AYER POR LA TARDE

Los azuleños repudiaron el fallo de la Corte del “2×1”

En Plaza San Martín cientos de azuleños se convocaron ayer para repudiar el fallo de la Corte que benefició con el “2×1” a un represor condenado por delitos de lesa humanidad. “Hoy, el fallo de la Corte abre la puerta a la impunidad de los genocidas”, señala el documento de la APDH que fue leído durante la manifestación. 

Alrededor de 500 personas manifestaron ayer en Azul contra el fallo de la Corte Suprema que declaró aplicable la ley 24.390, del “2x1”. NACHO CORREA
<
>
Alrededor de 500 personas manifestaron ayer en Azul contra el fallo de la Corte Suprema que declaró aplicable la ley 24.390, del “2x1”. NACHO CORREA

Una importante convocatoria tuvo ayer la manifestación que en esta ciudad se realizó en repudio al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación aplicando el beneficio del “2×1” a un represor condenado por delitos de lesa humanidad. Organismos de derechos humanos, agrupaciones políticas y sindicales, estudiantes y vecinos en general, se concentraron en Plaza San Martín ayer por la tarde con carteles y banderas contra la decisión de la Corte.

Cabe recordar que los jueces Horacio Rosatti, Elena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkrantz -tres de los cinco ministros del máximo tribunal de justicia- votaron a favor de la aplicación de la Ley 24.390 conocida como 2×1 -que estuvo vigente entre 1994 y 2001 y hoy está derogada- reduciendo el cómputo de la prisión a Luis Muiño, un represor condenado por delitos de lesa humanidad.

La decisión generó un amplio rechazo en la comunidad que ayer se expresó con marchas y concentraciones en todo el país. Azul no fue la excepción. Alrededor de 500 personas se manifestaron en la plaza central e hicieron escuchar así su repudio.

“Nunca Más” fue la consigna que más se replicó en las distintas banderas, en los carteles y en la voz de los manifestantes.

Tres escenarios para un repudio

La concentración de ayer tuvo tres escenarios: el veredón municipal, la calle Yrigoyen y la esquina de esa calle y Burgos. Sucedió que cuando habían pasado algunos minutos de las 18, por calle Yrigoyen se acercó ruidosamente hacia la plaza la Agrupación 1º de Octubre. Como siempre lo hacen cada vez que movilizan, los manifestantes -mujeres, niños y hombres encabezados por la tandilense Griselda Altamirano- se encolumnaron detrás de una gran bandera con la consigna “No habrá Ley Antiterrorista, ni Protocolo Antipiquete, ni jueces fascistas que frenen la justicia popular”.

Mientras las distintas agrupaciones, gremios y vecinos ya estaban concentrados por calle Yrigoyen para comenzar la marcha en el sentido del tránsito, la 1º de Octubre llegó hasta la esquina Burgos de esa calle y emprendió su marcha en el sentido contrario -Burgos, San Martín, Colón e Yrigoyen-. Haciendo sonar sus bombos, dieron la vuelta a la plaza y quedaron parados justo enfrente de la columna integrada por muchos estudiantes, papeleros, integrantes de SUTEBA, ATE, Judiciales, Partido Obrero, Ni Una Menos, Mala Junta – Patria Grande, Frente para la Victoria, Juventud Radical, y La Cámpora. También estuvieron presentes concejales, consejeros escolares, referentes barriales y vecinos.

Frente a frente, ni unos ni otros se movían, hasta que la Agrupación 1º de Octubre decidió copar las escalinatas del palacio comunal. Ahí, Altamirano hizo su propio acto con reclamos que se alejaron del espíritu que convocó a la manifestación de ayer: el repudio al fallo de la corte que beneficia a represores.

Mientras la dirigente tandilense hablaba, en la esquina de Yrigoyen y Burgos la APDH Azul empezó su acto acompañado por algunas de las agrupaciones y vecinos. Se dio lectura a un documento de repudio y luego se abrió el micrófono para que se expresaran quienes quisieron hacerlo.

Paralelamente, el resto de los manifestantes -gremios, estudiantes, vecinos y fuerzas políticas- comenzó la marcha alrededor del centro: partieron por Yrigoyen desde frente del municipio, pasaron por Colón, siguieron por San Martín y doblaron en Moreno, para retomar nuevamente Yrigoyen y llegar hasta donde la APDH seguía con su acto. Sólo algunas agrupaciones se quedaron allí escuchando a los oradores, las restantes dieron por terminada la jornada y se desconcentraron inmediatamente.

El documento 

Como organización convocante, la APDH Azul dio lectura a un documento en repudio al fallo de la Corte. En ese marco, dejó claramente sentada la posición de que “los organismos de derechos humanos, la APDH, las organizaciones sociales y políticas, los vecinos y amigos que vinieron porque están indignados y con furia, los dirigentes barriales, las ama de casa, los estudiantes, los docentes e investigadores universitarios, los comerciantes, los cuentapropistas, los herreros, carpinteros, mecánicos, todos los que aquí estamos presentes, manifestamos nuestro enérgico repudio a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que deja abierta la posibilidad de que los represores condenados por delitos de lesa humanidad queden en libertad aplicando el ‘2×1’”, por el voto de tres de los jueces de la Corte que permitieron que se declare aplicable la ley 24.390, derogada en 2001.

“Hasta el día de hoy fue indiscutido que esta ley no regía para los crímenes de la dictadura, dado que no estaba vigente durante su comisión ni durante el juzgamiento de estos delitos”, expresa el documento.

En otro tramo, sostiene que “hoy, el fallo de la Corte abre la puerta a la impunidad de los genocidas”, para agregar luego que “es imperioso recordar que estos genocidas fueron juzgados tardíamente por la vigencia de las leyes de impunidad y que en la mayoría de los casos las condenas aún no se encuentran firmes por las propias dilaciones del Poder Judicial. El beneficio de este fallo alcanzaría a centenares de represores que estuvieron detenidos con prisión preventiva y ahora pueden obtener drásticas reducciones en sus penas e, incluso, solicitar la libertad por haber cumplido dos tercios de su condena”.

Asimismo, advierte que “el fallo abre un panorama incierto para las condenas a los apropiadores de menores, porque cambia el criterio respecto a la ley aplicable que venía sosteniendo la jurisprudencia hasta la actualidad, incluso refrendada por la Corte Suprema. De tomar este nuevo criterio de la Corte, los apropiadores podrían tener penas de tres años de prisión, que son de ejecución condicional y, así, un delito que se viene cometiendo durante 40 años recibiría una condena no acorde a la gravedad del hecho”.

En su último párrafo, señala que “los organismos no claudicaremos en la lucha por la Justicia y advertimos que agotaremos todas las instancias nacionales e internacionales hasta lograr que este criterio que garantiza la impunidad sea abandonado. Asimismo, convocamos a todo el pueblo a defender los derechos conquistados, que son la clave para garantizar el Nunca Más en nuestra sociedad”.

CARTELES Y BANDERAS

En la manifestación de ayer por la tarde fueron muchos los carteles y las banderas con distintas leyendas y reclamos. Entre otras, las consignas fueron: “Nunca Más”; “Son 30.000. Fue genocidio”; “Basta de ajuste y represión. Derogación de la Ley Antiterrorista”; “Juicio político a los jueces del 2×1”; “Ni el protocolo antipiquete de Macri, ni la ley antiterrorista de Cristina”; “Señores jueces: Nunca Más. Ningún genocida suelto”; “Macri, basura, vos sos la dictadura. Andate”; y “El Estado es responsable”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *