¿Los comercios de Azul redujeron sus ventas?

 

Con el objetivo de analizar el impacto de los aumentos de los servicios y las tasas municipales el área de Desarrollo Económico del Instituto de Políticas Públicas Azuleño realizó una encuesta en los comercios de las localidades de Chillar, Cacharí y Azul.-

Se realizaron consultas sobre el local en dónde se encuentra ubicado el comercio, el impacto de las tarifas, y otros aspectos vinculados a precios, nivel de ventas y perspectivas a futuro.

Participaron más de 120 comerciantes de los barrios Centro, San Francisco, El Sol, Urioste, Santa Lucia, Monte Viggiano, Carlos Gardel y Terminal de la ciudad de Azul y también de las localidades de Cacharí y Chillar.

Entre los comercios encuestados predominan los que se dedican al comercio de bienes de primera necesidad, básicamente alimentos (minimercados, verdulerías, carnicerías, casas de comidas), siendo encuestados también locales de venta de indumentaria, calzado, forrajerías, peluquerías, ferreterías, regalería y bazar, entre otros.

Para poder analizar el impacto de los aumentos según el tamaño del local, fueron segmentados los comercios en pequeños: aquellos que se encuentran ubicados en locales de menos de 30 mts2; medianos: aquellos que se encuentran en locales de entre 30 y 60 mts2 y grandes: si poseen un local de más de 60 mts2.

También se destaca que una de cada dos comerciantes es dueño del local dónde lleva adelante la actividad, lo que evita que se vea afectado por los costos de los alquileres que rondan en un promedio de $4.600 mensuales.

El 59% de los comerciantes encuestados son medianos, el 33% pequeño y un 8% se considera comercio grande.

Se ve con preocupación que uno de cada dos comerciantes redujo sus niveles de venta. Solo el 5% de los comerciantes observa que las ventas aumentaron.

El 80% considera los aumentos como desproporcionados, el 13% los evalúa como necesarios, viendo el grado de atraso del cuadro tarifario, y sólo un 8% los consideró razonable.

En este sentido se observó una fuerte crítica por el radical aumento de tarifas advirtiendo que era preferible que se hubiese llevado delante de manera escalonada, en un 75%.

Este aumento de las tarifas en un 60% de los casos fue trasladado a precios y en un 12% de los casos anticipan que tendrán que aumentarlos. Un 24% no aumentará el precio de sus productos.

Sin embargo se observa cierto optimismo a futuro ya que uno de cada dos comerciantes cree que la actividad tenderá a estabilizarse. Sólo el 26% de los comerciantes cree que la situación empeorará.

Consultados sobre la viabilidad de la propuesta de implementar en todos los comercios el horario corrido. El 56% está en contra de la medida, sólo un 20% está a favor mientras que el 24% restante se mostró indeciso.

Este es el panorama del comercio en el Partido de Azul según un relevamiento realizado por el equipo técnico del Instituto de Políticas Públicas Azuleño. Si nos mantenemos en esta meseta las perspectivas de la ciudad no son alentadoras. Por eso es necesario generar empleo, más ingreso de dinero, mayor actividad para que comience a funcionar la rueda de la economía y así la ciudad mejorará.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *