LOS RIESGOS DE CONTRAER DENGUE

 

El Dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes Aegypti y se produce cuando el insecto se alimenta con sangre de una persona afectada por dicha enfermedad en su período agudo, para luego transmitirla a través de la picadura, provocando el contagio. El Dengue nunca se propaga de una persona a otra, tampoco a través de objetos o de la leche materna, solamente por efecto del accionar del mosquito.

Una persona afectada por esta enfermedad puede presentar diversos síntomas, como fiebre acompañada de dolores detrás de los ojos, la cabeza, en los músculos y articulaciones; nauseas y vómitos, cansancio o aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz o encías.

La mejor forma de prevención para evitar contraer el Dengue es eliminando todos los criaderos de mosquitos y teniendo en cuenta que no existen vacunas ni medicamentos que lo prevengan, otra de las medida más importante es la eliminación de recipientes que contengan agua, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores, por cuanto son los lugares donde el insecto se cría. Si dichos recipientes no son de utilidad -latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados-, deben ser suprimidos.

Para el caso de que ello no fuera posible, porque son utilizados permanentemente, debe evitarse que los mismos acumulen agua -baldes, palanganas, tambores-, dándolos vuelta o vaciándolos permanentemente.

Debe tenerse en cuenta también que la fumigación no es suficiente para eliminar el insecto. Por otra parte, la aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos que pueden transmitir estas enfermedades, aunque su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que solo es recomendable en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

El Aedes Aegypti es un mosquito intradomiciliario que convive con el hombre y necesita recipientes que contengan o puedan contener agua para su reproducción, ya que su ciclo reproductivo incluye una etapa en agua, por eso es necesario adoptar las medidas mencionadas.

Otra forma de prevenir la enfermedad es evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos; mantener los patios y jardines desmalezados y destapando desagües pluviales, eliminando el agua de los huecos de árboles, rocas, y rellenando agujeros de paredes y enterrando o eliminando todo tipo de basura o recipientes inservibles, entre otras medidas preventivas.

Las últimas lluvias y la humedad hacen que el peligro de contraer la enfermedad no cese, debido a que hay demasiada agua acumulada, lo que posibilita que abunden los mosquitos.

La Municipalidad de Azul deberá tomar debida nota de la situación y fumigar los posibles bolsones donde el agua se estanca, convirtiéndose en un campo fértil para la proliferación de los insectos e intervenir decididamente en los lugares donde hay basura acumulada que conllevan el peligro de que algún vecino pueda resultar afectado por la picadura de un mosquito infectado.

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *