LA SEMANA POLÍTICA

Los límites de la fiesta

Las declaraciones del responsable de Vialidad Urbana y Pavimento, Jorge Sarasola  sobre la falta de equipamiento y presupuesto, luego de anunciar su renuncia, pone en el tapete el criterio del manejo de los fondos de la Comuna.
<
>
Las declaraciones del responsable de Vialidad Urbana y Pavimento, Jorge Sarasola sobre la falta de equipamiento y presupuesto, luego de anunciar su renuncia, pone en el tapete el criterio del manejo de los fondos de la Comuna.

Mientras el director de Vialidad Urbana renunció y sinceró la falta de maquinaria y presupuesto para el área, se gastaron millones de pesos para la Fiesta de la Miel y en traer a Abel Pintos y Axel. ¿Se pagó con un aporte de Nación? ¿Ese dinero no podría haber tenido otro destino? El presupuesto 2018 supera casi un 40% al de este año. Joaquín Propato encabeza la lista de unidad en la interna del PJ.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

Nadie tiene el oráculo que esboce lo que sucederá en este país. La única certeza es que estamos atravesando un cambio de época que exige analizar bajo otras condiciones este zigzagueante presente. No es el final de las ideologías ni nada que se le parezca. Lo que cambió es la sociedad y sus circunstancias que provocan a un nuevo diseño para interpretarlas. Exige una revisión de ciertos paradigmas en todos los campos, entre ellos los formatos de la política.

El experimento azuleño  

¿Acaso Azul no es territorio para ese experimento? El intendente Hernán Bertellys pasó,  sin solución de continuidad, del Frente para la Victoria a Cambiemos en julio de 2016 y, un año después, sacó el 50 por ciento de los votos. De cuando fue elegido en el 2015 con 14.013 sufragios (un 34,03 por ciento) pasó a la boleta a la que él bendijo y le puso el pecho hace un mes sumando 20.024 electores (un 50,42 %). Así plebiscitó su gestión, como subrayó en la campaña.

Esto demuestra, en primer lugar, la volatilidad del voto, su escasa adherencia y, en segundo término, viene a rubricar la crisis de los partidos o frentes políticos. ¿Cuántos de esos 14 mil se sintieron traicionados pero lo votaron el 22 de octubre?

Pero atención, que esa misma volatilidad es su propio límite. Lo que hoy aparece como fortaleza, mañana se puede derrumbar como un castillo de naipes.

La renuncia de Sarasola  

La renuncia de Jorge Sarasola al frente de Vialidad Urbana y Pavimento es un síntoma. Por encima de aspectos que hacen a su estado de salud, en sus declaraciones a los medios, cuando hizo el anuncio, dejó plasmadas debilidades de la administración municipal. “Con el equipo que hay en Vialidad Urbana es imposible solucionar todos los problemas” tituló este diario. Falta de maquinaria, personal y presupuesto fue la tríada. Reflejó así el reclamo de los vecinos. ¿Hubo otras motivaciones? El silencio oficial le siguió a esta decisión de uno de los funcionarios clave de la gestión.

Abel y Axel   

En tanto, se conocieron algunos números de lo que le costó a la Comuna las presentaciones de Abel Pintos y Axel, entre otros artistas y actividades, en ocasión de la Fiesta Nacional de la Miel. Cuatro millones de pesos se dice desde el GEN. Según otras fuentes, sólo las actuaciones de los nombrados costaron más de dos millones de pesos. Uno de los documentos emitidos por el Municipio, que lleva el número 15712 con fecha 9 de octubre a nombre de la empresa Anfitrión S.R.L. con domicilio en Olavarría, es por 605 mil pesos. Es en concepto de “honorarios por actuación artista Axel. Presentación en marco de la Fiesta Nacional de la Miel. Contrato Nº 5519”. La fuente de financiamiento es el Tesoro Municipal. ¿Ese es el total de lo que cobró el cantante o sólo una parte?

El jefe de Gabinete, Alejandro Vieyra, dijo que estos gastos se abonaron con un ATN (Aporte del Tesoro Nacional).

Aquí entramos en el debate: mientras un funcionario, entre otros motivos, renuncia porque no tiene maquinaria, personal y presupuesto en Vialidad Urbana, ¿se pueden gastar varios millones de pesos para una fiesta que incluyó a dos artistas de nivel nacional, aunque sea mediante un ATN? ¿No hay una escala de prioridades?

Las fiestas populares son bienvenidas pero hay que tener un criterio porque se corre el riesgo que el enamoramiento que hoy tiene parte de la sociedad con esta administración se pueda disipar sino hay un volumen en su proyección que está atada, además, a los designios de los gobiernos nacional y provincial. Aún están a tiempo.

El presupuesto    

El presupuesto para el 2018 tuvo su ingreso en el Concejo Deliberante el viernes pasado. Alcanza a 1.121 millones de pesos y en la próxima sesión será pasado para su estudio a comisión. Esto significa un 39 % de incremento con respecto al actual que, originalmente, era de 809 millones pero terminará el período en alrededor de 900. En el Ejecutivo hay premura para que se a apruebe antes de fin de año al igual que la Ordenanza Fiscal e Impositiva. Con respecto a ésta, ya hay distintas posiciones sobre el aumento real que tendrán las diversas tasas el próximo año. Si será de alrededor del 32 % como se informa desde la Comuna o superará el 40 % como señala la oposición. Posiblemente, se termine aprobando un proyecto intermedio

Hay una cuestión y es la adhesión de Azul al nuevo Régimen de Responsabilidad Fiscal Municipal que aprobó la Legislatura bonaerense a instancias del gobierno de María Eugenia Vidal. Como se señaló hace una semana desde esta columna, entre las reformas  “invita a los municipios a bajar las tasas que recaen sobre los sectores productivos”  como las que se cobran por Seguridad e Higiene, Vial y Urbana. Se trata de la ley provincial 13.205. Resulta una paradoja porque las contraprestaciones que brindan las comunas, en sus diversos ítems, han sufrido un importante aumento por lo que, de aplicarse, provocaría un mayor desfinanciamiento. Se vuelve al mismo sendero y es la inviabilidad económico-financiera de la mayoría de las comunas. Entonces, ¿cuánto deberían aumentarse los tributos cuando el vecino ya arrastra un importante ajuste de sus finanzas? Gestión austera y prioridades deberían ser los ejes.

PJ: lista de unidad    

En un marco de tensión y negociaciones, el Partido Justicialista bonaerense prepara su interna para el próximo 17 de diciembre. El viernes venció el plazo para la presentación de listas y en Azul hay una sola que postula como presidente a Joaquín Propato, de la Agrupación 26 de Julio, acompañado por la integrante de La Cámpora, Gabriela Lambusta. En la conducción provincial aún no hubo acuerdo porque la tensión y las negociaciones se fueron extendiendo obligando a la Junta Electoral a prolongar el plazo de cierre hasta el martes venidero. La que tiene mayor apoyo es la del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez mientras que el sector de Fernando Espinoza quedó debilitado. Identificado con la derrota de octubre, en el PJ se suele ser impiadoso con quienes la protagonizan.

 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    noviembre 19, 2017 at 8:38 pm

    Sorprendido??? Que esperaban? Si Bertellys vive de fiesta. A costa de los otros, por supuesto.
    Ya lo demostró en la Fiesta de la Vaca, que duró mientras la Provincia pagaba los artistas.
    Una Municipalidad que gasta el 75% de su presupuesto en sueldos puede ponerse a dilapidar dinero en fiestas fastuosa? Tan mal estamos que no nos damos cuenta? Es cierto que al lado de Inza cualquiera era mejor, pero no se confundan. Miren bien. Observen que hace la Municipalidad más allá de lo que le da la Provincia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *