EN EL ÁMBITO BONAERENSE 

Los clubes de barrio, media ilusión sancionada 

El Senado provincial aprobó el proyecto de ley que, esencialmente, persigue un escenario financiero menos hostil ante el tarifazo asignado a los servicios públicos. Descuentos y creación de impuestos. La normativa ahora pasa al tratamiento en Diputados.

Sancionada la ley de protección, los clubes podrían revertir en buena medida el escenario financiero actual respecto al pago de servicios.
ARCHIVO
<
>
Sancionada la ley de protección, los clubes podrían revertir en buena medida el escenario financiero actual respecto al pago de servicios. ARCHIVO

La política, entendida como acción directa para intervenir en la experiencia cotidiana (aunque hay quienes hacen política en la omisión), es como un revólver: digamos que siempre se utilizará para disparar, pero es la persona el que determinará a quién o a qué. Y si bien no es ésta la mejor de las metáforas, la política se asemeja: siempre transforma, pero la transformación dependerá de intereses humanos.

Decisiones políticas, motorizadas por puntuales intereses, impusieron desmesurados aumentos en los valores de los servicios públicos, tarifazos que vinieron lacerar hasta el hueso la ya de por sí menoscaba finanza de los clubes, con mayor daño en los números de los clubes netamente barriales. Ahora, a partir de un proyecto que tomó forma en 2016, es la política la que también pretende ofrecer otro escenario para este tipo de entidades, que no pueden vivir del amor por más que les sobre. Y Azul y la zona tienen mucho que contar sobre estas penurias.

La Cámara de Senadores bonaerense aprobó y giró a Diputados un proyecto de ley que crea el Régimen Provincial de Protección, Promoción y Regularización de Clubes de Barrio y de Pueblo de la Provincia de Buenos Aires. Nacida de la inquietud del senador Federico Susbielles, la normativa pugna por “garantizar el fomento, la promoción, la regularización y el sostenimiento económico y financiero de los clubes de barrio bonaerenses para el desarrollo de sus actividades deportivas, culturales y sociales”. Busca otorgar el derecho a tarifas sociales en los servicios públicos, la eximición del pago del Impuesto de Sellos e invita a los municipios a adherir en la reducción de las cargas contributivas locales.

La normativa determina que las prestadoras del servicio público de agua potable y desagües cloacales “deberán aplicar una Tarifa de Agua de Interés Social 60% inferior a las que sean reguladas” a los clubes de barrio y que las distribuidoras eléctricas “deberán aplicar una Tarifa Eléctrica de Interés Social 40% inferior a las que sean reguladas en cada periodo correspondiente, con un tope de hasta 900 kwh mensuales, a los clubes”.

La creación de un impuesto al ingreso a los casinos, bingos, hipódromos y agencias hípicas, cuyo hecho imponible queda configurado por el ingreso de visitantes y/o apostadores a las salas de juegos de azar en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Además, establece un derecho al “Subsidio Anual Ordinario de Fortalecimiento y Promoción de los Clubes de Barrio y Pueblo”.

De parte de los clubes encuadrados como destinatarios de los beneficios de esta iniciativa, los mismos deberán acreditar domicilio en la provincia de Buenos Aires; inmueble en el que se desarrollen sus actividades; antigüedad mínima e ininterrumpida de un año en el desarrollo de las actividades; cantidad mínima de 25 asociados o beneficiarios directos de las actividades desarrolladas; y aval de la municipalidad de la zona donde realice sus actividades.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *