LA SEMANA POLÍTICA

Los ruidos del futuro


En medio del multitudinario encuentro de motos, el entorno del intendente Bertellys analiza la posibilidad de ir por la reelección. Ningún funcionario lo admite pero se trabaja sobre esa hipótesis. Cómo sostener el volumen de lo construido con un  2018 complejo. Restauración del tejido político. Más dinero para la Comuna. La pobreza en el Azul que no se ve y la deuda de la democracia.
Escribe
Carlos Comparato
(comparatoc@yahoo.com.ar)
La liturgia pagana dijo presente en esta Semana Santa azuleña como hace casi 30 años. En una suerte de sincretismo, junto al encuentro de motos, que en esta oportunidad creció en presencia, actividades y convocatoria, están las ceremonias religiosas que transitan los padecimientos, la muerte y la resurrección de Cristo para el mundo de la fe.
Se suman, claro, aquellos que aprovecharon el turismo en este fin de semana extra largo, también con números que exaltan cierta idiosincrasia de la Argentina ponderada sobre la grieta social.
La tranquilidad, con aire de mansedumbre pueblerina azuleña, se vio trastocada por estos días. Calles invadidas por motos de todo tipo y cilindrada derivó en un movimiento económico en determinados rubros más la diversidad de ferias y puestos de todo tipo tanto en el predio donde se desarrolló el encuentro como en el centro de la ciudad. Es verdad, hay que bancarse cierto caos, especialmente de aquellos que alcanzan una especie de incomprensible orgasmo como si tuvieran una noche romántica con Pampita haciendo el famoso “corte” o contra explosión en sus motos. La otra posibilidad, más sociológica, es una manera de decir “acá estamos para que nos escuchen”.
Siempre habrá diversidad de miradas y cada una tendrá su parcela de razón pero hay que poner sobre la mesa la totalidad. Una zona de la ciudad desbordada por la concentración de gente expresa también esa necesidad de hallar un regocijo ante tanta pálida.
Año bisagra    
Si aparece algo que es determinante para la gestión del intendente Hernán Bertellys, es que éste es un año bisagra. Los primeros meses de este 2018 amanecieron complicados por diversos temas intrínsecos y otros que se le sumaron como el intempestivo cierre de Fanazul.
La pregunta es cómo logra sostener el volumen de apoyo que tuvo hace cinco meses en las elecciones legislativas y si esa construcción tiene proyección en el tiempo. Para decirlo de otro modo: ¿Bertellys fue el bombero que sacó de las llamas a la Municipalidad luego de la fallida experiencia de José Inza y ahora se inicia otra etapa de restauración del tejido político y social? ¿O podrá sostener la expectativa en la ciudadanía, argumento esencial de la acción política? ¿Cómo aparece configurada la oposición en ese escenario?
Y esto viene aparejado con la mirada en el 2019. Ya se sabe que en este país se vive apurado. Por conveniencia, por peculiaridad o por temor. Si tanto el presidente Mauricio Macri como la gobernadora María Eugenia Vidal (como otros dirigentes que ocupan diversos cargos ejecutivos) ya lanzaron desde su entorno de operadores sus nombres para jugarse a una reelección, ¿porqué no lo puede hacer el intendente Bertellys?
Análisis de un sondeo 
El sondeo de opinión que se hizo hace una semana por parte de una consultora de La Plata que abordaba preguntas sobre aspectos de la gestión municipal, el impacto del  cierre de la planta Fanazul o la imagen de los gobernantes, está siendo analizado, casi en secreto, por el entorno más íntimo del Jefe Comunal.
Algunos trazos gruesos muestran una caída en la imagen de Macri en tanto que se mantienen elevada, prácticamente en un mismo nivel, las de Vidal y Bertellys. Los reclamos sobre diversos rubros que hacen a los servicios públicos, el estado de las calles, etcétera conservan el mismo nivel que en setiembre del año pasado.
¿Para qué se hizo este sondeo? ¿El Jefe Comunal va por la reelección? Consultado un funcionario señaló que es muy prematuro hacer un anuncio de esas características ya que tienen por delante, como se indicó, un año complejo.
Las finanzas    
Confían en mantener el volumen de la obra pública, especialmente las que quedaron sin concluir en el 2017 y que ya tienen las partidas asignadas, además de la obtención de más recursos desde el gobierno provincial. Esto se debe a un aumento de la coparticipación que significarían aproximadamente unos 40 millones de pesos más.
Desde una mirada estrictamente económica, esta Comuna es inviable tal como está  estructurada por lo que se está trabajando para recuperar las herramientas financieras que permita enfrentar las demandas del funcionamiento operativo. El tema salarial es uno de los puntos más complejos. El acuerdo trimestral alcanzado con dos de los gremios ya vence en este mes que se inicia. Con un nivel de inflación que está superando lo pretendido por el gobierno, acota el margen de negociación tanto para las provincias como municipios.
La situación social    
Y están los reclamos cotidianos de los vecinos que van desde el estado de las calles a la situación social. Este es un punto que la administración comunal debería poner la lupa. Hay que decirlo, fuera de los límites de calles plagadas de autos cero kilómetro, está la ciudad que no se ve. Basta con dialogar con integrantes de distintas organizaciones sociales y de la Iglesia para tener una radiografía de las demandas demostrando que, por encima de los porcentajes oficiales, hay una pobreza estructural que viene desde hace muchos años. Cabe preguntarse: ¿los programas sociales alcanzan para sacar a millones de argentinos de la pobreza o hay que entrar en una nueva etapa donde se empiece a privilegiar la idea de una sociedad integrada y que se dignifique a través del trabajo?
Es uno de los peores pecados de la democracia después de 35 años: vamos por la tercera generación de ciudadanos asistidos.
¿Bertellys va por la reelección? No lo quieren confirmar. Lo único seguro es que el espacio que representa, a través de su partido vecinalista aliado a Cambiemos y un sector del radicalismo, dará pelea en el 2019. Este martes brindará su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante. Por fuera de las típicas enumeraciones de lo hecho, habrá que prestarle atención sobre los ruidos del futuro.

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. Marcos

    3 de abril de 2018 at 7:59 pm

    Bertellys no es ningún bombero. A la Municipalidad de Azul la salvaron Macro y Vidal, por más que a muchos les pese. Si en vez de Bertellys hubiera estado Juan de los Palotes o Ramiro Ortiz el resultado hubiera sido el mismo o mejor. Hay que juzgarlo por lo que hizo con los fondos propios. Favorecer a los amigos? Eso se merece Azul?
    Ya no sirve compararlo con Inza.
    Como vengo diciendo desde hace dos años: en el país de los ciegos el tuerto es rey.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *