Los precios de los granos se mantendrán firmes

La sequía argentina marca el ritmo de los negocios. La soja sigue teniendo demanda de China. En trigo, Argentina tiene la ventaja de las necesidades de Brasil. Analista.

El maíz transita un escenario parecido al de la soja.


BUENOS AIRES (Por Gabriel Quáizel*). La incertidumbre respecto de la cosecha de soja y maíz que logre la Argentina -seriamente afectada por la extensión de la sequía- es “la gran duda” que tiene el mercado mundial, ya que “hoy no se tiene ni idea de cuál va a ser la producción final”. El escenario repercutirá en precios firmes para ambos granos durante buena parte del año.
Así lo planteó el analista de mercados granarios de la Asociación de Cooperativas Argentinas, Martín Díaz Hermello, quien graficó que, dado el daño que está provocando la seca, el número final de la cosecha argentina “no se podrá saber hasta que entren las cosechadoras en cada lote”. Díaz Hermello dio sendas charlas en el marco de las jornadas A Campo Abierto 2018 que ACA organizó en Armstrong y en Chacabuco.
Soja    
El economista apuntó que la oleaginosa atraviesa una situación particular: si bien los precios actuaron a la suba, por otra parte hay stocks acumulados por la buena  producción de Estados Unidos, de más de 120 millones de toneladas (su tercera gran cosecha en forma consecutiva). A su vez, Brasil también va a un “cosechón”, estimado en 110 ó 112 millones de toneladas.
“Igualmente los mercados están sensibilizados por Argentina”, remarcó. Otra razón de las cotizaciones altas es la demanda permanente de China: “consume todos los años un poco más”.
A la hora de planificar una venta, Díaz Hermello advirtió que la soja “ya subió bastante (se acerca a 400 dólares la tonelada en el Mercado de Chicago) y no va a subir mucho más”.
El mercado local va a continuar con precios altos (6.300 pesos este lunes) por dos cuestiones: el productor va a retener los porotos en los silos “porque para él es como una reserva de valor que cada vez vale más por el efecto de la quita de 0,5 por ciento mensual de retenciones”; y porque habrá demanda de las fábricas y de los exportadores, a quienes “los 3 ó 4 millones de toneladas que puedan importar de Paraguay no les van a compensar las pérdidas de la sequía”.
Maíz    
El cereal transita un escenario parecido al de la soja. La BCR redujo la estimación por la sequía de 39,9 a 35 millones de toneladas y en los mercados también viene registrando subas. “Hasta junio-julio cuando cierre la cosecha el mercado no se va a tranquilizar, va a estar muy volátil”, aseveró.
Otro condimento para la firmeza de precios del maíz es que la cosecha sojera de Brasil viene retrasada y eso le pone incertidumbre a la zafrinha, el cultivo de maíz que se hace sobre el rastrojo de la oleaginosa, una ventaja del clima brasilero.
Trigo   
Con 17,5 millones de toneladas, Argentina hizo una buena cosecha triguera (sobre una superficie menor porque al momento de la siembra las inundaciones no permitieron el laboreo). Además “hay trigo en el mundo” ¿Entonces, el escenario de precios es a la baja? No para la Argentina (gracias a Brasil).
La cosecha de trigo de Brasil cayó hasta 1,2 millones de toneladas por contingencias climáticas (cosechó 4,5 millones de toneladas). Este país importa anualmente entre 5 y 6 millones de toneladas. “Entonces, Brasil va a demandar mucho trigo. Y Argentina tiene ventaja competitiva en ese mercado”.
Respecto del precio del cereal, Díaz Hermello resaltó que si bien cayó durante la época de la cosecha, “luego empezó a subir hasta los 180 dólares y puede llegar a los 200”, ya que en el mercado triguero comenzaron a tallar desde la semana pasada los problemas de Estados Unidos, también por sequía. (Noticias AgroPecuarias)
*Publicado en el diario Perfil.
 
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *