Los bancarios en pie de lucha y con más medidas de fuerza

El próximo jueves y viernes el Banco Provincia volverá a realizar un paro de 48 horas sin asistencia a los lugares de trabajo y sin recarga en cajeros automáticos. En tanto que los día 9, 20 y 21 de febrero  se convoca a un paro nacional sin actividad en todas las entidades del país.

Nuevamente el Banco Provincia realizará esta semana un paro por 48 horas los días jueves y viernes, sumándose a esta última jornada, una medida similar en todas las entidades bancarias del país. A su vez se informó que no se recargaran cajeros automáticos.


Durante jueves y viernes de la semana pasada se desarrolló el primer paro por 48 horas en las sedes del  Banco Provincia. Una medida de fuerza similar volverá a concretarse esta semana durante jueves y viernes, sumándose además el día 9 de febrero, el llamado a un paro nacional. Como parte de la medida,  además de la no atención al público, tampoco se cargaran los cajeros automáticos.
En ese contexto, José Luis Iturralde, secretario general de la delegación local e integrante del consejo directivo provincial de la Bancaria, destacó  que “el paro nacional bancario fue convocado por dos cosas, en solidaridad con los empleados del Banco Provincia, por la inconstitucionalidad de la ley, y en contra de la propuesta del 9 por ciento en las paritarias”.
Cabe recordar que el reclamo que llevan adelante los trabajadores del BAPRO se debe a  la promulgación de la ley 15.008, en rechazo a la modificación realizada en el régimen jubilatorio y a la caja previsional de la entidad financiera, que entre otras cuestiones eleva la edad jubilatoria en forma escalonada de los 57 a los 65 años, recorta el porcentual de la jubilación  y determina los futuros aumentos, ya no por las paritarias del sector, sino mediante la cuestionada fórmula del ANSES que fuera aprobada a fines del año pasado.
Desde la entidad bancaria, y las comisiones internas  ratificaron la decisión de un nuevo paro a concretarse los días jueves 8 y viernes 9, en vísperas del feriado de Carnaval, lo cual podría generar variados trastornos entre clientes y empleados estatales que perciben allí sus salarios.
En una entrevista realizada por EL TIEMPO, Iturralde expresó que  “es una medida fuerte y así vamos avanzando. Sabemos que al no haber actividad y sin carga de cajeros automáticos esto trae algunas complicaciones a los usuarios, pero quienes tienen que dar respuesta no las están dando. Este es un problema que debe resolver la señora Gobernadora a nivel provincial y no cargar contra los compañeros que están defendiendo un derecho que se logró con muchos años de lucha y que hoy se busca  eliminar de un plumazo”.
Por otra parte, Sergio Palazzo, secretario general de la Bancaria en el nivel nacional, luego de reunido el plenario de secretarios gremiales llevada a cabo la semana pasada, anunció nuevas medidas de fuerza en el orden nacional en rechazo de una nueva propuesta salarial cuyo aumento sería del orden del  9% por ciento sin cláusula gatillo. De este modo se determinó un paro de 24 horas que se llevará a cabo el viernes 9, en solidaridad con los empleados de Banco Provincia, y otro paro de 48 horas previsto para los días 20 y 21 de este mes con movilización a la ciudad de La Plata.
Comunicado de La Bancaria
El 8 y 9 que viene se repetirá el paro bancario. Desde La Bancaria indicaron que el cese de las actividades laborales fue adoptado en rechazo al cambio en las jubilaciones en la entidad que impulsó la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. Las medidas se realizarán sin asistencia a los lugares de trabajo y con quite de colaboración en todos los servicios y guardias. Las medidas fueron adoptadas en rechazo a la reforma previsional que impulsó la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y que afecta de manera directa a los trabajadores del Banco Provincia. “Las seccionales fueron facultadas para modificar esa característica de ser necesario a fin de implementar otras tareas gremiales adicionales”, puntualizó un documento elaborado por La Bancaria. Además aseguran: “La paciencia tiene un límite y se agotó, el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal, los legisladores oficialistas y un puñado de opositores funcionales a su proyecto arremetieron y cercenaron derechos de trabajadores, jubilados y pensionados del Bapro”. “Erróneamente o de mala fe señalaron que los trabajadores del Bapro tienen un régimen jubilatorio de privilegio y no es así. Simulan desconocer que tiene características especiales y no de privilegio y que se sostiene con aportes de la empresa y con otro mayor a cualquier régimen previsional a partir de activos y pasivos, quienes continúan haciéndolo luego de serlo. También con aportes extraordinarios del personal cada vez que hay un acuerdo salarial, un ascenso o al ingresar a la entidad, contribuyendo con su primer salario completo”, puntualizó el documento de La Bancaria firmado por su secretario nacional, Sergio Palazzo. “Si la cantidad de jubilados es mayor a la de aportantes, los únicos responsables son los directorios y gobiernos, que congelaron la planta de personal no obstante la notoria ausencia de dotación, en especial en las sucursales, y también el fraude laboral cometido al tercerizar tareas propias de la institución, incluso con empresas del Bapro. El banco se apropió de recursos extraordinarios que generaba su Caja a través de la colocación de seguros. Nunca la indemnizó y tampoco la retribuyó por la rentabilidad que generó la compañía de seguros de la entidad financiera”, continuó La Bancaria.

Desde la entidad bancaria, y las comisiones internas  ratificaron la decisión de un nuevo paro a concretarse los días jueves 8 y viernes 9, en vísperas del feriado de Carnaval, lo cual podría generar variados trastornos entre clientes y empleados estatales que perciben allí sus salarios.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *