ENFOQUE

¿Los Reyes de España visitarán Azul en el 2019?

<
>

Nota elaborada por alumnos de la Tecnicatura de Turismo Cultural de la Facultad de Ciencias Humanas – UNICEN y Centro Gallego de Azul. 

Azul se prepara para conmemorar un nuevo aniversario de su declaración como “Ciudad Cervantina de la Argentina”, por parte del Centro UNESCO-Castilla La Mancha, sucedida en el 2007 por albergar la colección más importante de América del Sur sobre la obra del ilustre Miguel de Cervantes Saavedra, “Don Quijote” atesorada en Casa Ronco.

Mientras el CODACC (Comité Organizador de Azul Ciudad Cervantina), con el apoyo de la recientemente conformada Asociación “Azul Ciudad Cervantina” y de la comunidad educativa ultiman los detalles para el evento que sucederá el próximo viernes 20 a las 9.30 y las 14.30 en la Plaza del Quijote (en Av Mitre y  Costanera Cacique Catriel), se produjo la visita del Presidente de España, Mariano Rajoy, a la Argentina junto con 70 de los principales empresarios de su país, con un saldo de más de 20 posibles proyectos de inversión y acuerdos ministeriales firmados de distinta índole, entre los que se destaca un memorándum de entendimiento con el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital del Reino de España.

Pero esta visita de Rajoy a la Argentina sirvió, además, para ajustar detalles del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que se celebrará en Córdoba del 27 al 30 de marzo de 2019, y donde está previsto que los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, junto con el presidente Mauricio Macri, inauguren el evento.

El Congreso Internacional de la Lengua Española es un foro de reflexión sobre el idioma español que se realiza cada tres años en alguna ciudad de España o Hispanoamérica, y su organización está a cargo del Instituto Cervantes, la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española, así como el país organizador de cada edición.

Algunos podrían preguntar qué vinculación pueden tener tales acontecimientos con nuestra ciudad… Mientras otros creemos que estos hechos generan un contexto y una gran oportunidad que Azul debe aprovechar: Porque ¿acaso no deberían los Reyes de España y los congresistas conocer Azul, Ciudad Cervantina de la Argentina?

Los esfuerzos, gestiones y protocolos que debamos llevar a cabo para que se concrete el arribo de Felipe VI y Letizia a nuestra ciudad valen la pena no sólo por las derivaciones inmediatas, como la cobertura de medios y la respectiva difusión masiva de nuestro patrimonio y de lo que Azul tiene para ofrecer sino, más que nada, para lograr la valoración de ese patrimonio tangible (a través de la colección de libros incunables) e intangible (compuesto por Bartolomé J. Ronco, su esposa María de las Nieves “Santa”, así como también todas y cada una de las personas involucradas en su protección y mantenimiento a lo largo de décadas); valoración que debería tener un correlato en recursos económicos y de toda índole que permitan un mayor aprovechamiento para el desarrollo del turismo y la cultura en beneficio de un mejor bienestar para toda nuestra comunidad, tan golpeada últimamente ante la situación de FANAZUL, Cerámica Valle Viejo, el Molino San Martín y otras empresas donde las buenas noticias parecen no llegar nunca.

Azul es la ciudad de la diversidad cultural. Sin embargo, hasta ahora no pudimos construir nuestro desarrollo económico vinculándolo al turismo y la cultura, a pesar de que la mayor parte de nuestra comunidad esté involucrada en emprendimientos artísticos y culturales. ¿No será tiempo para ello?

Si algo nos ha costado, a lo largo de estos años, es que el país entero y el mundo conozcan y valoren el patrimonio que Azul custodia con muy escasos recursos. Patrimonio que no sólo encierra la identidad española sino también la nuestra; la de nuestras raíces más profundas, porque en la misma Casa Ronco que atesora la colección más importante de América del Sur sobre la obra de Cervantes, también se preserva la colección hernandiana privada más importante del país (según la Biblioteca Nacional): El “Martín Fierro”, poema narrativo que se consolidó como uno de los textos más importantes de la literatura argentina, que con el tiempo adquirió el carácter clásico. Nuestra diversidad cultural queda expuesta, una vez más, motivándonos a dejar los prejuicios de lado y construir desde la pluralidad y la multiplicidad de distintas miradas.

Cuando comenzó, el proyecto “Azul, Ciudad Cervantina” parecía ser la “locura” de unos pocos. Sin embargo, aunque aún queda mucho por hacer; aprendimos la enorme cantidad de herramientas, intercambios y hechos concretos que nos brinda.

Esta puede parecer otra “locura”…

Tal vez los Reyes no vengan; tal vez sí…Más allá del resultado de esta iniciativa que proponemos, estamos seguros de que el camino recorrido nos habrá dejado mucho, sobre todo si lo hacemos aunando esfuerzos para empezar a transformar realmente nuestra ciudad y hacer tangible el que, por ahora, parece ser solo un slogan perdido en el recuerdo: “Azul, Ciudad de Turismo” pero que, sin dudas, podría mejorar el bienestar de su comunidad.

Esta cruzada, que surge de la Tecnicatura de Turismo Cultural con el acompañamiento del Centro Gallego de Azul, seguramente tendrá gestores entusiastas en el Complejo Cultural Ronco; en la Asociación Civil “Azul, Ciudad Cervantina”; en la Asociación Española; y en tantas otras instituciones que una vez más podrán demostrar la poderosa fuerza de la asociación público-privada.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *