SEMANA SANTA

Lorena Alzamendi, un ejemplo a imitar en tiempos de valores dormidos

Se llevó a cabo en el Colegio San Cayetano una charla sobre la transmisión de valores positivos en esta fecha tan especial. Se llevó a cabo en el Colegio San Cayetano una charla sobre la transmisión de valores positivos en esta fecha tan especial.
<
>
Se llevó a cabo en el Colegio San Cayetano una charla sobre la transmisión de valores positivos en esta fecha tan especial.

El miércoles, en el Colegio San Cayetano, se llevó a cabo una charla con el padre Padre Oscar Forquera de Catedral en donde se habló sobre esta fecha tan especial para los cristianos. Además la donante de médula ósea contó su experiencia sobre el gran gesto solidario que tuvo.

El miércoles 12 de abril estudiantes del Colegio San Cayetano, nivel secundario, recibieron al Padre Oscar Forquera de Catedral quien compartió con ellos un mensaje de paz y unión en vísperas de la celebraciones pascuales y los invitó a rezar juntos la oración por la Patria, en el anhelo de poner en manos de Dios y confiar en su providencia, ante tantas necesidades. Especialmente, el Padre Oscar se refirió al estado crítico de los inundados en Comodoro Rivadavia y a Micaela, la nueva víctima de los feroces ataques hacia las mujeres.

Seguidamente, invitó a escuchar el testimonio de Lorena Alzamendi, la azuleña donante de médula ósea,  cuyas células madre viajaron a Noruega y fueron implantadas en un joven con leucemia.

En una charla espontánea y en un clima de profundo respeto, Lorena contó su experiencia y respondió a los interrogantes que le plantearon estudiantes y docentes.  En todo momento resaltó la importancia de ser donante y la solidaridad como el gran valor a potenciar en estos tiempos, sin mirar si quien necesita es familiar, amigo o un desconocido. Aseguró que todos somos compatibles con alguien en algún lugar del mundo y nuestro aporte permite que un ser humano pueda sanar su enfermedad.

Lorena se refirió a la preparación física y psicológica, al acompañamiento profesional del personal del INCUCAI, y a su convencimiento  absoluto de dar sin esperar nada a cambio. Destacó que la donación no afecta su salud y que su alta fue inmediata. Expresó que siente una gran felicidad en su interior, que esta acción ha calado hondo en su vida y en su entorno familiar y laboral. Mencionó el apoyo incondicional de su esposo, sus hijos y familiares quienes alentaron su decisión y hoy manifiestan el orgullo que sienten por su valiosa y desinteresada entrega. También en el municipio, ámbito de trabajo de Lorena, sus compañeros y su jefa Silvina Daulerio la acompañaron en todo momento y la alientan a brindar su testimonio, en pos de generar una conciencia donante. Al finalizar la charla Lorena fue agasajada con un sostenido aplauso por parte de la comunidad educativa y muchos jóvenes quisieron retratar ese momento tomándose una fotografía  junto a ella.

Finalmente se la invitó a observar la cartelera que, con motivo de la Semana Santa, alumnos y docentes de los niveles primario y secundario, confeccionaron resaltando los valores: solidaridad, respeto, tolerancia, amor, entre otros. Su acción ejemplar nos invita a dar un sentido especial a esta Pascua: que el valor de la solidaridad “resucite” en nuestros corazones.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *