LORDÉN PROPONE IMPULSAR “CIUDADES SALUDABLES” PARA ADULTOS MAYORES

La diputada provincial Alejandra Lordén, es la autora de un proyecto que propone la instrumentación de “ciudades saludables” para las personas adultas mayores, para garantizar su protección integral.
<
>
La diputada provincial Alejandra Lordén, es la autora de un proyecto que propone la instrumentación de “ciudades saludables” para las personas adultas mayores, para garantizar su protección integral.

Mediante un proyecto de Ley, la diputada provincial Alejandra Lordén, propone promover “ciudades saludables” para las personas adultas mayores, asegurando su integración en las calles, veredas y lugares públicos para garantizar su protección integral.

El proyecto contempla realizar en forma programada y progresiva, entornos agradables, limpios y seguros; lugares de descanso en todas las manzanas con una distancia que no exceda de dos cuadras; aceras de superficie nivelada, antideslizante; con ancho suficiente para sillas de ruedas; cordones en declive nivelados con la calle en cada esquina; veredas libres de obstrucciones; prioridad de acceso para peatones; cruces peatonales seguros.

A su vez, prevé que las personas adultas mayores reciban trato preferencial cuando realicen gestiones personales ante las dependencias del Estado, provincial o municipal y del sector privado, y que toda institución pública o privada que brinde servicios a las personas adultas mayores cuente con la infraestructura, el mobiliario, el equipamiento y los recursos humanos adecuados para que se realicen procedimientos alternativos en los trámites administrativos, cuando tengan alguna discapacidad.

 “Queremos que paulatinamente, y de acuerdo a las posibilidades presupuestarias, se vayan adoptando las medidas necesarias para facilitar el acceso, la movilidad y el desplazamiento de los adultos mayores en todas sus dependencias”, expresó la legisladora.

La presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, refirió que “estamos pensando en el presente y el futuro. El aumento de la esperanza de vida, junto con los avances en la investigación médica y el descenso de la natalidad, han contribuido a que la conformación de la sociedad cambie. A medida que las ciudades crecen, su proporción de residentes de 60 años de edad y más, va en aumento”.

Por otra parte comentó que “ya desde el 2007 la OMS impulsa la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores. En una comunidad amigable con el envejecimiento, las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad, se diseñan y reorganizan para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa”.

Finalmente, Lordén remarcó que “en definitiva, es fomentar la convivencia de una sociedad para todas las edades, respetar la diversidad y promover una cultura de inclusión compartida”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *