ENFOQUE

Los centros culturales independientes de Azul reclaman la vigencia de una ordenanza

Edelmiro Menchaca Bernárdez.
ARCHIVO/ELTIEMPO
<
>
Edelmiro Menchaca Bernárdez. ARCHIVO/ELTIEMPO

En el año 2009 el Concejo Deliberante sancionó la Ordenanza Nro. 2869 que tiene por objetivo brindar un apoyo al funcionamiento de los centros culturales azuleños.

Dicha disposición, que no ocasiona un gasto relevante en relación a otras demandas y en relación a la tarea que cumplen dichos lugares, tuvo un efecto práctico y también efímero. Se concretó por unos meses durante la administración del Dr. Omar Duclós para ser totalmente negada durante la gestión del Dr. José Inza.

Habiéndose puesto de manifiesto este tema en forma verbal al Sr. Intendente Municipal Hernán Bertellys como al área de Relaciones Institucionales a través de la Sra. Silvina Daulerio, los representantes del Espacio Cultural La Criba, del Equipo Delta – Trabajo Teatral (Vivero Cultural Otoño Azul) y Centro Cultural ADIFA han remitido una nota al Ejecutivo a fin de requerir se la vuelva a poner en vigencia.

El escaso monto que ello origina es de vital importancia para ayudar a sostener estos espacios que en forma independiente realizan una importante contribución al desarrollo social y cultural de nuestra ciudad y que mantienen su actividad más allá de las épocas y las administraciones de turno.

Poner es vigencia esta Ordenanza, sería un justo y equitativo resarcimiento que puede ser compartido por otros espacios incluidos en dicha disposición y sería un puntapié inicial para que nuestra alicaída ciudad retome el camino del fomento al desarrollo de estos centros que ya cuentan con avales de este tenor en muchos municipios y que, incluso, están claramente avalados por leyes a nivel provincial y nacional.

Por otra parte, respetar lo dispuesto por representantes de todos los organismos políticos, pone estos espacios a salvaguarda de las decisiones de los funcionarios que eventualmente hacen uso de los recursos del estado municipal en forma discrecional y subjetiva.

Retomar la senda de lo orgánico y equitativo sería una buena señal para que las entidades independientes prosigan su tarea y emprendan nuevos desafíos en nuestra ciudad, desafíos de los que se hacen siempre cargo.

 Edelmiro Menchaca Bernárdez

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *