Los 206 años de la Revolución de Mayo

 

En esta ciudad, como sucede todos los años, se llevó a cabo el acto oficial por los 206 años de la revolución de Mayo. Fecha en que asumió el primer gobierno patrio del virreinato del Río de la Plata.

Comenzó el mismo con la presencia de autoridades de distintos ámbitos, representantes de entidades intermedias y abanderados de instituciones educativas y de las fuerzas de seguridad. Que se trasladaron a la Iglesia Catedral donde se ofició el solemne Tedeum que estuvo a cargo de Obispo de Azul.

Durante el desarrollo de la ceremonia religiosa se abogó por prudencia y honestidad para los gobernantes. Una vez leído el evangelio de San Marcos monseñor Hugo Salaberry en su homilía destacó que fue muy apropiado el evangelio para la fecha patria y era justo la que correspondía según el calendario litúrgico. A partir de su contenido habló sobre el servicio diario que debe existir en todos los seres humanos para vencer a la tiranía de la ambición. El ambicioso descarta a los demás y es él mismo. Existen en la historia Argentina ejemplos lamentables y patéticos de esto.

El Señor nos pone en el camino del servicio diario al prójimo, al ciudadano. Por eso es necesario ejercer el poder sin hacerlo sentir en los demás, al contrario, agregó.

Desde el origen hubo intrigas y sospechas, todo lo que hoy se sigue sobrellevando. Por eso urge vivir como hermanos haciendo una exhortación a la comunidad.

En el acto central hizo uso de la palabra el presidente del Concejo Deliberante que sostuvo que la revolución es un cambio político, económico y social. Y para que ello suceda son varios los factores que la motivan. Jugaron un rol las fuerzas que tenían el poder y querían mantenerlo. Luchaban contra quienes deseaban la independencia. Triunfaron los criollos, dando el primer paso para la independencia.

Por último sostuvo que lo que deja el 25 de mayo de cara a la actualidad es la oportunidad. Que los criollos tomaron cuando se les presentó. Y haciendo referencia específicamente a Azul aseguró que es necesario dejar la actitud conservadora para salir adelante porque nos merecemos.

Finalizó esta ceremonia con danzas folclóricas. Así paso el acto oficial por los 206 años de la revolución de mayo en esta ciudad.

Es necesario destacar las palabras de monseñor Salaberry que abogó por prudencia y honestidad para los gobernantes, tema que ha tenido trascendencia a nivel nacional por hechos delictivos que está investigando la Justicia.

Mencionó que la tiranía de la ambición debe ser vencida por el servicio diario al prójimo. Dando como ejemplo que hay que dejar de tener plata en el colchón e invertir en esta ciudad.

Algo similar expresó el presidente del Concejo Deliberante de Azul, cuando reclamó dejar el conservadurismo para que Azul tenga oportunidades. En este aspecto la ciudad tuvo períodos de espíritu progresista y otros no. Ello se debe a la dirigencia que existe en la ciudad y a los mismos vecinos. Por ejemplo en la gestión de Francisco Toscano comenzó la era industrial y luego esta en extinción.

Por eso no se puede hablar de conservadurismo que existe en Azul. Los azuleños en general quieren progreso, cambio para mejor, pero los dirigentes, algunos, no lo quieren y hacen lo imposible para que no se radiquen empresas. Solamente la  mentalidad de la juventud, que quiere el cambio, el progreso puede modificar esta situación.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *