ROMINA BALAGUER

“Lograr que los delitos por abuso sexual no prescriban y que las penas sean muy duras”

Así lo expresó ayer la olavarriense cuyo caso trascendió a los medios la semana pasada cuando en un video filmado por ella misma, su progenitor Antonio Cisneros confesó haberla violado desde bebé y hasta sus 18 años. Fue durante una concentración desarrollada en esta ciudad, en el marco de la cual se exigió justicia para todas las víctimas de este aberrante delito. “Las leyes tienen que cambiar, porque les dan penas de 3 ó 4 años y después salen como si nada. Los pedófilos no son enfermos, eso que quede bien claro”, manifestó también.

La concentración de ayer tuvo como objetivo principal pedir justicia y realizar un llamado de advertencia al Poder Judicial ante la necesidad de cambiar las leyes que protegen a los abusadores. “El objetivo de estas iniciativas es lograr que los delitos por abuso sexual no prescriban y que las penas para los violadores, los pedófilos, sean muy duras y que no salgan de la cárcel nunca más”, dijo ayer a los medios locales Romina Balaguer. FOTOS NICOLÁS MURCIA
<
>
“El objetivo de estas iniciativas es lograr que los delitos por abuso sexual no prescriban y que las penas para los violadores, los pedófilos, sean muy duras y que no salgan de la cárcel nunca más”, dijo ayer a los medios locales Romina Balaguer. FOTOS NICOLÁS MURCIA

Se realizó, en horas de la tarde de ayer, en esta ciudad una concentración para exigir justicia por Romina Balaguer y todas las víctimas de abuso sexual. La iniciativa tuvo como escenario la Plaza San Martín, la cual fue punto de partida para una marcha que recorrió las calles del centro de la ciudad.

En la oportunidad, se dirigió a los presentes la propia Balaguer y hubo un micrófono abierto para que las víctimas y/o sus familiares brinden su testimonio y denuncien a los responsables de estos aberrantes delitos.

La actividad fue organizada y convocada por las agrupaciones Animate, El Chancho Feminista, Activemos, Mala Junta (Patria Grande Azul) y Mujeres Socialistas del Partido Socialista de Azul.

El caso de Romina Balaguer trascendió a los medios la semana pasada cuando en un video filmado por ella misma en un restaurante de Olavarría, su progenitor Antonio Cisneros confesó haberla violado desde bebé y hasta sus 18 años.

Romina, de 35 años, vive en Barcelona y volvió a Olavarría con el único objetivo de denunciar a Cisneros. Y así lo hizo. A los pocos días, el hombre fue encontrado en un hotel de esta ciudad, donde la fiscal Susana Alonso lo notificó de la denuncia por abuso sexual que radicó su hija en su contra.

La concentración de ayer tuvo como objetivo principal pedir justicia y realizar un llamado de advertencia al Poder Judicial ante la necesidad de cambiar las leyes que protegen a los abusadores.

“Que los delitos por abuso sexual no prescriban”

Antes de comenzada la actividad, Romina Balaguer dialogó con los medios de prensa que se encontraban presentes en el lugar.

En el inicio de la charla apuntó que “el objetivo de estas iniciativas es lograr que los delitos por abuso sexual no prescriban y que las penas para los violadores, los pedófilos, sean muy duras y que no salgan de la cárcel nunca más. Que no se les dé -a partir de los 70 años- el beneficio de la prisión domiciliaria. Eso no es justo porque ha pasado que desde su casa atraen a nueva víctimas”.

“Los pedófilos no son enfermos”

Al ser consultada respecto a si las autoridades toman en cuenta este tipo de iniciativas, Balaguer respondió contundentemente que no. “Es por eso que estamos luchando con ese objetivo. Esto ya ha tomado estado internacional. Me han llamado muchos medios de España y de otras partes del mundo para realizar entrevistas. Y cuando regrese allí voy a hacer todo lo que sea necesario, no sólo por mi caso, para que la Justicia y los políticos empiecen a cambiar las leyes. Voy a hacerles pasar vergüenza…porque es una vergüenza lo que está sucediendo”, aseguró en ese aspecto y paso seguido agregó que lo anteriormente mencionado no se relaciona únicamente con los delitos de abuso sexual sino también con los casos de violencia de género. “Las leyes tienen que cambiar, porque les dan penas de 3 ó 4 años y después salen como si nada. Los pedófilos no son enfermos…no son enfermos…eso que quede bien claro. Ellos después siguen abusando y son reincidentes”, manifestó.

“Mi causa y la de Micaela Álvarez no prescriben”

Cuando se le preguntó sobre cómo respondieron las autoridades judiciales al momento de que ella realizó la declaración y relató los 18 años de abuso de los que fue víctima, Balaguer dijo que la fiscal “lloró, nada más, y después me dijo que mi causa prescribió. Hasta que el tema salió en todos los medios nacionales y ahí empezaron a mover todo”.

“Ahora mi causa y la de Micaela Álvarez no prescriben ni van a prescribir”, remarcó.

“Siento mucha paz ahora”

Sobre el final de la charla,  Balaguer hizo hincapié en que la decisión de dar a conocer su historia “me sirvió muchísimo. Siento mucha paz ahora”.

Por último refirió que Antonio Cisneros se encuentra todavía en Azul. “La semana pasada se tomó un remis para ir a Olavarría a cobrar la jubilación y a -pesar de que se quitó el bigote- en el banco lo reconocieron y luego de cobrar tuvo que salir corriendo”, concluyó Romina Balaguer.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *