CARTAS DE LECTORES

Los sin voz

<
>

Señor Director:

Hoy, con gran dolor, estoy escribiendo lo que nunca creí que iba a hacer. Estoy totalmente desconcertada y asombrada de la indiferencia y apatía que está engendrando esta sociedad… digo engendrando porque van surgiendo generaciones y vemos que cada vez es peor. Los buenos modales se van perdiendo día a día, los valores que alguna vez cultivaron nuestros padres con mucho esmero decayeron, a tal punto que los jóvenes y niños ya no usan el “buen día”, “permiso”, “por favor”, “disculpe”… estos principios fundamentales que hacen al individuo integrarse a una sociedad educada en estos tiempos, la retrotrae al escalón más bajo de la degradación humana: La insensibilidad hacia el otro.

Lo más doloroso es que, los que deberían gobernar para el pueblo y escuchar sus voces, solo lo hacen para ellos y unos pocos, que como “ciudad-pueblo” que somos nos conocemos bien. Soy profesional, trabajo, tengo una familia, y también otras actividades… no estoy libre de tiempo si piensan que esto lo hago por ocio. Estoy junto a un grupo de personas que realizan tareas de protección a los perritos callejeros que “estaban” circulando por la ciudad. Problemática que se pedía a gritos, fuera resuelta por las autoridades como correspondía, con políticas de estado serias, con fondos que se podían obtener de manera estratégica para fomentar y continuar con planes de castraciones masivas, registros antirrábicos, multas a propietarios de mascotas que no cumplieran con los requisitos pedidos: libreta de vacunación, tenencia responsable… MALTRATO ANIMAL…, etc. Muchas son las cosas que se pueden hacer y se hubieran hecho si realmente la voluntad política hubiera tenido prioridad, y no como hicieron en estos días: levantar a hurtadillas y en silencio los perros, que si bien hay muchos, procediendo a su desalojo de la ciudad, por las quejas de aquellos vecinos que, equivocadamente, creen que porque son profesionales, con dinero o pertenecen a alguna alcurnia u status social, tienen que ser oídos… Han destruido la confianza de “hacer juntos”, que se proponía.

Piensan que la ciudad debe estar limpia tirando a la buena de Dios a esos animalitos, que no tienen la culpa de estar en las calles… Esto pasó por la discontinuidad de las castraciones y la corrupción de los gobiernos… Jamás actuaron con transparencia y responsabilidad. Minimizaron un problema que es grave… Nunca se contactaron con profesionales idóneos para que los guiaran sobre salud pública, enfermedades transmisibles al hombre etc, etc. Han tirado a los animales a un predio sin acondicionar, porque se acercan las elecciones y debemos hacer política, a más de 70 canes… Machos con hembras juntos, sin comida, sin agua, a la intemperie, diciendo: “son perros”, sin saber, porque no conocen, que son seres vivos y sienten, y sufren… Solo que no hablan…                                                                                                                                No es posible que las proteccionistas tengan que comprometerse y luchar por este salvajismo a los que sometieron a todos esos animales, y que la ayuda que se reciba provenga de ellas…No es posible que el municipio acepte donaciones para esos perritos, que si bien las chicas lo hacen por los callejeritos, también trabajan en otro lugar y tienen familia y otros compromisos… El trabajo es doble o triple que hacen. Las autoridades municipales deberían ponerse a trabajar y dar el ejemplo como sociedad educada. A la inversa, lo que demostró, fue insensibilidad e ineptitud para solucionar un problema que hace años se viene pidiendo y hace años no se ha hecho nada. Esto es maltrato animal y hay leyes que los protegen. Los caniles son para los perros verdaderos campos de concentración donde no hay diferencia de los humanos… poco a poco desaparecen los perros , y nadie sabe nada…El maltrato animal se castiga, y las leyes están… la actitud del municipio deja mucho que desear… la política tiene que ver con las acciones, con el trabajo, con la aptitud, con el compromiso hacia la sociedad, con el bienestar, con la salud, con el medio ambiente, con aplicaciones de políticas de estado sólidas, basadas en principios  y leyes recientes, y apoyadas por gente idónea y no comprometida políticamente con unos pocos, que no hacen a la ciudad de Azul.

La política que está llevando a cabo este municipio nada tiene que ver con esto… se basa, contrariamente a lo anterior, en la desidia, la indiferencia y el maltrato hacia los animales.

Jamás vamos a progresar cuando la prioridad es hacer antes de analizar, destruir antes de elaborar y lo peor… querer hacer política SIN TRABAJAR….

S.M.V.

DNI: 17.459.172

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. EL BARBARO

    Julio 30, 2017 at 6:31 pm

    ¡¡¡¡totalmente de acuerdo con su carta¡¡gobierno insensible y mentiroso¡¡¡¡

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *