTOS: VICTORIA TIMPANARO


Comparte tu opinión, dejanos tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.