PREOCUPACIÓN Y PEDIDO DE SOLUCIONES

“Los días que llueve los chicos no pueden ir a la escuela”

 

Este concepto fue vertido ayer durante la charla que mantuvieron con EL TIEMPO Paola Elespuru, Yanina Arce y Mariano Ballarena, de los parajes Siempre Amigos y La Primavera respectivamente, quienes expresaron el malestar generado por el pésimo estado de los caminos rurales del Partido de Azul, lo cual -entre otras cosas-  dificulta el normal acceso a las instituciones educativas de ese ámbito.

“Nosotros estamos a 22 kilómetros de la ruta. Entonces, Dios no lo permita, si le llega a pasar algo a una criatura o a nosotros ¿Qué tenemos que hacer? ¿Tenemos que volver al tiempo de antes y agarrar un sulky  o un caballo?, porque esa es la única forma de salir”, expresó Yanina Arce.     Paola Elespuru (del Paraje Siempre Amigos) y Yanina Arce y Mariano Ballarena (del Paraje La Primavera), se refirieron con preocupación a la situación generada por el pésimo estado de los caminos rurales del Partido de Azul.  FOTOS NICOLÁS MURCIA
<
>
“Nosotros estamos a 22 kilómetros de la ruta. Entonces, Dios no lo permita, si le llega a pasar algo a una criatura o a nosotros ¿Qué tenemos que hacer? ¿Tenemos que volver al tiempo de antes y agarrar un sulky o un caballo?, porque esa es la única forma de salir”, expresó Yanina Arce.

Padres de alumnos que concurren a escuelas rurales expresaron su preocupación por el pésimo estado de los caminos de ese ámbito, lo cual les dificulta el normal acceso a las instituciones educativas.

Cabe destacar que el artículo 28 de la Convención de los Derechos del Niño -con rango constitucional- habla específicamente del derecho a la educación de los niños y la responsabilidad de garantizar su acceso a la escuela.

En diálogo con EL TIEMPO Paola Elespuru (del Paraje Siempre Amigos) y Yanina Arce y Mariano Ballarena (del Paraje La Primavera), se refirieron con preocupación a esta situación y pidieron soluciones a las autoridades comunales.

Entre otras cosas, hicieron hincapié en que este escenario desfavorable se da en el Partido de Azul, ya que en distritos vecinos como Tapalqué, Bolívar, Olavarría, Tandil, Benito Juárez y Rauch los caminos están transitables. Según señalaron, en esas ciudades “tres días después de las lluvias pasan las máquinas como modalidad de mantenimiento”.

También, en el marco de la charla surgió la inquietud acerca de cómo deben actuar en caso de que surja algún inconveniente durante los días de lluvia o en los posteriores. “¿Tenemos que volver al tiempo de antes y salir en sulky?”, se preguntaron.

“Las condiciones de los caminos son muy malas”

En el comienzo de la charla con este diario Yanina Arce señaló que “nosotros tenemos tres hijos de los cuales dos van a la escuela, el más chiquito tiene cuatro años”.

Según dijeron, la Escuela 32 del Paraje La Primavera dista a unos 17 kilómetros de su casa y “las condiciones de los caminos son muy malas”. “No ha llovido una barbaridad y cuando llueve ya hay pantanos”, dijo Arce en ese aspecto e inmediatamente agregó que “no sé qué nos espera para el invierno”.

Asimismo, Mariano Ballarena contó que “los chicos los días que llueve no pueden ir a la escuela. Inclusive no sólo eso, sino que dos o tres días después tampoco por que los caminos están intransitables”

De acuerdo con lo manifestado por el matrimonio, a La Primavera se mudaron este año, pero en 2016 estuvieron en otro paraje del Partido de Azul y “sucedía exactamente lo mismo. En un momento la maestra daba clases en Cacharí porque no podía llegar a la escuela”.

“Nosotros debíamos llevar a los chicos a esa localidad y no podíamos, razón por la cual no iban y perdían días de clases. Por supuesto que no era culpa de la maestra, ella no tenía nada que ver”, apuntó Ballarena.

“Si llueve no  puedo salir”

Por su parte Elespuru relató que su hijo terminó el Nivel Primario el año pasado y “la Secundaria la está haciendo en la escuela de la Base”.

“Lo tengo que llevar todos los días hasta la ruta donde pasa la combi que lo lleva hasta la escuela. El tema es que hasta la ruta los caminos están muy feos”, señaló quien reside en el Paraje Siempre Amigos.

A su vez, Elespuru comentó que “hace siete años que estoy en el campo y la máquina pasó dos veces, pero unas pasaditas por los lugares en los que se hacen pantano y nada más”.

“Mi auto es muy bajito y en el medio del camino toca abajo. Tengo que ir con mucho cuidado porque lo rompo todo. Si llueve no puedo salir. Y cuando para de llover quedan muchos huellones y con el auto no puedo pasar porque me quedo colgada”, remarcó la mujer, e inmediatamente agregó que el hijo de una de sus vecinas el año pasado estuvo un  mes sin ir a la escuela a causa de las pésimas condiciones de los caminos rurales.

“Más hechos y menos palabras”

En otro tramo de la charla con este matutino, Arce expresó que “nosotros estamos a 22 kilómetros de la ruta. Entonces, Dios no lo permita, si le llega a pasar algo a una criatura o a nosotros ¿Qué tenemos que hacer? ¿Tenemos que volver al tiempo de antes y agarrar un sulky  o un caballo?, porque esa es la única forma de salir”.

“Lo que pedimos es que se organice un plan de mantenimiento, pero no sólo para nosotros sino para todos los caminos rurales de Azul”, manifestó también la mujer.

Por último Arce hizo hincapié en que “lo ideal sería más hechos y menos palabras”.

 

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. car10

    abril 7, 2017 at 9:32 pm

    Aca todos critican pero los camiones q pasan por los caminos o maquinas cosechadores cuando después de q llovió de eso nadie habla entons no le hechemos toda la culpa al municipio muchachos ….

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *