EL INCREMENTO QUE SE VIENE

Los alcances que tendrá en Azul la actualización de las tarifas de gas

Las facturas de gas con el aumento se comenzarán a sentir en el mes de junio.
<
>
Las facturas de gas con el aumento se comenzarán a sentir en el mes de junio.

Los nuevos cuadros tarifarios tienen vigencia desde el 1 de abril y se sentirán en las facturas del mes de junio. Según lo informó a este diario, Rodrigo Spinosa, gerente de Relaciones Institucionales de Gas Camuzzi, “cada caso es particular y diferente de los otros, pero para la zona, y teniendo en cuenta el amparo, las correcciones tarifarias para un usuario R31 o R32 de Azul con ahorro estarán en el orden del 550-600 por ciento, mientras que si no ahorran, los porcentajes son del 700 al 750 por ciento, siendo el caso del usuario medio”.

 

EL  DATO:

Para recibir información acerca de la tarifa social los usuarios pueden comunicarse al 0800-333-2182, con las oficinas comerciales de la distribuidora, en el Enargas, o visitar el sitio web del Ministerio de Minería y Energía (www.minem.gob.ar).

En mayo vendrán las facturas de energía eléctrica con los aumentos previstos de acuerdo a los nuevos cuadros tarifarios vigentes, los cuales, de acuerdo a lo que han informado desde la Cooperativa Eléctrica de Azul, rondarán entre el 80 y el 100 por ciento.

A esto se suman los incrementos que se esperan para las tarifas de gas que ya están vigentes y se comenzarán a sentir en junio.

En el caso de Azul, los aumentos serán superiores al promedio de 250 por ciento que se espera en todo el país al tratarse de una de las ciudades contempladas en el recurso de amparo que implicó al congelamiento de las tarifas en los valores de 1999.

De esta manera, las actualizaciones de las tarifas para un usuario local con consumo medio y con ahorro, estarán en el orden del 550 al 600 por ciento, mientras que si no ahorran, los porcentajes rondarán del 700 al 750 por ciento.

En el caso de esta ciudad, el 70 por ciento de los usuarios tiene un consumo de la media para abajo, según indicaron las fuentes consultadas por este diario.

El pasado 1 de abril, el Gobierno Nacional anunció una readecuación tarifaria que abarca a usuarios residenciales, comerciales, PyMES y estaciones de GNC.

La medida se da en el marco de la imposibilidad del Estado de seguir costeando los subsidios al consumo de gas de hogares y comercios que pueden pagar un poco más por el déficit fiscal heredado.

Los nuevos cuadros tarifarios comenzarán a aplicarse a partir de esa fecha y recién en las facturas que llegarán en junio se comenzará a evidenciar con mayor precisión las novedades en materia tarifaria.

Los usuarios en su próxima factura recibirán valores de marzo (bajo cuadro tarifario con recurso de amparo) y valores de abril, con las nuevas tarifas dispuestas por el Gobierno Nacional.

Al no ser una medida de aplicación inmediata, le permite al usuario ir adecuando sus hábitos de consumo gradualmente de cara a los meses del año de mayor demanda de gas.

Motivó esta medida una quita parcial de subsidios. Es parcial pues hay población que se encuentra protegida por el esquema de la tarifa social y también porque se dispuso una política de beneficios para aquellos usuarios que reduzcan su demanda de gas (ver recuadros).

Aumentos que irán entre el 550 y 750 por ciento   

Para conocer más detalles de lo que viene en materia de facturación en la provisión de gas en Azul, este medio habló con Rodrigo Espinosa, gerente de Relaciones Institucionales de la empresa Gas Camuzzi.

En principio, aclaró que la situación en Azul es análoga a la de Olavarría y Tandil por ejemplo, debido a que en todas estas ciudades existía un recurso de amparo que implicó mantener los valores tarifarios congelados a valores de 1999, que fue la última actualización de tarifas que hubo.

En este marco, señaló que “para la totalidad de la Argentina los nuevos cuadros tarifarios implican un incremento promedio de 250 por ciento, que en las ciudades con cautelares vigentes ha generado que las cifras se eleven un poco más, justamente por ese atraso”.

Sobre lo que genera que las actualizaciones sean superiores al promedio nacional hay que remontarse algunos años atrás porque, de acuerdo lo aseguró Espinosa, “en términos concretos, los usuarios seguían percibiendo valores correspondientes al año 1999”.

Espinosa hizo hincapié además en que tal como se anunció en su momento, existe la llamada “tarifa social”, que aplica a una importante cantidad de usuarios, entre ellos a la mayoría de los jubilados y pensionados, beneficiarios de planes sociales, personas en relación de dependencia que perciban un salario menor o igual a 2 salarios mínimos, personas actualmente dentro del registro de exceptuados, etc. (ver recuadro).

Pero para hablar de números concretos, el vocero de Gas Gamuzzi explicó que “cada caso es particular y diferente de los otros, pero para la zona, y teniendo en cuenta el amparo, las correcciones tarifarias para un usuario R31 o R32 de Azul con ahorro estarán en el orden del 550-600 por ciento, mientras que si no ahorran, los porcentajes son del 700 al 750 por ciento, siendo el caso del usuario medio”.

Algunas aclaraciones  

Si bien los valores de aumentos serán superiores al promedio que se estima en el nivel  nacional, Espinosa aclaró que “algunos medios hicieron una interpretación poco acertada de los nuevos cuadros tarifarios. Algunos leyeron aumentos que por lejos se exceden de la realidad haciendo análisis erróneos de, por ejemplo, el valor del metros cúbicos de gas, como si éste fuese el único componente de la factura, algo completamente errado”.

“Por ejemplo en un auto: si los neumáticos aumentan un 1.000 por ciento, el valor del auto seguramente aumentará, pero no va a aumentar de ningún modo en la misma escala que los neumáticos”, agregó.

Especificó además en relación a este punto que “esto no hizo más que generar confusión en la gente, fue hecho únicamente sobre un usuario R34, el de mayor consumo, cuando en el caso de Azul, el 70 por ciento de los usuarios tiene un consumo de la media para abajo, y sus tarifas son mucho menores”.

Por otra parte, el representante de la empresa que distribuye el gas en esta ciudad, manifestó que “es importante poner en conocimiento de los lectores que nuestra compañía adquiere el gas que distribuye a sus clientes de las empresas productoras. Camuzzi es, en resumidas cuentas, un eslabón más de toda una cadena”.

Componentes de la factura    

Según lo especificó, la factura de gas que reciben los usuarios contempla a todos los  actores involucrados a través de 4 componentes básicos: el valor del gas, que es el precio del fluido que se consume y que es transferido íntegramente a las empresas productoras de hidrocarburos. El componente de transporte, que es aquel que perciben las transportistas por llevar el gas desde la boca de pozo en cada cuenca productora hasta las zonas de concesión de cada distribuidora. Al igual que en el caso anterior, el valor se transfiere íntegramente. También se deben contemplar los impuestos dispuestos por la legislación vigente y los cargos específicos que establece la autoridad regulatoria.

En ambos casos, las distribuidoras actúan como agente de percepción y no obtienen beneficio económico sobre los mismos.

Y por último, se encuentra el margen de distribución, que corresponde al servicio que brinda Camuzzi. Este es la única fuente de ingresos de la compañía.

Se venían pagando tarifas reducidas    

“Como es de público conocimiento, en septiembre de 2014 entró en vigencia una medida cautelar que dispuso retrotraer los nuevos cuadros tarifarios dispuestos por el Gobierno Nacional a los valores anteriores, es decir a valores del año 1999. No hace falta aclarar que la totalidad de los bienes y servicios tuvieron incrementos en estos 17 años de historia, sin embargo y paradójicamente, en el ámbito del gas no”, destacó.

Al respecto, manifestó además que “servicios como la telefonía celular, la TV por cable y tantos otros tienen valores bimestrales exponencialmente más elevados que la factura promedio de gas que reciben los usuarios de Azul actualmente”.

Consignó entonces que “independientemente del perjuicio generado en nuestra compañía, ya que el margen de distribución es la única fuente de ingresos de Camuzzi a través de la cual se enfrentan los compromisos fiscales, operativos, laborales, de mantenimiento de la red, de infraestructura y tantos otros más, también hay que analizar el efecto negativo que esta medida cautelar puede generar en los usuarios”.

En torno a esto, Espinosa indicó que “el fallo de la Justicia ha impedido que la distribuidora aplique los cuadros tarifarios determinados por el Poder Ejecutivo Nacional  y que sí se aplicaron en todo el país, sin ir más lejos, en Ayacucho por poner un caso cercano”.

Valores para comparar     

De acuerdo lo especificó el gerente de Relaciones Institucionales de Gas Camuzzi “hoy  la inmensa mayoría de hogares de la provincia de Buenos Aires perciben valores promedio por metro cúbico de 0.36 (usuarios R1), 0.85 (usuarios 3.2) y de 1.57 pesos (usuarios R3.4). En Azul y la zona continuaban percibiendo valores de 0.13, 0.17 y 0.22 para estos mismos usuarios, es decir, valores significativamente más bajos en especial para los usuarios de mayor consumo”.

Por eso hoy para prácticamente todas las provincias, los incrementos tarifarios serán del orden del 250 a 300 y en ciudades como Azul serán superiores.

A propósito de esto, explicó que “en función de lo que determine la Justicia en el marco de las medidas cautelares vigentes para los cuadros tarifarios anteriores, puede suceder o no que los usuarios deban cancelar los conceptos no abonados oportunamente por la cautelar dispuesta”.

Por ello, opinó que “convocamos a todas las partes a ser concientes de esta realidad y no impulsar medidas apuradas o sin el suficiente análisis, que puedan ser sumamente contraproducentes para los usuarios”.

En referencia a esto, comentó como dato final que en septiembre de 2015 la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca decidió revocar una medida cautelar dictada oportunamente en la zona, decisión a partir de la cual la compañía reencauzó el proceso de facturación que se había visto interrumpido, facturando los conceptos que no habían podido ser contemplados por la acción de dicha medida cautelar.

INCENTIVOS POR AHORRO

Además de la tarifa social, se incluirán incentivos en la reducción del precio del gas a cobrar a todos aquellos consumidores que muestren una mejora en su consumo de gas a partir de un 15 por ciento menos con respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta reducción oscilará entre el 20, 30 y 50 por ciento en función de la categoría de cada usuario: Un 20 para los usuarios clasificados en la categoría R3-4; un 30 para los usuarios clasificados para las categorías R3-1 a R3-3  y un 50 para los usuarios clasificados para las categorías R1 a R2-3.

“Debemos trabajar en conjunto para fomentar hábitos de uso racional del gas, ya que el ahorro permitirá reducciones significativas en la factura a abonar por parte de los usuarios. Los habitantes de Azul y zonas aledañas tienen un enorme potencial de ahorro, ya que hasta el momento, al tener tarifas congeladas, el uso eficiente del recurso no era una prioridad en la zona”, expresó en relación a este aspecto el representante de Gas Camuzzi que habló con este diario.

ALGUNOS CONSEJOS PARA LA REDUCCIÓN DEL CONSUMO

Desde la distribuidora de gas recomiendan para calefaccionarse mantener regulados los termostatos de los equipos de calefacción en una temperatura no mayor a 20 grados; calefaccionar sólo aquellos ambientes donde haya gente; reducir las infiltraciones de aire en puertas y ventanas usando burletes, y recordando siempre que los ambientes deben tener ventilación.

No usar el horno ni las hornallas para calefacción: es peligroso y además menos eficiente que una estufa, por lo que aumenta innecesariamente el consumo de gas.

Al momento de ducharse, hacerlo en un tiempo razonable; como así también, no dejar correr agua innecesariamente.

Mantener regulado el termostato de la caldera, el calefón o el termotanque para que no sea necesario controlar el agua caliente abriendo la canilla del agua fría.

En caso de tener termotanque fuera de la vivienda, es importante que éste esté aislado térmicamente para que no pierda calor. Ante la duda, consultar con un gasista matriculado.

QUIÉNES ACCEDERÁN A LA TARIFA SOCIAL

Accederán a la denominada tarifa social para el servicio de gas los jubilados o pensionados por un monto menor o igual a dos veces el haber mínimo nacional, las personas con empleo en relación de dependencia que perciben una remuneración bruta menor o igual a 2 Salarios Mínimos Vital y Móvil (SMVM), los titulares de programas sociales y quienes están inscriptos en el Régimen de Monotributo Social.

Además, tendrán este beneficio quienes están adheridos al Régimen Especial de Seguridad Social para empleados del Servicio Doméstico, y los ciudadanos que están percibiendo el seguro de desempleo, y quienes cuentan con certificado de discapacidad.

Todos los usuarios que al día de la fecha integren el denominado “Registro de Exceptuados” serán incorporados automáticamente al nuevo sistema de Tarifa Social, sin necesidad de hacer un nuevo trámite.

Quedarán exentos asimismo los beneficiarios del Programa Hogar de garrafa subsidiada (actualmente brinda una cobertura a 2, 8 millones de hogares a nivel nacional).

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *