ESTABAN ARMADOS Y TENÍAN SUS ROSTROS CUBIERTOS

Los autores del robo ocurrido el pasado viernes se llevaron 4.000 pesos y tres teléfonos celulares

Una imagen de lo que fue este robo ocurrido anteayer en horas de la noche en una casa que está en el Barrio Del Carmen. A la mujer y a sus hijos mellizos, dos nenes que tienen doce años, los delincuentes los amenazaron de muerte con las armas de fuego que portaban. Huyeron del lugar llevándose cuatro mil pesos y tres teléfonos celulares.
<
>
Una imagen de lo que fue este robo ocurrido anteayer en horas de la noche en una casa que está en el Barrio Del Carmen. A la mujer y a sus hijos mellizos, dos nenes que tienen doce años, los delincuentes los amenazaron de muerte con las armas de fuego que portaban. Huyeron del lugar llevándose cuatro mil pesos y tres teléfonos celulares.


Anteayer, cuando habían transcurrido unos minutos de la hora 21.30, tres sujetos ingresaron a una vivienda situada en Mendoza entre Leyría y España del Barrio Del Carmen para cometer este ilícito. Una mujer y sus dos hijos mellizos de doce años se convirtieron en las víctimas de este robo, un hecho que después fue denunciado en la comisaría primera local.

Cuatro mil pesos en efectivo y tres teléfonos celulares fueron el botín del que tres delincuentes se apoderaron el pasado viernes en horas de la noche, cuando armados y con sus rostros cubiertos ingresaron con fines de robo a una casa ubicada en el Barrio Del Carmen de esta ciudad, según consta en la denuncia radicada por lo sucedido en sede policial.

Tal lo que ya había sido informado en la edición de ayer de EL TIEMPO, el viernes último cuando habían transcurrido unos minutos de la hora 21.30 se convirtieron en víctimas de este episodio de inseguridad una mujer y sus hijos mellizos.

La casa donde este robo sucedió está situada en la calle Mendoza entre España y Leyría de este medio.

Junto a sus dos hijos de doce años, la víctima de lo que fue este robo a mano armada había sido identificada por voceros policiales como Carina Haydée Bossi.

La mujer, de 39 años, estaba cenando junto con sus hijos cuando los delincuentes llamaron a la puerta de la propiedad.

Los ladrones tocaron el timbre. Y sin sospechar absolutamente nada raro, al parecer uno de los hijos de Bossi fue quien abrió la puerta, por lo que a los tres autores de este robo no les resultó difícil ingresar para, inmediatamente,  reducir a las víctimas.

Una hermana de la mujer asaltada había contado en diálogo telefónico con este diario que tanto a Bossi como a sus hijos los ladrones los ataron con cinta de embalar en diferentes ambientes de la casa.

“A mi hermana la dejaron atada con cinta de embalar en el sillón y a mis sobrinos los ataron en las habitaciones. Revolvieron y tiraron todo. Ellos buscaban plata”, contó la joven el viernes por la noche, instantes después a que este robo se registrara.

Los delincuentes aprovecharon que el esposo de la mujer y padre de los nenes se había ido a una peña, por lo que la hermana de la víctima -en esa charla mantenida con este diario una vez que se enteró de lo sucedido- no descartaba que los autores de este robo hayan estado vigilando los movimientos de la casa antes de ingresar para apoderarse de la suma de dinero referida y de los teléfonos celulares.

“Mi hermana estaba con sus dos hijos varones, que son mellizos y tienen doce años. Estaban cenando y mi cuñado se había ido a una peña. Creo que esos movimientos ellos los conocían”, señaló en ese sentido la joven hermana de la víctima de este robo.

Carina Bossi, en la denuncia que después fuera radicara en la sede la comisaría primera, no había podido precisar si esas armas de fuego que portaban los delincuentes eran pistolas o revólveres.

Tanto a ella como a los nenes les apuntaron con las armas de fuego y los obligaron a tirarse al suelo. Una vez inmovilizados la madre y sus dos hijos, los delincuentes comenzaron a revisar los diferentes ambientes de la casa, provocando con ese accionar un gran desorden en busca de diferentes elementos de valor de los cuales apoderarse.

La hermana de la mujer que fue asaltada había contado también que en la vivienda hay una caja fuerte, aunque no pudo precisar si el dinero que los sujetos se llevaron fue sustraído del interior de la misma tras haberla forzado para poder abrirla, algo que al parecer los ladrones intentaron.

Esos cuatro mil pesos en efectivo estaban en el interior de la habitación matrimonial, según lo que fuera denunciado en la comisaría primera.

La mujer asaltada junto a sus hijos mellizos no pudo determinar si los delincuentes huyeron en algún vehículo en el que los hubiera estado esperando otro sujeto en inmediaciones de la vivienda donde este robo a mano armada se produjo.

Si bien tanto Bossi como sus hijos resultaron ilesos, una vez que personal policial tomó intervención en lo que fue este robo había sido solicitada una ambulancia con personal médico del Hospital Pintos, ya que la mujer sufrió un shock nervioso a causa de este episodio que instantes antes tuvo como víctimas a ella y a sus hijos mellizos.

Peritos de Policía Científica se hicieron presentes en la vivienda, con el fin de buscar huellas y otro tipo de rastros que sirvan para poder identificar a los autores de este robo, ocurrido en momentos que el marido de la mujer -un hombre llamado José María Begbeder- no estaba.

Además de pasamontañas, que les servían para ocultar sus rostros y así no ser reconocidos por las víctimas, los delincuentes usaron guantes para evitar dejar rastros dactilares mientras buscaban elementos de valor de los cuales apoderarse en esa casa a la que ingresaron para cometer este robo agravado.

En cuanto al aspecto físico de los autores de este ilícito, se sabe que uno de ellos es robusto y que los demás son delgados. También, que miden aproximadamente 1,70 metros de estatura, según consta en la denuncia radicada por este episodio de inseguridad ocurrido en el Barrio Del Carmen el pasado viernes en horas de la noche.

El dato

La causa penal que se inició por lo sucedido fue caratulada en principio como “robo agravado por el uso de armas”, expediente cuyas primeras actuaciones se labraron en la sede de la Seccional Primera local de Policía y en el que interviene el fiscal Luis Surget, a cargo de la UFI 6 con sede en los Tribunales de esta ciudad.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *