FESTEJOS PARA RECIBIR EL AÑO NUEVO

Los azuleños recibieron el 2017 en paz y tranquilidad

El Destacamento de Bomberos no tuvo salidas, y los hospitales locales no recibieron heridos ni lesionados por mal uso de pirotecnia o los clásicos corchos. Un año nuevo sin mayores inconvenientes en Azul. “No tuvimos percances en las fiestas de fin de año”, aseguró a este diario Agustín Rodríguez, titular de Control Urbano.

“Poroto” Pascal, a cargo del Balneario, contó a este diario que no hubo ningún destrozo en el paseo. Desde el sector de la enfermería informaron que el 2017 comenzó sin heridos que lamentar durante los festejos. Orden y limpieza en la zona del centro luego de los festejos de fin de año. Los festejos continuaron ayer y algunos optaron por el asadito en el Balneario.
<
>
Desde el sector de la enfermería informaron que el 2017 comenzó sin heridos que lamentar durante los festejos.

Felizmente el 2017 llegó a Azul sin inconvenientes ni heridos de gravedad. Hubo festejos, pero reinó la paz, de acuerdo con los datos que pudo recabar este diario en distintas fuentes oficiales.

Lo mismo ocurrió hace un año atrás, cuando los azuleños recibieron el año que se fue también sin mayores problemas.

Todas las dependencias a las que este medio consultó ayer coincidieron en afirmar que los festejos para recibir el año nuevo, se dieron en una absoluta tranquilidad en la ciudad de Azul, sin que se registraran incidentes que hubiera que lamentar.

Desde el Destacamento Balneario perteneciente a la Policía de la provincia de Buenos Aires comunicaron que no se registraron hechos delictivos durante la celebración con epicentro en ese concurrido espacio público de la ciudad.

Si bien aseguraron que se registraron peleas, las mismas no revestían gravedad. El mismo balance se realizó en la comisaría primera.

En tanto, desde el Cuartel de Bomberos local señalaron que no se registraron salidas durante la madrugada. Sólo hubo un incendio de pastizales el sábado a la tarde y destacaron que fue “muy tranquila” la primera jornada del año.

Mientras tanto, desde el Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos” informaron que hubo ingresos por peleas y alcoholizados, pero como cualquier fin de semana, así es que hicieron un balance positivo.

Desde el Hospital Materno Infantil “Argentina Diego” informaron por su parte a este diario que en la noche del 31 estuvo todo muy tranquilo y sólo tuvieron el ingreso de un paciente con coma alcohólico.

De esta manera, calificaron como positivo el comportamiento que tuvieron la mayoría de los azuleños.

Operativo especial

Desde el municipio, a través de la Dirección de Control Urbano, se concretó un operativo especial que contempló cortes de tránsito por los festejos del año nuevo.

Desde la 1 y hasta las 4,30 estuvieron cerradas al tránsito vehicular las calles Burgos, De Paula y Bidegain desde Urioste a Lola Mora, ya que la primera de las avenidas mencionadas fue peatonal durante ese tiempo.

El operativo de la municipalidad no sólo incluyó el corte de calles sino también que las bebidas alcohólicas sean vendidas en envases de plástico, y no permitieron el ingreso de personas con botellas de vidrio al sector apuntado.

Los procedimientos de prevención, tanto en Nochebuena como en la noche del 31 de diciembre, tuvo los resultados esperados al no registrarse mayores incidentes.

El director de Control Urbano, Agustín Rodríguez, confirmó que “todo estuvo muy tranquilo”.

Especificó que “en el Balneario y en la Fiesta del Club Bancario los festejos fueron con tranquilidad”.

En las primeras horas de la mañana de ayer “despejamos las calles para que todo vuelva a la normalidad”.
Como todos los años muchos azuleños optaron por asistir al Balneario, especialmente por las condiciones climáticas ideales que hubo para recibir este nuevo año, pero la afluencia de público mermó respecto de otros años.

“Llamó mucho la atención que la cantidad de gente no fue la que se esperaba”, puntualizó.

No obstante, realizó un balance sumamente positivo e indicó que “no tuvimos percances en las fiestas de fin de año”.

El Balneario, sin destrozos

Además, durante la mañana de ayer este medio realizó una recorrida por el centro de la ciudad y el Balneario Municipal, y lo cierto es que estaba todo limpio y en orden.

Continuaba el patrullaje policial y empleados municipales que se desempeñan en el Balneario informaron que los festejos que hubo fueron “tranquilos”, y sin accidentados.

Otro dato importante que aportaron a este diario “Poroto” Pascal, encargado del paseo, como el enfermero de guardia de apellido Beltrán, fue que el Balneario amaneció ayer en perfecto estado y sin destrozos.

De esta manera, estaban a la espera de recibir a los azuleños que iban a disfrutar del paseo por el calor reinante y más tarde recibir el 2017, con los fuegos artificiales.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *