CON UN ACATAMIENTO CONTUNDENTE, SEGÚN SE INDICÓ

Los docentes pararon ayer en todo el país y no descartan nuevas medidas de fuerza

Fue en reclamo, entre otras cosas, de la reapertura de la paritaria salarial y afectó a todos los niveles de la educación. “Se van a profundizar los conflictos que existen si no se toman en serio los debates que se están dando en el marco de un contexto muy complejo”, se expresó desde CTERA. Desde SUTEBA se afirmó que la huelga fue “masiva” y que el plan de lucha se puede intensificar si el Gobierno “no escucha” el reclamo de los maestros. El ministro de Educación dijo que el paro fue “lamentable”.

 

Se llevó a cabo ayer  un paro de 24 horas convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA). La huelga tuvo alcance nacional y el acatamiento -según se indicó- fue de alto porcentaje. ARCHIVO/EL TIEMPO/NACHO CORREA
<
>
Se llevó a cabo ayer un paro de 24 horas convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA). La huelga tuvo alcance nacional y el acatamiento -según se indicó- fue de alto porcentaje. ARCHIVO/EL TIEMPO/NACHO CORREA

Convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) se llevó a cabo ayer  un paro de 24 horas. La huelga tuvo alcance nacional y el acatamiento -según se indicó- fue de alto porcentaje.

La principal demanda de los maestros tiene que ver con la reapertura de paritarias para un aumento salarial. La medida de fuerza también apuntó a visibilizar otros planteos: Se exige el cumplimiento de algunos acuerdos paritarios, que aseguran  no se están respetando, y la continuidad de los programas nacionales socioeducativos, que, según se indicó, el Ejecutivo ordenó cerrar. Además, los docentes renovaron su rechazo al Impuesto a las Ganancias y a la posible modificación del régimen de jubilación. Por último, volvieron a pedir que se eleve el financiamiento educativo al 10 por ciento del PBI.

“No perder Poder adquisitivo”

En este escenario conflictivo, desde SUTEBA se afirmó que el paro nacional docente de ayer en reclamo de la reapertura de paritarias fue “masivo” y no se descartaron nuevas medidas de fuerza si el Gobierno “no escucha” el reclamo de los maestros.

También se expresó que los maestros “no” están “reclamando un aumento, que correspondería, sino no perder poder adquisitivo”.

Luego de que el Gobierno negara la posibilidad de que se vuelvan a discutir paritarias, desde el sindicato se aseguró que si el Poder Ejecutivo se mantiene en esta postura y “no escucha los reclamos”, los paros se pueden repetir.

“Espero que el Gobierno no tenga la actitud que tuvo con las tarifas de seguir insistiendo e insistiendo a pesar de los reclamos de todos los sectores”, se apuntó también desde el SUTEBA.

Además de CTERA, también adhirieron al paro la Confederación de la Educación Argentina (CEA), la Unión Docentes Argentinos (UDA), la Conadu Histórica y la Asociación de Maestros de Escuelas Técnicas (AMET), mientras que los docentes de SADOP anunciaron una medida de fuerza para el 2 de septiembre.

En la Provincia paran la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (SUTEBA), la seccional provincial de la Unión Docentes Argentinos (UDA) y la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA). Los afiliados a AMET también realizarán una jornada de protesta. En tanto, convoca a la huelga la Asociación de Docentes de la Universidad Nacional de La Plata.

“Un contexto muy complejo”

Más allá del paro de ayer, el conflicto docente se extenderá en los próximos días, ya que CTERA dispuso un plan de lucha que contempla la participación activa en la marcha que la CTA convocó para el próximo 2 de septiembre, mismo día en que harán paro los docentes de colegios privados. También habrá una jornada de protesta el 21 del mes que viene, en rechazo al cierre de la causa por las responsabilidades políticas en el asesinato del profesor neuquino Carlos Fuentealba.

Asimismo, según se alertó desde CTERA podría haber más huelgas. “Se van a profundizar los conflictos que existen si no se toman en serio los debates que se están dando en el marco de un contexto muy complejo”, se afirmó desde esa organización. .

Sobre las declaraciones del ministro de Educación, Esteban Bullrich, quien sentenció que “no” se reabrirán las paritarias porque el aumento brindado estaba acorde con las necesidades actuales, desde CTERA se respondió: “El ministro está hablando del piso salarial que cobran el 8 por ciento de los docentes -de 8.500 pesos-; para los demás, el aumento fue menor”.

El ministro ratificó ayer la postura oficial y los gremios docentes no tardaron en cuestionarlo. El funcionario afirmó que la decisión de no renegociar salarios con los docentes se debe dos cuestiones: el freno de la inflación y la cláusula de aumento automático firmado en febrero pasado para los meses de junio, septiembre y enero “atado al monto del salario mínimo, vital y móvil”.

“En función de esa cláusula, habrá un nuevo incremento en septiembre que representará una suba del 47% anual y ascenderá al 50% en enero próximo”, dijo Bullrich en declaraciones radiales antes de encabezar en San Luis una reunión del Consejo Federal de Educación.

Los docentes reclaman una recomposición salarial en todo el país, incluso en las provincias donde el incremento fue el 34,6 por ciento, como en Buenos Aires. También exigen el aumento del presupuesto educativo al 10 por ciento del PBI, la eliminación del impuesto a las Ganancias para el sector educativo y mejoras en la formación docente.

EL DATO

Según se informó desde el SUTEBA Azul, en esta ciudad el acatamiento al paro tuvo un acatamiento cercano al 80 por ciento.

 “ES LAMENTABLE”

Por su parte, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, calificó ayer como “lamentable” el paro docente de los gremios de todo el país, y aseguró que “no está justificado en lo salarial”, ya que el incremento final que recibirán “llegará casi al 50 por ciento”.

“Siento que este paro no está justificado en lo salarial, y entonces aparecen otras justificaciones que son potenciales. Es lamentable”, expresó Bullrich, que consideró el nivel de adhesión “en 50 ó 60 por ciento”.

En declaraciones a la prensa, el funcionario detalló que el piso de 8.500 pesos de salario inicial para un maestro se actualizará en forma automática con el sueldo de septiembre, y que para enero “llegará a casi 10 mil pesos”. “Está garantizando que no hay ningún docente por debajo del salario mínimo, vital y móvil, algo que pasaba cuando llegamos en las provincias del Norte. Vamos a llegar a casi el 50 por ciento de aumento en enero”, afirmó el funcionario de la administración de Mauricio Macri.

Bullrich dijo que entiende el planteo de los gremios de que ese sueldo para un docente que recién ingresa “sigue siendo bajo”, pero afirmó que el Gobierno no puede “corregir años y años de desidia en una paritaria”.

LOS RECLAMOS

Con distintas actividades en todos los distritos, desde SUTEBA se manifestó que los reclamos que se le realizan al Gobierno Nacional son los siguientes:

– Por aumento salarial.

– Por el cumplimiento de los acuerdos paritarios.

– Por la continuidad de los Programas Socioeducativos.

– No al impuesto a las ganancias.

– No a la modificación de la jubilación.

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *